Formulario de búsqueda

Headspace y Ginger se unen para crear una gran plataforma digital de salud mental

  • El objetivo es crear la plataforma digital de bienestar y salud mental más accesible y completa del mundo
  • La operación responde a la creciente competitividad y el aumento de servicios relacionados con salud mental

Headspace, la plataforma global centrada en mindfulness y meditación, y Ginger, la aplicación que ofrecer servicios de salud mental bajo demanda, han dado a conocer su acuerdo de fusión. La operación responde a la voluntad de ambas compañías de unir fuerzas para “crear la plataforma digital de bienestar y salud mental más accesible y completa del mundo”.

La entidad resultante se denominará Headspace Health y busca democratizar la atención de la salud mental para brindar un amplio espectro de apoyo, acompañamiento y soporte integral y asequible para todas las personas. La fusión tiene lugar en un momento crítico en el que la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad global de atender al bienestar emocional y la salud mental. Tal y como explican las compañías en un comunicado atendiendo a datos de la Organización Mundial de la Salud, cerca de mil millones de personas en todo el mundo viven con algún tipo de trastorno mental.

"Estamos siendo testigos de una crisis de salud mental que no se parece a nada que hayamos experimentado en nuestras vidas, sin embargo, la mayoría de la atención de la salud mental actual no es accesible ni asequible", ha comentado CeCe Morken, CEO de Headspace. "Juntos, como Headspace Health, abordaremos los desafíos sistémicos de acceso y asequibilidad de una manera fundamentalmente diferente al crear la empresa de salud mental y bienestar más holística, escalable y eficaz del mundo".

"Ginger ha creado el estándar de oro en la atención de la salud mental bajo demanda"

Por su parte, Russell Glass, CEO de Ginger, ha puesto en valor que ambas compañías compartan una visión común del futuro de la atención a la salud mental y ha reflexionado sobre cómo las dos plataformas han contribuido a la conversación social. “Al abrir este próximo capítulo, no puedo evitar reflexionar sobre lo orgulloso que estoy del equipo de Ginger, que ha creado el estándar de oro en la atención de la salud mental bajo demanda, accesible a más de 25 millones de personas en todo el mundo”, ha comentado en LinkedIn. “Headspace Health tiene la oportunidad sin precedentes de abordar los desafíos en el acceso y la asequibilidad de la atención de la salud mental de una manera fundamentalmente diferente”.

Una vez se formalice la operación, la cual se espera para el último trimestre de 2021, Russell Glass asumirá el cargo de CEO en la nueva compañía, mientras que CeCe Morken seguirá siendo CEO de Headspace ocupado también la posición adicional de Presidenta de la entidad combinada. Tal y como informa Fast Company, combinadas, las empresas tendrán contratos con 2.700 empresas y planes de salud, y atenderán a casi 100 millones de usuarios en todo el mundo. Headspace Health proyecta ventas brutas de 300 millones de dólares en reservas para fines de 2021.

Headspace Health reunirá bajo su abanico de servicios una conjunción de los ofrecidos por las empresas fusionada, tanto a usuarios como empleadores, desde ansiedad hasta depresión o diagnósticos más complejos. Con una combinación de experiencia, investigación y tecnología, ayudará a mejorar la resiliencia, reducir el estrés y brindará tratamiento a millones de personas que experimentan síntomas de salud mental.

Según destacan desde ambas compañías, casi la mitad de los adultos en Estados Unidos informaron de síntomas de depresión o ansiedad durante la pandemia. Resaltan, además, que una investigación de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha concluido que los empleados con depresión no resuelta experimentan una reducción del 35% en la productividad, lo que resulta en una pérdida económica anual estimada de 210.000 millones en el país vinculada al ausentismo,  disminución de la productividad y costes médicos.

Fundada en 2010, Headspace alcanza ya a más de 70 millones de usuarios en 190 países y el año pasado consiguió recaudar 100 millones en fondos de capital. Por su parte, Ginger cuenta con 25 millones de usuarios en 50 mercados y ha alcanzado una valoración de 1.000 millones de dólares tras recibir inversión de Blackstone Group.