Formulario de búsqueda


Las empresas fintech siguen creciendo en España

Compartir en:

Las empresas fintech siguen creciendo en España

  • El éxito de las empresas del sector fintech se debe en buena parte a una estrategia de marketing eficaz
  • Los nuevos servicios financieros, basados en las nuevas tecnologías, se caracterizan por la inmediatez y la comodidad

La fusión de las finanzas con las nuevas tecnologías es ya una realidad consolidada. Las reticencias de los consumidores a realizar transacciones por internet han quedado atrás; la rapidez y la comodidad han ganado la batalla y el sector fintech crece como la espuma. El Observatorio Fintech cifra en más de 300 las empresas españolas especializadas en el sector y la actividad no para de crecer. Para el 2019, se calcula que este ámbito económico estará dando trabajo en España a cerca de 5.000 personas.

El concepto fintech está íntimamente unido a la revolución digital

El concepto fintech está íntimamente unido a la revolución digital y donde más ha hecho mella es en la banca. Las empresas dedicadas a los préstamos urgentes, que permiten obtener dinero de forma rápida y sencilla, han removido los cimientos de la banca tradicional.

Ahora todo es mucho más simple y ahí radica la clave del éxito. Pero las fintech no solo se centran en prestar dinero a particulares. Al margen de esta actividad crediticia, también existen empresas fintech especializadas en otras actividades:

  • Asesoramiento financiero por internet a empresas y particulares: inversiones, gestión de las finanzas, etc.
  • Transacciones: cobros y pagos a través de plataformas que trabajan al margen de los bancos. En este sentido, están adquiriendo relevancia las operaciones a través del móvil.
  • Crowdfounding y crowdlending: financiación de proyectos entre particulares.
  • Cryptomonedas: transacciones a través de monedas virtuales.

El marketing y las fintech

El éxito de las empresas del sector de las fintech se debe en buena parte a una estrategia de marketing eficaz, que se basa en conceptos como la confianza, la rapidez y la seguridad. La idea de que los bancos son lentos, ineficaces y excluyentes, ampliamente extendida entre la población, ha servido para construir un discurso antagónico. Los nuevos servicios financieros, basados en las nuevas tecnologías, se caracterizan por la inmediatez y la comodidad. Incluso el trato personalizado, hasta hace poco un arma exclusiva de las entidades tradicionales, es hoy un reclamo publicitario a favor de las fintech.

Las startup financieras se esfuerzan por conquistar la confianza de sus clientes

Dentro de las estrategias de marketing tiene una enorme importancia el feedback con los consumidores. El trabajo en redes sociales y el email marketing también juegan un papel determinante de cara a captar las preferencias de los usuarios y testear nuevos productos. Y todo debe estar envuelto en un halo de confianza.

Las startup financieras se esfuerzan por conquistar la confianza de sus clientes, poniendo énfasis en la seguridad de las transacciones y asegurando una política escrupulosa en materia de protección de datos.

Colaboración con la banca tradicional

El crecimiento de las fintech y la inapelable expansión de las nuevas tecnologías han llevado a la banca tradicional a cambiar su forma de proceder y adaptarse.

Hoy en día, la mayoría de entidades han establecido acuerdos con empresas fintech para incorporar nuevos servicios y mejorar su relación con el cliente. Las fintech y la banca parecen haber enterrado el hacha de guerra. De hecho, según los últimos análisis del Observatorio de la Digitalización Financiera (ODF), el 48% de las fintech financieras son complementarias a los bancos, el 32% colabora con ellos y solo el 20% se consideran competidoras directas de la banca tradicional.