Formulario de búsqueda

McDonald's quiere reutilizar sus vasos de café

Compartir en:

McDonald's quiere reutilizar sus vasos de café

  • El nuevo sistema de reutilización de vasos permite devolverlos al terminar o dejarlos en un punto de recogida
  • En los restaurantes McDonald’s de Alemania se hacen descuentos a los clientes que llevan su taza

La multinacional de comida rápida McDonald’s vuelve a dar un paso adelante hacia la sostenibilidad. El pasado mes de julio sorprendía con una creativa campaña en la que convertía sus pajitas de plástico en bañadores con los colores de la marca. Ahora quiere implantar un sistema para reutilizar sus vasos, no tan solo reciclarlos.

McDonald’s tendrá vasos reutilizables para su oferta de bebida caliente

McDonald’s probará este nuevo sistema el año que viene en Reino Unido, donde la mayoría de sus restaurantes ya reciclaban los vasos de papel. Pero el sistema que la compañía de fast food quiere implantar va más allá.

De la mano de Loop, empresa pionera en el sistema de envases reutilizables para productos de consumo como un champú o un helado, McDonald’s tendrá vasos y tapas reutilizables para su oferta de bebida caliente.

Reutilizar: menor impacto que reciclar

Que una compañía con elevado volumen de producción de packaging como McDonald’s apueste por opciones más responsables con el medio ambiente no es “aportar un granito de arena”, sino un gran paso adelante en el cuidado de nuestro entorno.
Y es que reciclar es una acción que ya está instaurada en buena parte de las estrategias de responsabilidad corporativa de las grandes empresas. Pero reutilizar productos, o envases, todavía supone algo nuevo para las marcas, a la vez que difícil debido al mayor grado de implicación que implica por parte de los clientes.

Mc Donald's quiere reutilizar sus vasos de café

Pero McDonald's quiere ver cómo evoluciona esta nueva implementación con un proceso sencillo. Los clientes que elijan el vaso reutilizable, pagarán un pequeño deposito por él. Cuando acaben, si se encuentran en el restaurante pueden devolverlo y recuperar su dinero. En cambio, si piden para llevar pueden devolverlo la próxima vez que se acerquen a un McDonald’s o dejarlo en un punto de la red de recogida que tiene Loop, como los supermercados británicos Tesco.

Loop tiene un centro de limpieza donde las tazas y vasos se esterilizan individualmente

Aunque pudiera resultar poco higiénico a priori, y más en una sociedad que ha dado una vuelta a su prisma y ha situado la salud pública entre sus prioridades, Loop dispone de un centro de limpieza donde las tazas y vasos se esterilizan individualmente y son sellados antes de enviarse otra vez al restaurante.

En el caso de que el consumidor no devolviera el envase, se puede reciclar. Pero el gesto tiene un menor impacto medioambiental que si se reutiliza varias veces. De hecho, una de las pruebas que van a realizarse con este nuevo sistema es demostrar cuántas veces se pueden reutilizar los vasos, aunque el diseño ya apunta a 100 ciclos o más.

Tu propia taza de café, otra de las alternativas

Este no es el primer experimento de la compañía de comida rápida con alternativas para los vasos de café. En Alemania, McDonald’s ya hace descuentos a los clientes que llevan sus propias tazas de café.
Eso sí, “el sistema de Loop es más fácil para los clientes que cargar con su propia taza reutilizable”, argumenta Tom Szaky, CEO de Loop.

Si funciona para las bebidas calientes podría expandirse a los refrescos o al McFlurry.- Tom Szaky (Loop)

Otra de las medidas que han instaurado en los restaurantes alemanes es servir las bebidas calientes en tazas de porcelana, o de vidrio, cuando los clientes están comiendo en el propio establecimiento. Algo totalmente normal en los restaurantes tradicionales, pero menos habitual entre el sector del fast food dado que tiene una demanda mucho más elevada de pedidos para llevar.

Sin dejar de mirar hacia un futuro más sostenible, desde Loop consideran que si este sistema funciona en McDonald's, también podría utilizarse para otros envases de sus productos como las hamburguesas, patatas fritas, refrescos o incluso el McFlurry.