Formulario de búsqueda

Los consumidores españoles están “ansiosos” por ser ecológicos pero no saben por dónde empezar

  • Un estudio de Oracle recoge los comportamientos de los usuarios hacia la ética y la sostenibilidad
  • Las generaciones jóvenes lideran la responsabilidad verde y están dispuestas a pagar más por energías limpias

Los hábitos sostenibles y ecológicos son cada vez más comunes entre los consumidores. Existen cada vez más opciones de cara a realizar compras que sean responsables con el medio que nos rodea. Sin embargo, la falta de información puede jugar una mala pasada a la sociedad ante un abanico tan amplio de posibilidades.

El 59% de los encuestados son conscientes de la importancia de reducir la contaminación

De hecho, según un estudio de Oracle, los consumidores españoles están “ansiosos por volverse ecológicos", pero muchos no saben por dónde empezar. Ahí es donde entra el trabajo de las empresas como buenas comunicadoras de productos y servicios respetuosos con el medio ambiente. Y es lo que, según el estudio, demandan los consumidores: más información.

Y es que más de la mitad (el 58%) de los encuestados aseguran que combatir el cambio climático es una cuestión importante para ellos a nivel personal y el 59% de ellos son conscientes de la importancia de reducir la contaminación del aire. El 29%, sin embargo, admite no saber qué es lo que está causando sus emisiones de dióxido de carbono (CO₂).

El estudio, realizado el pasado mes de febrero a 2.584 usuarios en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia y España, señala que los usuarios esperan y demandan de sus proveedores de servicios (utilities) más información sobre su uso de la energía, sus costes y cómo reducir ambos.

Un número creciente de empresas de servicios públicos (utilities) se han fijado ambiciosos objetivos de emisiones netas de carbono cero de cara a 2050, y será esencial contar con clientes que ayuden a lograr ese objetivo”, ha explicado en un comunicado Diana Fernández, Senior Director Business Development en Oracle EMEA.
Un cambio en los hábitos de los usuarios puede causar también un cambio en los objetivos globales de descarbonización.

 Las empresas están viendo el el gran impacto que causan los pequeños cambios en el comportamientos de los usuarios.- Diana Fernández (Oracle)

Los hábitos de los consumidores españoles

El estudio señala, en palabras de Diana Fernández, que, con el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, "las utilities necesitan confiar más en los consumidores para superar los días difíciles", utilizando energía cuando la misma es más limpia y está más disponible. La encuesta muestra que los consumidores están dispuestos a ser parte de la solución y a responder a la llamada de su empresa de servicios "si la información es clara". Estos son los datos:

  • El 58% de los encuestados aseguran que están luchando contra el cambio climático y el 59% afirma que reducir la contaminación del aire es un reto personal para ellos.
  • El 52% de los participantes desean que se limite la dependencia de las “energías sucias” mediante la transición a fuentes de energía renovable.
  • El 49% de los consumidores quieren reducir su huella de carbono.
  • El 28% están dispuestos a seguir los consejos de su empresa de servicios para reducir el consumo general de energía en su hogar.
  • El 28% trasladaría su consumo de energía a una franja horaria en la que esta sea más barata y más limpia.
  • El 26% compraría uno o más electrodomésticos de bajo consumo; el 25% se haría con un termostato inteligente; el 18% calentaría o enfriaría su hogar en los momentos óptimos y el 38% de los encuestados tomarían o ya han tomado medidas para reducir el uso de energía con el fin de ayudar a evitar apagones

La falta de concienciación impide el cambio

La información es la mitad de la batalla cuando se trata de ayudar a los consumidores a realizar cambios significativos en sus comportamientos de uso de la energía. En las empresas de utilities recae la responsabilidad de ofrecer formación y consejos relevantes y oportunos sobre eficiencia energética, alentando a los consumidores finales a tomar medidas. Esto es lo que demandan los consumidores:

  • El 76% cree que su proveedor de energía debería hacer más para reducir las emisiones de carbono.
  • El 76% de los encuestados opinan que su empresa de utilities debería hacer más para garantizar que la energía esté siempre disponible.
  • El 76% considera que los proveedores de utilities deberían ayudar a sus clientes a utilizar la energía en los momentos más eficientes del día.
  • El 75% de los encuestados creen que estas compañías tendrían que ayudarles a reducir el uso de energía en el hogar.
  • El 74% opina que su proveedor de energía debería apoyarles en el acceso a más electricidad procedente de fuentes renovables.

Las generaciones más jóvenes lideran la responsabilidad verde

Todo lo acontecido en 2020 ha despertado y consolidado el compromiso de las empresas con la sociedad y el planeta. Aunque han sido las generaciones más jóvenes las que más han impulsado este cambio, incluso antes de que comenzara la crisis sanitaria.

El estudio señala que el 70% de los consumidores de la Generación Z y el 56% de los Millennials están dispuestos a pagar más por energía limpia, frente al 35% de los Baby Boomers. Casi el 50% de estas generaciones tiene la intención de comprar o alquilar un vehículo eléctrico en los próximos cinco años.

El 58% de la Generación Z planea instalar paneles solares en los próximos 45 años

Respecto a la energía en el hogar, el 58% de la Generación Z y el 41% de los Millennials planean instalar paneles solares en los próximos cinco años. De hecho, El 28%  y el 32% respectivamente, indican que ya ha adquirido o comprará, en el próximo año, un termostato inteligente y que dejaría que lo controle su empresa de utilities con el fin de reducir su uso de energía y sus costes.

Y es que, tras la pandemia, el coste sigue siendo un factor muy importante cuando los consumidores se plantean desplegar tecnologías para el ahorro de energía, como los paneles solares o los vehículos eléctricos.

"Con el fin de cumplir con sus ambiciosas metas de descarbonización, al tiempo que proporcionan un alivio en lo que respecta a la factura de los consumidores y una oferta de mayor valor de cara a los mismos”, ha finalizado Diana.