Formulario de búsqueda

¿Qué talento buscarán las empresas este 2019?

Compartir en:

¿Qué talento buscarán las empresas este 2019?

  • Controlar algunas habilidades, como la gestión del tiempo, te servirá tanto a nivel personal como profesional
  • Estamos viendo el renacimiento de algunas habilidades que se había quedado atrás, como la producción de audio

El comienzo de un nuevo año suele estar repleto de buenas intenciones y propósitos, tanto a nivel personal como profesional. En esta última categoría está el aprendizaje de nuevas habilidades, herramientas y procesos.

Estas son la habilidades más valiosas y más buscadas por las empresas

Sin embargo las buenas intenciones pueden verse truncadas muy pronto, convirtiéndose en una piedra en el camino en lugar de un hábito que mantendremos en los próximos meses. Comenzando por la elección, ¿qué habilidades debería aprender? Y es que según datos de LinkedIn hay, al menos, 50.000 opciones a nivel profesional. En este punto uno se pregunta, ¿cuáles son las más útiles? ¿Cuáles te ayudarán a destacar este año sobre los demás?

Para averiguarlo desde LinkedIn han observado los datos disponibles para determinar cuáles son las habilidades que las compañías demandarán este 2019. Son las más valiosas y las más difíciles de encontrar. Las habilidades que mejor podrán ayudarte a servir mejor a tus clientes.

Esto es lo que deberías aprender en 2019 a nivel profesional.

 

Soft skills _ Habilidades básicas

Reforzar las habilidades más básicas es una de las mejores inversiones que podrías hacer durante tu vida laboral, ya que nunca pasan de moda.

Además, la expansión de la Inteligencia Artificial en diversos ámbitos de la vida moderna han hecho que sean más importantes que nunca, ya que son el tipo de habilidades que una máquina no puede replicar. Por ese motivo precisamente el 57% de líderes las considera más importantes que las habilidades más técnicas.

En este campo encontramos.

  • Creatividad. Porque mientras los robots son fantásticos a la hora de optimizar ideas establecidas, las organizaciones necesitan trabajadores creativos capaces de encontrar la solución a los problemas del mañana.
  • Persuasión. Tener un gran producto, plataforma o servicio es una cosa, pero la clave en última instancia es ser capaces de persuadir a los clientes para que lo compren o utilicen.
  • Colaboración. A medida que un proyecto crece y se vuelve más complejo y global, ser capaces de colaborar se convierte en una cualidad más importante.
  • Adaptabilidad. Una mente capaz de adaptarse a un escenario cambiante es una herramienta esencial a la hora de navegar el mundo. Y es que, como decíamos, las soluciones de ayer ya no servirán para resolver los problemas de mañana.
  • Gestión del tiempo. Una habilidad esencial, en este caso tanto a nivel profesional como personal. Una cualidad que te servirá en todos los momentos en tu carrera.

Hard Skills _ Habilidades técnicas

En este apartado encontramos las habilidades que más impactan en un mundo cada vez más digital. Eso significa, obviamente, materias dentro de la Inteligencia Artificial o Cloud Computing. Pero también mejoras dentro de la parte humana del mundo digital, la que controla las experiencias (UX design).

Y también en este sentido están aparenciendo nuevas habilidades, por ejemplo, hay una demanda creciente para la producción de audio como consecuencia del renacimiento de la voz. Lo que hace unos años se utilizaba en radio, ahora se está aplicando en podcasts o altavoces inteligentes.

