Formulario de búsqueda

Volvo actualiza su identidad visual y se compromete a eliminar el cuero en sus vehículos eléctricos

  • La automovilística ha apostado por un diseño minimalista y monocromo pensado para la era digital
  • Los vehículos totalmente eléctricos carecerán de cuero como parte de una postura ética ante el bienestar animal

La industria del automóvil se encuentra en pleno proceso de electrificación del vehículo privado, mientras que en el largo plazo, mira hacia la conducción autónoma. Dos procesos revolucionarios, sumamente influenciados por la transición general hacia una la economía digital, que están dejando huella no solo en los procesos y productos de las compañías del sector, sino también en sus estrategias de marketing y comunicación.

Tras Peugeot, Renault o Kia, Volvo Cars se suma a las compañías automovilísticas que en el último año han impulsado una renovación de su identidad visual para adecuarse a la evolución hacia nuevos modelos de movilidad. Al igual que sus competidores, la marca sueca se ha visto influenciada por los elementos digitales y la sostenibilidad para diseñar su nuevo logotipo, que apuesta por un estilo minimalista, moderno y simplificado. Con una creación que conserva los elementos fundamentales de su identidad, como el círculo o la flecha, Volvo deja atrás la insignia metalizada y tridimensional que ha identificado su marca hasta ahora.

Evolución logotipos Volvo

Sin darlo a conocer mediante comunicado oficial, la compañía ha hecho visible el cambio en sus redes sociales y plataformas digitales. Como puede observarse, Volvo ha optado por prescindir de la superficie cromada y con profundidad en su anillo -parte de la identidad corporativa desde 1930-, que ahora pasa a ser completamente plano y negro monocromo sobre fondo blanco. Con ello, consigue un diseño adaptable para todo tipo de superficies y formatos, adecuado para una comunicación más digital. Por otro lado, mantiene la tipografía de su naming, aunque elimina el rectángulo azul que hasta ahora lo enmarcaba.

Según recoge Cardisiac, la nueva insignia ha sido ideada con el objetivo de armonizar la identidad visual de Volvo Cars y Volvo Group y hacer más reconocible a la compañía en el mercado digital. De esta forma, será visible en las distintas áreas de negocio online de todas las divisiones nacionales de la marca, aunque no será hasta el año 2023 cuando la nueva identidad se visible en los coches de la compañía.

Coches eléctricos sin cuero

Junto a la actualización de su identidad visual, Volvo ha dado a conocer su compromiso de eliminar el cuero de todos sus coches eléctricos como parte de su adopción de una postura ética y responsable con el bienestar animal. Así, a partir del nuevo modelo C40 Recharge, todos los vehículos totalmente eléctricos de la marca estarán completamente libres de cuero.

En esta línea, Volvo Cars ha asegurado estar trabajando activamente para encontrar fuentes sostenibles y de alta calidad para muchos materiales que se utilizan actualmente en la industria automotriz en general. Así, para el año 2025, la compañía tiene como objetivo que el 25% del material de sus nuevos automóviles consista en contenido reciclado y de origen biológico, ya que busca convertirse en un negocio completamente circular para 2040.

Como parte de la consecución de esta meta, la compañía ya ha desarrollado "Nordico", un nuevo material para el interior de los coches que consiste en textiles hechos de material reciclado como botellas de PET, material bioatribuido de bosques sostenibles en Suecia y Finlandia, y corchos reciclados de la industria del vino. Con este material, que hará su debut en la próxima generación de modelos Volvo, la marca establece un nuevo estándar para el diseño de interiores premium.

No obstante, continuará ofreciendo opciones de mezcla de lana de proveedores que están certificados para abastecerse de manera responsable, ya que la compañía busca garantizar la trazabilidad completa y el bienestar animal en su cadena de suministro de lana.

"Ser un fabricante de automóviles progresista significa que debemos abordar todas las áreas de la sostenibilidad, no solo las emisiones de CO2", ha comentado Stuart Templar, Director de Sostenibilidad Global de Volvo Cars. “El abastecimiento responsable es una parte importante de ese trabajo, incluido el respeto por el bienestar animal. Ir sin cuero dentro de nuestros coches eléctricos puros es un buen paso para abordar este problema".