Formulario de búsqueda

Higiénico y saludable: así es el packaging que quieren ahora los consumidores

  • Con la llegada de la pandemia, un 29% de los consumidores afirman comprar en base a la higiene del packaging
  • Arabia Saudí, India y Nigeria son los países donde más se está mirando la salubridad de los envases

El aumento de la preocupación por la salud, el auge del e-commerce y el impacto medioambiental han impulsado un nuevo enfoque en el sector del packaging este año. Botellas de Ron Bacardí 100% recicladas, un nuevo diseño de KitKat en Australia o vasos reutilizables en McDonald's son algunos de los ejemplos que hemos podido ver recientemente en el sector.

El 8% de los consumidores dicen comprar menos en base a la higiene del envase

Y es que la sostenibilidad en el packaging ya se encontraba a la orden del día, pero desde que la pandemia se asentó en nuestras vidas, ahora la higiene se ha añadido a la ecuación de los consumidores a la hora de decantarse por un producto u otro.

Según una encuesta realizada en 21 mercados diferentes por McKinsey&Company, un promedio del 29% de los consumidores afirman que, desde que comenzó la crisis del Coronavirus, compran más en base a si los productos tienen un packaging saludable e higiénico. En el otro lado se encuentra el 8% que dice hacerlo menos.

Bélgica y Reino Unido: menos atención al packaging saludable

Si nuestro día a día cambia, nuestros hábitos de consumo también. Aunque según el análisis de McKinsey&Company, la decisión de compra por el tipo de packaging ha crecido en mayor proporción que variables como la seguridad de los empleados, el propósito de marca o la sostenibilidad.

Arabia Saudí es el país donde más se compra por el tipo de packaging

La mitad de los consumidores en Arabia Saudí (52%), India (49%) y Nigeria (49%) afirman prestar una mayor atención a los envases saludables e higiénicos, pero esto se reduce al 14% en Bélgica y el Reino Unido.

Sin embargo, la encuesta muestra que la proporción de consumidores que compran más en base al packaging, desde el inicio de la crisis por el Covid-19, es mayor que la de aquellos que lo hacen menos.

Por otro lado, el futuro del packaging comienza a encaminarse hacia el "connected packaging", que permite una participación directa del consumidor permitiendo, por ejemplo, que este imprima sus propias etiquetas personalizadas. Un ejemplo de creatividad que deberá tender también hacia la sostenibilidad y, ahora, la higiene.