Dentro de las habilidades más técnicas están:

  • Cloud computing. A medida que los datos residen, cada vez más, en la nube, las empresas buscan profesionales e ingenieros que puedan responder a las demandas de esta tecnología.
  • Inteligencia Artificial. Estamos en 2019, y la era de la Inteligencia Artificial ya es una realidad.
  • Razonamiento analítico. Las empresas recolectan más y más información sobre los usuarios que nunca antes. Por eso ahora estamos ante la siguiente fase: ha llegado el momento de tomar decisiones inteligentes en base a esa información.
  • Gestión de personas. El mundo de las relaciones personales en el ámbito laboral también está cambiando. Hemos pasado de un modelo de gestión que incluía más control, hacia un escenario en que los líderes guían y motivan. Algo que no todo el mundo sabe hacer.
  • UX Design. UX Design representa la clave a la hora de hacer del mundo digital más amable y cercano a los humanos.
  • Desarrollo de aplicaciones móviles. Esta habilidad no es nada nuevo, ya que lleva años siendo una de las más demandadas. Pero su posición no cae, las empresas siguen necesitando construir plataformas que sean, en primer lugar y por encima de todo, amables en mobile.
  • Producción de vídeo. El aumento de la demanda de esta habilidad deriva del vídeo streaming, que ya representa una cifra cercana al 70% del tráfico de internet.
  • Liderazgo de ventas. Esta habilidad está relacionada con el poder de persuasión mencionado anteriormente. Es además una cualidad que siempre será necesaria.
  • Traducción. Estamos más conectados a nivel global que nunca, y la capacidad de hablar (y traducir) varios idiomas acaba con la última barrera: el lenguaje.
  • Producción de audio. Como ha sucedido con el vídeo, ha habido un repunte en el interés por podcasts y otras formas de audio digital recientemente. Por eso, Reason Why ya está en Google Home, y también en Amazon Echo ;)
  • Procesamiento del lenguaje natural. Esta es la tecnología sobre la que se construyen tanto Alexa como Google Home, así como otros asistentes de voz. Todo a nuestro alrededor, desde coches hasta las luces, pueden ser utilizados a través de la voz.
  • Scientific Computing. Es lo que se utiliza para resolver los problemas que surgen con las grandes cantidades de datos a considerar. Una necesidad que continuará apareciendo a medida que vayamos recopilando más información.
  • Desarrollo de juegos. Es otro modo de ofrecer la mejor experiencia para los usuarios digitales.
  • Social Media Marketing. Las redes sociales continúan siendo muy utilizadas para comunicarse con otros en el mundo digital, al mismo tiempo que nuevas plataformas continúan inundando el mercado.
  • Animación. No es una sorpresa encontrar esta habilidad en la lista, considerando el aumento de los vídeos y GIFs en la red.
  • Business Analysis. De manera similar a la toma de decisiones guiada por los datos, más compañías están recurriendo a analistas para guiar sus inversiones de manera estratégica.
  • Periodismo. Una habilidad que hasta hace poco estaba en decadencia regresa en el mundo digital. Y ya no es solo para periodistas a medida que los equipos de marketing y content buscan a personas que puedan contar historias.
  • Digital Marketing. Con el crecimiento del mundo digital, está claro que el marketing digital es una de las habilidades más demandadas por todo tipo de compañías.
  • Diseño industrial. La demanda de empleados que puedan diseñar algo práctico pero al mismo tiempo elocuente nunca caerá.
  • Estrategias competitivas. Potencialmente todas las compañías se enfrentan cada vez a más competencia, con organizaciones buscando a gente que puedan ayudarles a mantenerse por delante de los demás.
  • Sistemas de servicio al cliente. A día de hoy una mala experiencia puede llevar a un mal tuit que puede convertirse en todo un problema para una empresa (según el alcance del mismo). Por eso el servicio al cliente continúa siendo una de las áreas más importantes.
  • Software testing. A medida que nuevas tecnologías y softwares llegan al mercado, se necesita más gente que pueda testar los mismos para asegurar que realmente funcionan como deberían hacerlo.
  • Data Science. Esta es otra de las habilidades que lleva varios años entre las más demandadas, la necesidad de encontrar a empleados que puedan extraer sentido a la magnitud de los datos.
  • Computer Graphics. Una buena parte de nuestro mudo digital está pasando del 2D al 3D, y las empresas necesitan a trabajadores que puedan ayudar con esa transición.
  • Comunicación Corporativa. La expansión de las redes sociales tiene su parte positiva, y también la negativa: cualquier fallo puede multiplicarse exponencialmente según su alcance. Por eso se necesita a personas que sepan como manejar esas situaciones más complicadas.