Formulario de búsqueda

Así es el consumidor en la era de la transformación digital

Compartir en:

Así es el consumidor en la era de la transformación digital

  • Solo un 22% de las compras se hacen de forma online, según Google
  • La adquisición inmediata, la experiencia física y la facilidad de decidir motivan la compra offline

La transformación digital ha incidido directamente en la vida de los seres humanos. La forma de relacionarse, sus hábitos y costumbres se han visto transformados por las nuevas tecnologías. La forma de consumir es un aspecto que forma parte de este proceso de transformación; por ello es fundamental para las marcas y los anunciantes conocer los patrones de comportamiento de los consumidores, saber qué les lleva a tomar una decisión u otra, decantarse por un producto o elegir el escenario donde comprar.

Think with Google ha publicado un estudio elaborado junto a Kantar a lo largo de 38 países que analiza datos recientes sobre el comportamiento de búsqueda y compra de los consumidores. Estos son los datos más relevantes del estudio:

Motivación a la hora de comprar

Generalmente, el consumidor siente la necesidad o el deseo de comprar por motivos intrínsecos. Hablamos de cuestiones como el reemplazo del un producto (39%), la recarga de material (23%) o la adquisición de un nuevo artículo (15%). Más reducidos son los casos motivados por una acción externa, como resultado de una promoción (14%), una compra espontánea (10%) o a raíz de una conversación (7%). No obstante, las señas de marca también son capaces de activar la compra.

 

 

La presencia omnicanal es un aspecto clave para que el consumidor descubra el producto

A la hora de realizar la búsqueda, que las marcas tengan una presencia omnicanal es un aspecto clave para que el consumidor descubra sus productos. Si bien el 42% de los productos se descubren por la acción del boca a boca o una experiencia previa, el 46% se dan a conocer por la acción y presencia de la propia marca. En este aspecto, casi el 72% de los consumidores realiza una búsqueda online, especialmente en productos electrónicos, de hogar y jardín, moda y belleza. Los buscadores son las plataformas más utilizadas para iniciar el rastreo (59%), por encima de apps retail (50%) y vídeo (46%). Un 57% también utiliza canales offline, como amigos, familiares y conocidos (18%), supermercados y tiendas (18%) y flyers o catálogos (16%).

 

El precio es el factor que más influye en la búsqueda de los consumidores (46%), seguido de los detalles de la misma (38%), donde se sopesan la disponibilidad, las opciones y facilidades de entrega o la reputación del vendedor. Un 36% de los usuarios decide su compra en función de las opiniones de terceros, las comparaciones y la propia información del producto (lo que se conoce como transparencia). Por último, un 14% se deja llevar por la inspiración, es decir, la disponibilidad, la localización o la reputación del vendedor.

 

Canales online y offline

El 50% de los consumidores no tiene claro qué marca elegir al iniciar la compra

El siguiente paso es elegir dónde comprar. Hay que tener en cuenta que el 50% no tiene clara la marca antes de comenzar el proceso de decisión. Aspectos emocionales - reputación, familiaridad, confianza - incitan a los compradores a decantarse por la compra offline (29%), frente al sistema online (19%). Sin embargo, la balanza cambia desde el punto de vista funcional: un 81% considera que mediante Internet se accede a una oferta más amplia, con información más detallada y con las comodidades de la entrega.

La experiencia de compra se valora más positivamente en un proceso offline que online. El 70% de los compradores no encuentra ningún problema a la hora de comprar en una tienda física, destacando una mayor claridad a la hora de elegir el producto. Solo el 55% no encontró ningún problema en una compra online, aunque cabe destacar que los compradores que utilizan el sistema digital suelen ser más exigentes.

Adía de hoy, la mayoría de personas prefiere comprar in situ antes que utilizar los canales digitales. Solo un 22% de las compras se hacen de forma online y únicamente en el caso de los productos electrónicos se realizan más compras por la vía electrónica; aunque este sistema está ganando terreno en otros campos, como el de la moda o los productos de hogar y jardín.

Los principales motivos que llevan a un usuario a realizar una comprar offline son la adquisición inmediata del producto (45%), la experiencia física (43%) y que la toma de decisión sea más sencilla (26%). En la compra online destacan razones como la entrega a domicilio (31%) o el acceso a precios más bajos (29%).

El 80% de las compras online se entregan directamente al cliente

Aunque no todo es blanco o negro, ni offline u online, por el momento las compras híbridas son casos poco habituales. El 86% de las compras en tienda finalizan sin entrega a domicilio. El principal motivo que impulsa el reparto a domicilio es la comodidad de no tener que transportar los productos (46%). Del mismo modo, el 80% de las compras online son entregadas directamente al destinatario en lugar de ser recogidas en un punto de venta.

Motores de búsqueda

El móvil sigue siendo el principal motor de búsqueda (51%) y un medio a través del cuál se cierran el 36% de las compras. Y aunque la conexión móvil se realiza en cualquier lugar, predominan los entornos cómodos como el hogar (39%) y solo un 11% realiza la búsqueda en la misma tienda. Un 52% de los usuarios cuenta además con aplicaciones instaladas: 33% de retail, 20% promocionales y 17% de marca. Estas se utilizan principalmente para recibir notificaciones (52%), comprar (51%) y buscar otros productos (46%).

 

Más info.: Informe Smart Shopper de Think with Google