Formulario de búsqueda

Amazon invierte en el sector de los coches autónomos con la compra de Zoox

Compartir en:

Amazon invierte en el sector de los coches autónomos con la compra de Zoox

  • Este movimiento podría permitir una reducción en los costes derivados de la distribución de productos
  • Elon Musk, fundador de Tesla, ha tachado de “imitador” a Jeff Bezos por la adquisición de Zoox

Amazon ha anunciado la compra de Zoox por un valor de 1.200 millones de dólares (según The New York Times). Se trata de una empresa fundada en 2014 y centrada en el diseño de tecnología que permite la movilidad autónoma.
Jeff Wilke, CEO Worldwide Consumer de Amazon, ha declarado en un comunicado que "Zoox está trabajando para imaginar, inventar y diseñar una experiencia de transporte autónomo de clase mundial”.

Zoox cuenta con varios ex-trabajadores de Tesla

Por su parte Aicha Evans, CEO de Zoox, ha asegurado que ”esta adquisición solidifica el impacto de Zoox en la industria de la conducción autónoma". La empresa recalca que han avanzado mucho con su enfoque “especialmente diseñado para la movilidad segura” y que ahora “el apoyo de Amazon acelerará notablemente nuestro camino hacia la entrega de transporte seguro, limpio y agradable para el mundo”.

La compañía de Jeff Bezos ya ha realizado inversiones en diversas empresas centradas en el desarrollo de tecnología de movilidad autónoma, como Rivian Motors y Aurora Innovation. Sin embargo, este movimiento ha generado un especial recelo en otras compañías centradas en el sector de los vehículos autónomos. Es el caso de Elon Musk, fundador de Tesla, que ha tachado de “imitador” a Jeff Bezos desde su cuenta de Twitter.

La acusación se asienta sobre el hecho de que Zoox ha contratado a varios ex-trabajadores de Tesla y la empresa de Musk considera que se habría aprovechado de los conocimientos que estos adquirieron en su compañía.

Desde Zoox han negado las incriminaciones de Tesla y defienden que, desde su fundación en 2014, siempre han respetado los acuerdos de confidencialidad de sus trabajadores.

Más allá de la guerra empresarial, la movilidad autónoma podría suponer un nuevo e importante paso en el negocio de Amazon, que le permitiría desempeñar su principal tarea: la distribución de productos con un gran ahorro de personal.

De momento, Amazon no ha dicho que su intención sea sustituir a los repartidores, sino más bien tomar posición en el mundo de la autonomía tecnológica, donde hay gigantes como Uber o Google ya posicionados.
Habrá que esperar para ver cómo avanza la lucha empresarial por la pista de la autonomía.