Formulario de búsqueda

Un tercio de los españoles ve probable que su trabajo se automatice

Compartir en:

Un tercio de los españoles ve probable que su trabajo se automatice

  • Solo el 26% de los españoles se muestra seguro ante la posibilidad de conservar su trabajo en un futuro.
  • Los datos pertenecen a un estudio realizado por Ipsos en colaboración con el Foro Económico Mundial

Los avances en el desarrollo de la inteligencia artificial y su implementación en los distintos aspectos de la vida cotidiana, potencia el debate acerca de cómo esta tecnología impactará en el empleo, debido a su posibilidad de automatizar los procesos en el trabajo.

La mitad de la población global ve poco probable que su trabajo se automatice

Un estudio realizado por la compañía de investigación de mercado Ipsos, junto al Foro Económico Mundial, establece que el 35% de la población global encuestada considera que es probable que su trabajo sea automatizado en los próximos 10 años. Aunque más de la mitad (54%) lo ve poco probable, el 11% afirman no tener seguridad sobre el futuro.

En España, el 32% de los consultados creen que es probable que su trabajo pueda ser automatizado.

A nivel internacional, India (71%), Arabia Saudí (56%), China (55%), Brasil (51%) y México (50%) son los países con mayor cantidad de trabajadores que consideran posible esta afirmación, mientras que Francia (19%), Reino Unido (17%), Países Bajos (16%) y Alemania y Hungría, (14%), son los más escépticos  a que esto suceda.

La digitalización del trabajo

En términos globales, el estudio indica que el 69% de los entrevistados se muestran seguros ante la posibilidad de sobrevivir a estos cambios, el 29% tiene mucha confianza y el 40% solo afirma tener algo de confianza.

En España, esta cifra es similar con un 66% de empleados con distintos niveles de confianza sobre sus competencias para mantener su puesto de trabajo actual. Sin embargo solo el 26% de los consultados está completamente seguro de esto.

Países como Japón (5%), Corea del Sur (5%), Polonia (11%), Italia (13%) o Rusia (13%), presentan los índices de confianza más bajos.

En este análisis de los niveles de confianza, el estudio diferencia entre los consultados que son propietarios de negocios, los empleados con un importante rol en la toma de decisiones y los trabajadores con un mayor nivel educativo, frente a sus tres grupos opuestos.

Japón es el país con menos confianza en relación a las capacidades de sus empleados para sobrevivir a la digitalización

Esta segmentación ha demostrado que los tres primeros grupos son quienes más consideran que sus puestos de trabajo van a hacer automatizados (47%, 45% y 36% respectivamente), pero a la vez quienes más confían en que sus habilidades seguirán siendo valiosas y por lo tanto necesarias para el desempeño total de las funciones del puesto.

Aquellos que no tienen un negocio, no tienen un rol importante en la toma de decisiones y no tienen un gran nivel educativo, no consideran que su trabajo pueda ser automatizado en los próximos 10 años (31%, 29% y 32% respectivamente) pero tampoco tienen confianza en que, en caso de suceder, sus habilidades les permitan conservar el trabajo.

“Cuanto mayor parte de nuestro trabajo se dedique a la toma de decisiones, menos nos sentimos amenazados por la digitalización, y aceptamos de mejor grado que la toma de decisiones se base en herramientas que nos ayuden a decidir mejor”, afirma Vicente Castellanos, Director de Estudios Sociales de Ipsos España.

El directivo asegura que quienes ocupan puestos menos vinculados a la toma de decisiones, sienten su futuro más amenazados por la automatización. “Las dinámicas demográficas actuales en los países occidentales; con una natalidad muy baja y una inmigración cada vez más controlada, obligan a automatizar cada vez más tareas y lo convierte en una dinámica imparable en un mercado global cada vez más competitivo”.