Formulario de búsqueda

Estas son las novedades en la carrera tecnológica por el coche autónomo

  • Hyundai y Kia han comunicado que, después de todo, no están en conversaciones con Apple
  • Toyota se ha asociado con Aurora, mientras que Volkswagen tomará impulso con la nube de Microsoft

Tesla, Amazon, Apple, Uber… Esos son algunos de los nombres de compañías tecnológicas que se han lanzado a la carrera por desarrollar y comercializar el coche autónomo. No obstante, compañías automovilísticas tradicionales, como Toyota, Volkswagen o Hyundai también se han embarcado en el camino de redefinir el transporte y la movilidad del futuro.

Tras conocerse a comienzos de este año que Apple podría comenzar la producción del "Apple Car"-como se conoce comúnmente al coche eléctrico y autónomo de la compañía- en 2024, Hyundai confirmó ante la prensa que se encontraba en conversaciones con los de Cupertino con la intención de ir de la mano en este terreno. No obstante, a finales del mes de enero, Kia también afirmó estar en las conversaciones preliminares para desarrollar el proyecto.

Las acciones de Hyundai cayeron un -6,2% tras conocerse la noticia

No obstante, ambos fabricantes surcoreanos dijeron el lunes de esta misma semana que, después de todo, no estaban en conversaciones con Apple para desarrollar automóviles autónomos. "Hyundai Motor está recibiendo solicitudes de múltiples compañías para la cooperación en el desarrollo conjunto de vehículos eléctricos autónomos, pero no se ha decidido nada, ya que está en una etapa temprana", ha comentado la firma según la CNBC.

La noticia ha sacudido a los inversores que habían estado apostando por algún tipo de vínculo entre las empresas basándose en semanas de especulaciones. Las acciones de Hyundai Motor cayeron un -6,21% en Corea del Sur el mismo lunes, perdiendo aproximadamente 2.800 millones de dólares en valor de mercado. Por su parte, las acciones de Kia Motors descendieron un- 15%, borrando 5.400 millones de dólares de su valor de mercado. Otras filiares, incluidas Hyundai Wia, Hyundai Mobis y Hyundai Glovis, también cayeron drásticamente.

El interés de Apple en ambos fabricantes de automóviles de Corea del Sur tenía sentido, ya Hyundai se ha mostrado abierta a unir fuerzas con empresas de tecnología. En este sentido, tiene asociaciones con el buscador chino Baidu y el fabricante de chips estadounidense Nvidia sobre conducción autónoma. Además, la compañía ha logrado avances significativos en los vehículos de próxima generación, incluidos los automóviles con celda de combustible de hidrógeno y una plataforma de fabricación de vehículos eléctricos.

No obstante, con la interrupción de las conversaciones tanto con Hyundai como con Kia, los expertos señalan que Apple podría optar por establecer relaciones con otros fabricantes de automóviles destacados como Honda, Jaguar Land Rover o Geely, el propietario chino de Volvo, entre las posibles opciones y alternativas.

La asociación de Toyota con Aurora

Toyota Motor y su socio proveedor Denso han anunciado que se asociarán con la startup Aurora Innovation para desarrollar y construir una flota de minivans Sienna autónomas, que podrían comenzar a probarse a finales de 2021. Una vez que terminen las pruebas, las empresas esperan poder producir en masa vehículos autónomos como parte de una operación a gran escala.

El acuerdo posicionaría a la startup en un camino más sólido y claro hacia la rentabilidad de su tecnología, que actualmente compite con Waymo de Alphabet; Cruise de General Motors; y Argo AI, cuyos principales inversores son Ford y Volkswagen. La noticia se da a conocer dos meses después de que Uber anunciara la venta de su división de vehículos autónomos, agrupada bajo el nombre de Advanced Techonologies Group (ATG), a Aurora Innovation. Los expertos situaron el importe de la operación en los 4.000 millones de dólares.

Por su parte, Toyota y Denso también eran inversores en ATG, junto con SoftBank Group. La automovilística japonesa estaba trabajando con la tecnología de Uber para desarrollar un sistema de conducción autónoma que se implementará en el modelo Sienna. Toyota sigue siendo inversor en Uber, aunque transfirió su participación accionaria de ATG a Aurora como parte de la transacción de diciembre.

Aurora ha asegurado que explorará con Denso la producción masiva de componentes autónomos y con Toyota el desarrollo de servicios de movilidad, incluidos financiación, seguros y mantenimiento. Por otro lado, la startup tiene un acuerdo con el fabricante de camiones pesados ​​Paccar para desarrollar sistemas de conducción autónoma para el reparto de mercancías de larga distancia.

Volkswagen aprovechará la tecnología Cloud de Microsoft

Volkswagen ha anunciado que utilizará los servicios de computación en la nube de Microsoft para optimizar sus esfuerzos en el desarrollo de software para coches autónomos. Hasta ahora la firma había trabajado de manera independiente en el diseño de nuevos modelos de coches sin conductor, sistemas de asistencia y control de crucero adaptativo a los vehículos actuales. El año pasado la compañía consolidó su trabajo en una subsidiaria llamada Car.Software Organization, con el objetivo de coordinar mejor la relación con los proveedores y fabricantes.

De ahora en adelante, Car.Software colaborará con Microsoft para construir una plataforma de conducción automatizada (Automated Driving Platform, ADP por sus siglas en inglés) basada en la nube de Azure y aprovechar sus capacidades de computación y datos, y así ofrecer experiencias de conducción automatizadas aún más rápido a escala global. Volkswagen y Microsoft han sido socios estratégicos desde 2018 en Volkswagen Automotive Cloud, una plataforma cloud global que proporciona servicios de movilidad digital para toda la cartera de clientes de la empresa automotriz.

Automated Driving Platform - Volkswagen y Microsoft

A medida que el Grupo Volkswagen se transforma en un proveedor de movilidad digital, su objetivo es aumentar la eficiencia de su desarrollo de software. “Estamos construyendo la plataforma de conducción automatizada con Microsoft para simplificar el trabajo de nuestros desarrolladores a través de un entorno de ingeniería escalable y basado en datos”, ha explicado Dirk Hilgenberg, Director Ejecutivo de Car.Software Organization en un comunicado. “Combinando nuestra amplia experiencia en el desarrollo de soluciones de conducción conectada con los conocimientos de ingeniería de software y la nube de Microsoft, aceleraremos la entrega de servicios de movilidad seguros y cómodos”.

Según indican desde Volkswagen, la conducción automatizada ayudará a mejorar la seguridad de los pasajeros al tiempo que reducirán la congestión del tráfico haciendo que la movilidad sea aún más cómoda. No obstante, la construcción de estas soluciones requiere capacidades computacionales a gran escala, así como capacitación y validación constante de algoritmos.

Ambas compañías abordarán estos desafíos simplificando la experiencia del desarrollador y aprovechando los "aprendizajes de las millas conducidas" a través de una base de datos que comprende información de tráfico real de los vehículos, así como datos de simulación. Consideran que la Automated Driving Platform ayudará a reducir los ciclos de desarrollo de meses a semanas y a administrar de manera eficiente la enorme cantidad de datos.