Formulario de búsqueda

Unilever crea un prototipo de desodorante para personas con discapacidad

  • Rexona Inclusive cuenta con un diseño para ser usado con una sola mano, además de incorporar cierre magnético
  • “Cuando una marca masiva va por este camino, la gente la seguirá”

Más de 1.000 millones de personas en el mundo sufre algún tipo de discapacidad, según la Organización Mundial de la Salud. Esta cifra, que representa el 15% de la población mundial, sigue aumentando debido al envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas.

La tasa de empleo para las personas con discapacidad es del 44%

Las marcas están apostando por nuevas formas de inclusión para estas personas que, en multitud de ocasiones, son discriminadas social y laboralmente. Son la OCDE, en los países que forman parte de ella, la tasa de empleo para las personas con discapacidad es del 44%, en contraposición de las personas sin discapacidad que alcanza el 75%. Todo paso al frente es poco de cara a mejorar sus vidas.

El Corte Inglés, por ejemplo, creó el pasado mes de marzo una línea telefónica para atender a clientes con discapacidad. Dicho teléfono tiene el objetivo de facilitar a este colectivo el contacto con la empresa, brindándoles un servicio óptimo y adaptado a sus necesidades a la hora de resolver cualquier duda, tramitar sus compras o generar reclamaciones.

Ahora Unilever se suma a este camino con el lanzamiento de Rexona Inclusive, el primer desodorante del mundo para personas con discapacidad, ya sea visual o motora de las extremidades superiores. En otros países el nombre, debido a que la marca cuenta con otro naming, se llamará Degree Inclusive.

El diseño está enfocado a facilitar la vida a las personas con algún tipo de discapacidad. Con forma de gancho para ser usado con una única mano, el desodorante incorpora también cierre magnético para facilitar la apertura y el cierre del producto. En este caso, el aplicador es de mayor tamaño para que sea posible llegar más fácilmente a más superficie. Asimismo, incorpora la etiqueta en Braille para las personas con discapacidad visual.

Tal y como señalan en AdAge, el proyecto estuvo inspirado en Christina Mallon, Global Head of Inclusive Design and Accessibility Wunderman Thompson, quien tiene parálisis en el brazo. Una vez terminado el producto se encuentran colaborando con varias asociaciones para contar con un feedback real de si funciona o no. Chicago Lighthouse, Open Style Lab y Muscular Dystrophy Associatio, son algunas de ellas.

Rexona -Degree- también planea implementar un sitio web mejorado más accesible para personas con discapacidades visuales. Así lo ha transmitido al medio Kathryn Swallow, global brand VP of Degree and Rexona.

Y es que, las personas con discapacidad cuentan una respuesta emocional negativa hacia las marcas cuando estas son comparativamente difíciles de usar sin importar el tipo de discapacidad. “Cuando una marca masiva va por este camino, la gente la seguirá”, ha declarado Swallow.

El desodorante aún no está a la venta y el prototipo se está probando en varias fases, aunque la compañía ha asegurado en un comunicado que se comenzará a vender pronto en los Estados Unidos al mismo precio que el resto de sus productos de higiene corporal.