Formulario de búsqueda

La realidad en constante cambio inspira la nueva identidad corporativa de ESIC

  • “ESIC, inspired by real life” es el posicionamiento impulsado para homogeneizar las distintas áreas formativas
  • El rebranding, trabajo de Pixel&Pixel, incluye el rediseño del logotipo y la actualización de tipografía y colores

La realidad es que ya nada es como antes. La realidad es que cada día es diferente al anterior, que todo se acelera. La realidad es que la mejor manera de prepararse para lo que viene es fijarse en lo que está pasando en el ahora”. Ante un mundo en constante movimiento y evolución, marcado por incesantes desafíos, ESIC ha llevado a cabo su propia transformación apoyándose en la vida real, pero conservando la esencia y los valores cultivados durante más de 55 años.

El rebranding y el reposicionamiento pivotan sobre el concepto “ESIC, inspired by real life”

Aquí y ahora. Ese es el lugar, y ese es el momento, en el que quiere estar la institución educativa para preparar y acompañar a las personas en la construcción de un mundo mejor, inspirándose en todas las posibilidades que ofrece el futuro, pero manteniendo también la proximidad con el día a día y la realidad social y empresarial que viven los profesionales. A lo largo de su historia, la escuela y su marca han evolucionado para adaptarse y satisfacer las necesidades de alumnos, docentes y empresas, y ante los nuevos proyectos que está abordando, ESIC ha dado un nuevo paso en su trayectoria presentando una nueva identidad corporativa.

Con la ayuda de la agencia Pixel&Pixel, la escuela ha impulsado un rebranding y reposicionamiento que pivota sobre el concepto “ESIC, inspired by real life”, una idea con la capacidad suficiente para reunir bajo una misma marca y una misma identidad sus distintas áreas formativas -University, Títulos Universitarios, Másters y MBAs, Centro de Educación Profesional Superior, Corporate Education y Formación Online-. Con dicho claim, la institución busca, no solo plasmar sus intenciones y proyecciones hacia el futuro, sino también reforzar los atributos que ahora la definen: retadora, experimentada, vinculada a la empresa, especializada y realista.

Entendemos la realidad como la capacidad de transformación de todas y cada una de las personas que pasan por las aulas de ESIC. Son ellas quienes nos demandan un rol cercano y activo para facilitarles las herramientas y acompañarlas durante su proceso de transformación, ayudándoles a sacar lo mejor de sí mismas”, ha explicado Jaime Massó, Director de Comunicación. “Nuestra prioridad es preparar al alumnado para el mundo real, un mundo que entendemos en constante movimiento y constante evolución”.

La realidad como punto de partida

La actualización de la identidad corporativa responde a dos objetivos principales: por un lado, alinear los hitos logrados en los últimos meses -con el lanzamiento de ESIC University a la cabeza- con la imagen de marca; y por otro, homogeneizar las distintas identidades visuales de la compañía. “El ESIC de ahora no tiene nada que ver con el de hace unas décadas y necesitábamos un cambio. No teníamos una arquitectura de marca bien definida ni un mensaje transversal que comunicara de forma unificada con todos los stakeholders”, explica Jaime Massó en declaraciones a Reason Why. “Queríamos conseguir lanzar una marca única, evolucionar, pero manteniendo lo que somos: humanos, reales y cercanos”.

Como antiguo alumno de la institución, Víctor Coello, CEO y Director Creativo de Pixel&Pixel, se ha mostrado orgulloso y emocionado de haber formado parte de la realización de este proyecto. En declaraciones a Reason Why asegura que las opiniones y valoraciones de antiguos alumnos como él, así como estudiantes actuales, docentes, compañías e instituciones, han sido clave en el proceso de rediseño de la identidad corporativa. El rebranding ha implicado entrevistas y focus group con los diversos stakeholders, a través de los cuales se obtuvo el insight de que ESIC es el nexo entre la realidad y las necesidades de las personas. Unas necesidades influenciadas por el contexto, pero en constante evolución.

La realidad ha servido, también, para encontrar el punto diferenciador del posicionamiento. “El educativo es un sector con una comunicación muy similar y un enorme nivel de overpromise. Nos dicen “si estudias este máster montarás tu propia start-up”, apunta el creativo. “Vimos que faltaban dosis de realidad. Porque la realidad es que hay muchas posibilidades de que estudies y no termines siendo el CEO de una multinacional. ESIC te prepara para la vida real, por eso apostamos por la transparencia para transmitir la verdad de la compañía”.

