Formulario de búsqueda

Hyundai presenta Tiger, un robot autónomo explorador que camina y rueda

  • Está pensado para intervenir en desastres naturales, zonas inaccesibles o para misiones espaciales
  • Puede actuar con tracción total o desplazándose con sus cuatro patas por cualquier tipo de terreno

El Grupo Kia-Hyundai Motor ha presentado Tiger, un vehículo autónomo que puede actuar con tracción a las cuatro ruedas o como una máquina andante de cuatro patas. Ha sido diseñado para desplazarse sin tripulación y está pensado para intervenir en desastres naturales, accidentes, zonas inaccesibles para el ser humano o para apoyar a las personas en sillas de ruedas. Tiger ha sido desarrollado en California por New Horizons Studio, fundado por Hyundai para la creación de vehículos de movilidad avanzada (UMV).

Hyundai presentó en 2019 el Elevate, un vehículo parecido pero que admite pasajeros

Detrás de Tiger se esconden las siglas de “robot inteligente y transformable para recorridos sobre el terreno”. Un concepto que el grupo inauguró con Elevate, presentado en el CES Las Vegas de 2019 como un walking car. Al igual que Tiger, era capaz de caminar o rodar según las circunstancias del terreno. La diferencia entre ambos está en que Elevate sí admite tripulación a bordo.

El segundo UMV del fabricante asiático responde a otro concepto, más compacto, y similar al de los rover lunares utilizados en las misiones espaciales. De hecho, Hyundai atribuye a Tiger la capacidad para “explorar la superficie de otro satélite o planeta”. “Vehículos como Tiger y las tecnologías que lo hacen posible nos dan la oportunidad de dar rienda suelta a nuestra imaginación. Constantemente buscamos nuevas formas de replantear el diseño y el desarrollo de vehículos para redefinir el futuro del transporte y la movilidad”, ha declarado John Suh, Director de New Horizons Studio.

...

La doble identidad de Tiger: ruedas y patas

Tiger camina y rueda. Con las patas replegadas, se desplaza como un vehículo de tracción total. Es su modo de funcionamiento más eficiente porque se mueve por tracción rodante. Cuando se queda atascado o necesita acceder a un terreno abrupto o intransitable, utiliza su capacidad de andar para moverse más fácilmente sobre esas superficies.

Está previsto que Tiger se conecte con drones que lo transportarán a lugares extremos

Su sistema de patas y ruedas se complementa con un control de dirección de 360 grados y unos sensores que le permiten observar a distancia. También está previsto que se conecte a drones para que puedan transportarlo y llevarlo a los lugares extremos y remotos. A su vez, Tiger puede transportar cargas. Tiene un compartimento pensado para llevar paquetes de ayuda en situaciones de emergencia. La doble identidad que le confieren sus ruedas y patas hace que sea más útil que un vehículo terrestre típico en situaciones extremas y a la hora de mantener la carga útil más nivelada. Otra aplicación que comentan sus creadores es la de brindar accesibilidad a personas en silla de ruedas, convirtiéndose, por ejemplo, en una rampa.

Tiger es, por el momento, un prototipo, pero reafirma la intención del Grupo Kia-Hyundai Motor de explorar la robótica y todo tipo de vehículos autónomos. En diciembre del año pasado, el fabricante coreano compró Boston Dynamics, empresa especializada en ingeniería y robótica. A lo que hay que unir su colaboración en la tecnología de coches sin conductor con Apple, con la que podría desarrollar un vehículo.