Formulario de búsqueda

Jeff Bezos deja el cargo de CEO de Amazon y se lo cede a Andy Jassy

  • Bezos será reemplazado como CEO por Andy Jassy, hasta ahora CEO de Amazon Web Services
  • Amazon cerró 2020 con unos beneficios de 21.331 millones de dólares, casi el doble de los conseguidos en 2019

Jeff Bezos, el fundador de Amazon y el segundo hombre más rico del mundo, dejará su puesto como Consejero Delegado de la tecnológica en el tercer trimestre de este año, según ha dado a conocer la compañía este martes.

Andy "será un líder sobresaliente y tiene toda mi confianza"

En un comunicado emitido a los empleados, Amazon ha explicado que Bezos será reemplazado como CEO por Andy Jassy, que entró en la compañía en 1997 y hasta ahora ha sido el CEO la unidad de computación en la nube (Amazon Web Services), una de las filiales de la empresa más rentable. "Andy es muy conocido en la empresa y ha estado en Amazon casi tanto tiempo como yo. Será un líder sobresaliente y tiene toda mi confianza", ha argumentado Bezos.

Asimismo, en esta carta, el fundador de Amazon ha confirmado que desde el tercer trimestre de este año se centrará en su puesto de Presidente Ejecutivo: "emocionado de anunciar que este tercer trimestre haré la transición a presidente ejecutivo de la junta de Amazon y Andy Jassy se convertirá en Director Ejecutivo. En el puesto de Presidente Ejecutivo tengo la intención de centrar mis energías y atención en nuevos productos e iniciativas", ha añadido.

La noticia se ha dado a conocer con los resultados de la compañía

Por otro lado, la noticia de la salida de Bezos se ha dado a conocer a la prensa a vez que la presentación de resultados trimestrales de la compañía, que ha mostrado que Amazon cerró 2020 con unos beneficios de 21.331 millones de dólares (17.684 millones de euros), casi el doble de los 11.588 millones conseguidos en 2019.

Amazon está "en su momento más inventivo, momento óptimo para esta transición"

En ese comunicado de prensa, Jeff Bezos ha explicado que “Amazon es lo que es gracias a la invención. Hacemos cosas locas juntos y luego las hacemos normales", añadiendo que “si lo haces bien, unos años después de un invento sorprendente, lo nuevo se ha vuelto normal. La gente bosteza. Ese bostezo es el mayor cumplido que puede recibir un inventor. Cuando observa nuestros resultados financieros, lo que realmente está viendo son los resultados acumulativos a largo plazo de la invención".

Ese es precisamente el motivo para el traspaso que Bezos ha dado. Ha afirmado que tras el éxito y la expansión que ha tenido el e-commerce en 2020, ve la compañía “en su momento más inventivo, lo que lo convierte en un momento óptimo para esta transición”.

El fin de una época

El relevo de Jeff Bezos como CEO del e-commerce representa el fin de una época para la compañía y para el comercio electrónico en general. Y es que, además de ser el Fundador y CEO, Bezos ha sido la cara más visible de la compañía desde su creación en 1994 en un garaje de Seattle, cuando como bien afirma, "Amazon solo era una idea y no tenía ni nombre".

En estos 26 años en los que ha ejercido ininterrumpidamente como Consejero Delegado, ha visto como Amazon, su gran proyecto que empezó como una librería online llamada "Cadabra", ha ido creciendo y diversificando su catálogo de productos hasta convertirse en 2020 en la segunda marca más valiosa del mundo, según Interbrand y contar con varias filiales y líneas de negocio.

En los últimos años, el Fundador se había alejado de gran parte de la gestión de la compañía para centrarse en el futuro de Amazon y en sus proyectos personales como The Washington Post o los viajes espaciales, según fuentes citadas por el The New York Times. Sin embargo, la pandemia -que provocó un gran crecimiento en la compañía-, le obligó a volver a la primera línea de la gestión del negocio de Amazon, teniendo incluso que testificar ante el Congreso de los Estados Unidos en verano.

Finalmente, tras un año muy ajetreado y con la compañía en su momento de máximo esplendor, Bezos ha considerado que es el momento idóneo para dejar de ser el CEO y pasar a ser el Presidente Ejecutivo, entrando en una etapa en la que aunque no esté al frente de la compañía, seguirá profundamente ligado a ella pero destinando su energía también a otros proyectos en los que a partir de ahora estará más enfocado.