Al apoyarse en los insights recogidos de los distintos agentes con los que se relaciona la institución, la nueva identidad visual cuenta con un carácter más transversal y trasciende las fronteras del aula atendiendo también al papel que ESIC desempeña en la sociedad. “Estamos formando al alumnado que mañana liderará el mundo, por eso volcamos todos nuestros esfuerzos en acercar ese mundo real a las aulas. Creemos firmemente en la cultura del esfuerzo, en que las cosas necesitan trabajo y se las tiene que ganar uno mismo. El objetivo de nuestra educación es formar alumnos empleables preparados para el cambio constante”, nos comenta Massó.

Una imagen flexible, moderna y escablable

El resultado de todo el proceso es una identidad visual moderna, adaptativa y escalable, que se ha diseñado tomando el entorno digital como referencia. Uno de los pilares de esa nueva imagen es el logotipo, más sencillo y flexible, que deja atrás un periodo marcado, entre otras cosas, por la presencia del escudo o el uso de las letras mayúsculas. En su evolución, y tomando como guía el nuevo posicionamiento, ESIC ha apostado por las minúsculas para demostrar cercanía y por elementos como los corchetes para destacar conceptos y resaltar gráficamente lo más relevante.

...


Tal y como explica Manuel Cantero, Director de Marketing de ESIC, esta simbología enlaza con la apuesta de la escuela por poner al alumnado en el centro de la toma de decisiones respecto a su camino educativo. “Los corchetes se convierten en un elemento fundamental de la nueva identidad visual. Representan el lugar donde ocurren las cosas, el lugar donde se produce la formación y el alumnado vive todas las experiencias”. Además, la opción de enmarcar solo la e de ESIC con los corchetes, da lugar a un isótopo con amplias posibilidades de adaptación a distintos ecosistemas comunicativos.

En esta misma línea, el recién estrenado diseño incluye un nuevo abanico de tipografías propias aplicables para diversos espacios, contenidos y formatos. Así, se ha apostado -aunque con ligeras modificaciones para plasmar la personalidad de la marca- por PF Bague Sans Pro, Knile y Uniform, caracterizadas por su dinamismo y frescura, con el objetivo de ganar legibilidad, especialmente en el entorno online, y potenciar las oportunidades estéticas y visuales de la identidad.

...

Asimismo, y persiguiendo el objetivo de reunir la fuerza de ESIC en una única marca, la nueva identidad apuesta por un mismo tono de azul corporativo para entroncar las diferentes áreas de negocio. “No queríamos renunciar al azul, es un color que llevamos usando muchos años y con el que nos hemos labrado un posicionamiento en el mercado. Sin embargo, había que actualizarlo. El tono de ahora es más atrevido, más digital, más actual”, explica Massó en declaraciones a Reason Why.

No obstante, el pigmento se apoya en una paleta de colores secundaria y complementaria ideada para llamar la atención sobre las distintas áreas formativas. En este sentido, la combinación de azul y naranja sirve para identificar University, Títulos Universitarios y Ciclos Formativos.

...


Por su parte, el azul con el turquesa corresponde a Business School, Posgrados y Formación online; mientras que el azul oscuro identifica Corporate Education. El resultado del rebranding en su conjunto es, como apuntan desde ESIC, estéticamente más atrevido, cercano y alineado con la realidad de la insitución.

_alt_

Más allá de los elementos puramente visuales, la identidad corporativa incluye también, como nos comenta Víctor Coello, un fonotipo que servirá para añadir una nueva dimensión a la marca y lograr esa meta de homogeneizar las diversas áreas. “Para una marca tan potente, ESIC tenía una imagen poco reconocible. Con este rebranding, la gente podrá empezar a identificarla fácilmente, independientemente del área con el que se esté relacionando. “ESIC, inspired by real life” aporta coherencia y será la idea de la que partamos para el resto de activaciones y campañas”.

...


Una nueva etapa

A pesar de que la institución ofreció un pequeño adelanto de esta nueva identidad visual cuando anunció el nacimiento de ESIC University, el conjunto del rebranding ha comenzado a aplicarse a nivel general desde el día 1 de junio y ya ha recibido comentarios positivos.Los cambios han sorprendido mucho, especialmente el logotipo. Es una transformación bastante radical, pero que responde a lo que ESIC es ahora”, destaca Jaime Massó en declaraciones a Reason Why. “Alumnos, profesores y profesionales del equipo lo están incorporando de manera inmediata, y eso es algo que después de tanto trabajo resulta emocionante. Pero esto es solo el primer paso, aún queda mucho por ver”.

Tal y como nos comentan, la institución tiene por delante un verano cargado de nuevos proyectos y planes de crecimiento. Durante los próximos meses el foco de la actividad se pondrá en el arranque de ESIC University en septiembre en Madrid y el lanzamiento de una nueva Business School en Pozuelo, a lo que se sumará la consolidación de la línea de Educación Profesional Superior.