Formulario de búsqueda

Solo 1 de cada 4 directivos confía en la ciberseguridad de su organización

Compartir en:

Solo 1 de cada 4 directivos confía en la ciberseguridad de su organización

  • El estudio de VMWare señala que las empresas españolas enfrentan estas amenazas  con herramientas obsoletas
  • El 17% de los encuestados confían en la preparación de sus equipos para abordar estos problemas

A comienzos de este año, un informe realizado por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha reportado que, durante 2018, se detectaron 38 mil incidentes de ciberseguridad en España, lo que representa un aumento del 43% respecto al año anterior.

El 51% de los responsables de TI españoles afirman haber adquirido soluciones de ciberseguridad en el último año

Ante el crecimiento exponencial de las amenazas a la seguridad informática en las organizaciones, VMware, en colaboración con Forbes Insights, han realizado un estudio que señala que solo el 25% de los directivos de Europa, Oriente Medio y África confían en la estrategia implementada en sus empresas para prevenir los ataques cibernéticos.

Pese a que poco más de la mitad de los directivos y responsables de TI en España afirman haber adquirido soluciones de ciberseguridad en el último año, el 69% consideran que estas herramientas se encuentran desactualizadas.

De todas formas, únicamente el 20% de los encuestados tienen planes de aumentar su inversión en la detección e identificación de ataques. Sin embargo, al extender el plazo de esta pregunta, el 86% admiten que planean incrementar la compra o instalación de nuevos productos de seguridad en los próximos tres años.

Por otra parte, aunque casi un tercio (31%) de las personas consultadas aseguran contar con más de 26 soluciones de seguridad instaladas en sus organizaciones, el 26% de los responsables de TI en España declaran que tardan hasta una semana en solucionar un problema de ciberseguridad, plazo que genera grandes preocupaciones, sobre todo si se tiene en cuenta la inmediatez con la que funciona internet.

Para VMWare, este estudio señala “preocupante tendencia de prácticas lentas e ineficientes para combatir las ciberamenazas, a pesar de que el impacto económico de la ciberdelincuencia se ha multiplicado por cinco desde 2013, según datos de la Unión Europea.

“Como dijo Einstein, locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando resultados diferentes. Esto es lo que pasa con la seguridad TIC, donde la inversión en soluciones tradicionales continúa siendo eclipsada por la repercusión económica de las brechas. Vivimos en un mundo de mayor complejidad, con interacciones más complejas, más dispositivos y sensores conectados, trabajadores dispersados y la nube. Todo ello ha creado una superficie de ataque exponencialmente mayor que ha cambiado por completo las reglas", explicó Sylvain Cazard, Vicepresidente para SDDC de VMware EMEA, quien agrega: "La seguridad requiere de un cambio en el modelo de inversión para pasar de tratar de prevenir las brechas a toda costa a construir una seguridad intrínseca en todo, desde la aplicación a la red, básicamente todo lo que se conecta y transporta datos. Las brechas son inevitables pero lo verdaderamente importante es la rapidez y efectividad con las que se mitigan las amenazas”.

Solo el 17% confía en la preparación de sus compañeros para abordar los problemas de ciberseguridad

De los ejecutivos de las 650 empresas consultadas, solo el 14% confía extremadamente en la seguridad de sus despliegues en la nube y menos una quinta parte (17%) confía en la preparación de sus empleados o compañeros para abordar los problemas de seguridad. En España, solo el 14% de los equipos de TI considera que sus directivos son muy colaborativos cuando se trata de ciberseguridad.

“Potenciar una cultura de concienciación sobre seguridad y colaboración entre todos los departamentos y equipos es también fundamental. Los directivos, los departamentos de TI deben hablar el mismo lenguaje y ser consciente de lo que está en juego. Invertir en las personas adecuadas para impulsar las mejores prácticas hará que las empresas de EMEA sigan un paso por delante en un mundo con ciberataques cada vez más sofisticados”, agregó Cazard.