Formulario de búsqueda

Los servicios de suscripción cobran fuerza: el 84% de los adultos españoles ya los usan

  • A nivel global, ocho de cada diez adultos están suscritos a algún servicio, frente al 71% de 2018
  • España es el segundo país que más suscriptores tiene, por detrás de China

Los modelos de suscripción aumentaron su popularidad durante 2020. Según un estudio internacional de The Harris Poll para Zuora, cuatro de cada cinco adultos a nivel mundial ya disfrutan de, al menos, un servicio de este tipo. La encuesta ha sido elaborada con datos de 13.626 personas mayores de edad de 12 mercados internacionales de América, Asia y Europa, entre ellos, España.

Los datos arrojan luz sobre la percepción que tienen los consumidores con respecto a este tipo de relación con las marcas. Casi ocho de cada diez adultos contaban con algún servicio de suscripción en 2020, frente al 71% de 2018. Además, el 64% de los encuestados reconocen sentirse más conectados a las compañías con las que tienen relación vía suscripción. No obstante, siete de cada diez prefieren pagar en función del uso que le den a un servicio antes que acogerse a una tarifa plana.

España, en el top de suscripciones solo por detrás de China

Actualmente, nuestro país es el segundo del mundo en penetración de los servicios de suscripción, con un 84% de usuarios haciendo uso de, al menos, una plataforma. Este dato representa un incremento de diez puntos con respecto al estudio anterior de Zuora, con datos de 2018. A nivel global, esta modalidad solo era empleada por el 71% de las personas en aquel año.

 

Aunque el aumento del interés es generalizado en los doce países estudiados (solo desciende en Singapur un -2% con respecto a 2018), en la parte alta de la tabla sobresale China, territorio a la cabeza en el uso de los modelos de suscripción. Casi el 90% de sus encuestados reconocen usar este tipo de servicios, lo que representa 11 puntos más que en 2018. Y es que en el país asiático, el 85% de los adultos ven como algo liberador ser usuarios de este tipo de formatos. Por otra parte, la media de suscripciones por adulto en aquel país ha ascendido de 3,6 a 4 entre los dos años objeto de la comparativa. A nivel general, ese ascenso ha sido algo más moderado: de 2,7 a 3.

Por sectores, destacan los relacionados con los servicios de televisión y películas bajo demanda, que ya usan más de la mitad de los adultos. En segunda posición se encuentran las plataformas musicales. En tercer y cuarto lugar, y ayudados por la coyuntura sanitaria, los servicios de envío a domicilio de supermercado -que crecen cuatro puntos con respecto a 2018 y ya emplean a tres de cada diez personas- y los de reparto de comida.

 

Preguntados por los beneficios que encuentran a la hora de contratar un servicio de este tipo, los encuestados casi calcan la valoración de la anterior encuesta en 2018. La comodidad, en primer lugar, y el ahorro de dinero y la variedad empatados en segunda posición, son los atributos que más se valoran.

 

Por otro lado, las ofertas de suscripción crean una relación más consistente con el cliente, que las percibe como puerta de acceso al mejor contenido y el más actualizado. En este sentido, el 69% de los encuestados consideran que al suscribirse a un servicio disfrutan de contenido exclusivo, al que no tendrían acceso de otra manera.

Además, el 66% de los participantes en el estudio valoran positivamente que la marca ofrezca diferentes formatos de registro para obtener una experiencia a medida. El punto a mejorar, según la opinión de los más de 13.600 adultos de 12 países, es la gestión de las suscripciones. Casi ocho de cada diez prefieren ser ellos mismos los que las puedan modificar cuando quieran. De hecho, las compañías que implementan al menos un cambio en su modelo poseen un crecimiento casi tres veces mayor que las que no lo hacen.

El servicio de suscripción como parte de la nueva normalidad

En 2018, Zuora encargó una encuesta a The Harris Poll para conocer si, como ellos pensaban, el mundo avanzaba hacia lo que ellos denominaron El Fin de la Propiedad, concepto que hace referencia a la tendencia social de tener menor apego por poseer bienes y más por vivir experiencias satisfactorias y enriquecedoras. Dos años después, la consultora especializada en servicios de suscripción volvió a solicitar un nuevo estudio internacional sobre la misma temática en el contexto de la crisis del coronavirus.

El vínculo entre las marcas y los consumidores se basa más en las relaciones que en los productos

Del comercio electrónico a la medicina inteligente, según las conclusiones de Zuora, la sociedad avanza hacia un modelo totalmente digital. Con este panorama, el vínculo entre las marcas y los consumidores se mueve cada vez más en función de las relaciones entre ambos y menos por una cuestión de producto. El camino ahora es generar contenido personalizado para cada cliente e incorporar productos exclusivos para suscriptores. En definitiva, la consultora propone idear un modelo a medida para cada persona que lo adquiera. Esta estrategia sienta sus bases en la segmentación y categorización por cada tipo de consumidor y en el análisis de las necesidades específicas de cada grupo de interés.

Por el momento, surge la duda de si en este nuevo modelo de consumo tendrán cabida todos los actores o si pasará factura a las Pymes, que cuentan con menos recursos para implementar este tipo de cambios de estrategia. Y, todo ello, siendo cuidadosos para no provocar una fatiga de la suscripción.

Más info.: The End of Ownership