Formulario de búsqueda

El Autocine Madrid Race pide un "salvoconducto cultural" para no tener que cerrar

  • El Race pide autorizar un “salvoconducto cultural” con las entradas de cine en Madrid
  • “Es imposible la proyección de películas al aire libre antes de las 21:30 horas”, explican

La pandemia ha supuesto un cambio en un gran número de compañías y su actividad, generando nuevas formas de seguir adelante con sus proyectos, adecuándolos a la crisis sanitaria.
Bares, teatros y cines con aforo reducido, mascarillas y geles en cada rincón de los establecimientos y decenas de normas que permiten que las diferentes propuestas sean una apuesta segura para los consumidores.

Sin embargo, no todas las entidades pueden adecuarse a las normas establecidas para frenar la pandemia, pese a cumplir con las medidas sanitarias. Es el caso del Autocine Madrid Race, el más grande de Europa, al que el toque de queda le está suponiendo un freno en su actividad y modelo de negocio.

Pese a que el autocine es una alternativa de ocio segura, teniendo en cuenta que cada cliente puede visionar las películas en su propio vehículo respetando la distancia social, el toque de queda establecido en Madrid no permite que la actividad principal se pueda llevar a cabo con normalidad.

Esto es así porque, tal y como señala el Race en un comunicado, “la actividad está abocada al cierre” debido al reciente cambio de hora, motivo por el que anochece antes y “es imposible” la proyección de películas al aire libre antes de las 21:30 horas.

Por este motivo, el Race solicita autorizar un “salvoconducto cultural” con las entradas del cine, una opción que ya está activa en Cataluña “con éxito”, para que el público pueda volver a sus casas después del toque de queda a las 23:00 de la noche.

El Club de Automovilistas se une así a la iniciativa de Carles Miralles, propietario de Drive in – Dénia, que propone una solución para que ningún autocine o cine al aire libre en España se vea en la necesidad de tener que echar su cierre.

El autocine de Dénia es el más antiguo de España y ahora mismo se encuentra cerrado por la situación sanitaria y el correspondiente toque de queda. Así lo confirman desde su perfil oficial en Twitter donde aseguran que están teniendo reuniones al respecto y que “todo avanza” pero no al ritmo que ellos quisieran.

Otros autocines en peligro de cierre son el Autocine Star en Pinedo (Valencia), Autocine El Sur en Mutxamel (Alicante), Autocine Gijón y Autocine Getxo.

En el caso del Race, la compañía genera 80 empleos de manera directa con el autocine, “colaborando indirectamente para la generación de ingresos para la ciudad de Madrid”, señalan. Y es que están ofreciendo una alternativa de ocio seguro en la capital durante toda la pandemia, además de esos puestos de trabajo que podrían perderse si, finalmente, echan el cierre.