Formulario de búsqueda


Mystery Shopping, una técnica para mejorar la experiencia de compra

Compartir en:

Mystery Shopping, una técnica para mejorar la experiencia de compra

  • La consultora Be There realizó un estudio sobre 3.000 visitas a comercios
  • Cada vez más empresas argentinas aplican este procedimiento en sus puntos de venta

Be There, la consultora especializada en mediciones a través de Mystery Shopping 100% filmado, presentó un análisis en el que reveló que cada vez son más las marcas que aplican esta técnica de marketing estratégico para medir la calidad del servicio de atención al público en puntos de venta.

¿Cuáles son las ventajas del Mystery Shopping?

De acuerdo a la empresa, el procedimiento de Mystery Shopping ofrece la posibilidad de asumir el papel del consumidor para corregir o reforzar comportamientos y situaciones, en función de la interacción real entre el cliente y el vendedor.

La experiencia de compra es una herramienta de diferenciación

“En esta técnica entran en consideración tres variables importantes: la operación, los recursos humanos y la propia rentabilidad de la empresa, ya que en definitiva lo que se busca es que las marcas puedan diferenciarse de sus competidoras en un mercado muy homogéneo en cuanto a la oferta de bienes y servicios”, explican desde Be There.

De acuerdo al estudio realizado sobre 3.000 visitas a comercios de diversas industrias, la consultora estableció que la motivación del personal aumenta un 30% cuando recibe capacitación y están claros los objetivos que se esperan de él.

A su vez, identificó que en un 22% de los comercios mejora el clima laboral cuando coexisten cuatro factores: la comunicación entre jefes y trabajadores, el conocimiento de los objetivos de la empresa, un plan de evaluación de desempeño con metodología apropiada y una valoración de la opinión del talento humano.

Capacitación y objetivos aumentan la motivación

Por otro lado, en aquellas compañías que sistemáticamente se aplican programas de Mystery Shopping, más del 75% aprueba los cursos de formación vinculados a procesos, además de experimentar un 20% de mejora en la productividad y desempeño de los trabajadores.

“La experiencia de compra no impacta únicamente en la decisión definitiva del cliente, sino también en la posibilidad de que regrese en otras oportunidades, así como que recomiende el lugar a sus allegados”, señalan desde Be There y explican que el Mystery Shopping debe articularse con las distintas esferas de mando de una compañía, en particular con el área de Recursos Humanos, ya que el éxito de los resultados depende de la sinergia de objetivos, que apelan principalmente a la motivación y el trabajo interno.