Formulario de búsqueda

¿Qué diferencias existen entre ser CEO o Presidente Ejecutivo?

  • El Presidente Ejecutivo suele asumir un rol de asesor y tiene la función de presidir las reuniones del Consejo
  • El CEO es el máximo ejecutivo de la empresa y el responsable a la hora tomar las decisiones del día a día

Esta semana Jeff Bezos ha anunciado que dejará su cargo como CEO de Amazon a partir del tercer trimestre de 2021 y será sustituido por Andy Jassy, hasta ahora CEO de la unidad de computación en la nube (Amazon Web Services).

Bezos no se desligará de Amazon y asumirá el puesto de Presidente Ejecutivo

Sin embargo, Bezos no se desligará de la compañía y asumirá el puesto de Presidente Ejecutivo, desde el que “seguirá participando en importantes iniciativas de Amazon”, como ha explicado en un email a los trabajadores de la empresa, pero también tendrá  tiempo para concentrarse en sus otras pasiones.

En este contexto, pueden surgir dudas sobre las diferencias entre ejercer como Executive Chairman (Presidente Ejecutivo) y ser el CEO (Chief Executive Officer) de una compañía.
La traducción heredada del inglés para definir ambas posiciones y el hecho de que en muchos casos estos dos puestos los ocupe la misma persona, no ayudan a ver la diferencia del todo clara.

La palabra CEO es una sigla del inglés que hace referencia a Chief Executive Officer, es decir, el Director Ejecutivo de una empresa. Es el ejecutivo de más alto rango en cualquier compañía y sus responsabilidades principales incluyen administrar las operaciones y los recursos en el día a día, tomar decisiones corporativas, ser el principal enlace entre la Junta Directiva y las operaciones de la compañía, así como ser la cara pública de la empresa.
Pero los CEO, a menudo, tienen un puesto en el Consejo, y a veces son también los Presidentes. De ahí que otros títulos para CEO incluyan el de Director General y, a veces, incluso Presidente.

Desde la Fundéu, por ejemplo, aconsejan utilizar “Consejero Delegado”, “Director General”, “Presidente Ejecutivo” o “Primer Ejecutivo” para la traducción de las siglas de CEO.

La Chairperson es responsable de presidir las reuniones del Consejo

En el caso de la palabra Chairman, “silla” hace referencia al lugar desde el que preside el titular del cargo, ya sea en una silla, en un atril o en otro lugar.
Desde el punto de vista empresarial, la Chairperson (que puede ser Chairman o Chairwoman) es responsable de presidir las reuniones del Consejo, que es elegido por los accionistas de la empresa y está compuesto por directores internos (ejecutivos de la empresa) y externos (particulares no empleados en la compañía).

En definitiva, cuando se trata de puestos de nivel ejecutivo dentro de una organización (el llamado C-level), los títulos asignados y las funciones asociadas a cada uno pueden confundirse. De hecho, en organizaciones pequeñas o aquellas que todavía están en las fases de crecimiento, por ejemplo, el CEO también puede ser el CFO (Chief Financial Officer) o el Director de Operaciones (COO), y así sucesivamente.

No obstante, la principal diferencia que podemos encontrar entre un CEO y un Presidente Ejecutivo reside en que este último suele asumir un rol de asesor y tiene la función de presidir las reuniones del Consejo de Administración, pero no suele participar en las operaciones diarias; mientras que el CEO es el máximo ejecutivo de la empresa y el responsable a la hora tomar las decisiones en una empresa.

La labor del CEO

El CEO de una empresa suele tener diferentes funciones según la estructura de cada organización, aunque normalmente tiende a compartir unos rasgos comunes, como representar a la máxima autoridad dentro de la gestión y dirección administrativa.

El Consejero Delegado de una compañía también suele ser el responsable a la hora de marcar los objetivos, ejercer la portavocía y ser la cara visible. Destaca además por su visión estratégica, que le permite definir las estrategias globales de la compañía.

Estas serían las funciones principales de un CEO en su cargo:

  • Es responsable de la dirección de la empresa y de su gestión dentro de las facultades delegadas por la Junta
  • Deberá desarrollar propuestas estratégicas
  • Crear los planes anuales, en consonancia con las estrategias acordadas, para su presentación a la Junta
  • Desarrollar planes de recursos humanos para que la compañía tenga la capacidad necesaria para lograr sus objetivos
  • Establecer una estructura organizativa y los procesos y sistemas para garantizar la organización eficiente de los recursos
  • Dirigir al equipo ejecutivo
  • Asegurarse de que los resultados financieros, los objetivos y las estrategias de negocio se comunican a la comunidad inversora
  • Desarrollar y promover una comunicación efectiva con los accionistas y otras entidades pertinentes
  • Asegurar que el rendimiento del negocio está en consonancia con los principios de actuación
  • Desarrollar procesos y estructuras para asegurar que las propuestas de inversión de capital se revisan a fondo, que los riesgos asociados son identificados y tomar medidas para gestionar los riesgos
  • Establecer una relación de confianza con el Presidente para informarle de las novedades de la compañía o buscar asesoramiento

La labor del Presidente Ejecutivo

Normalmente, el cargo de Presidente de una compañía suele recaer en el Fundador o en un Director que haya estado profundamente ligado, involucrado y haya tenido mucha relevancia en la empresa.

Los Presidentes suelen ser cargos institucionales, pero las tareas del Presidente Ejecutivo van un paso más allá. Debe ser el encargado de la Junta Directiva y de designar al CEO, entre otros aspectos.

Estas serían las funciones principales de un Presidente Ejecutivo en su cargo:

  • Asegurar el funcionamiento de la Junta y sus Comités según los estándares de gobierno corporativo
  • Mantener una comunicación efectiva con los accionistas, los Gobiernos anfitriones y otras entidades y que las opiniones de estos grupos se entiendan en la Junta
  • Establecer el orden del día, el estilo y el tono de las deliberaciones del Consejo para promover un debate constructivo y eficaz en la toma de decisiones
  • Apoyo del Jefe del Ejecutivo en el desarrollo de la estrategia y, en general, para apoyar y asesorar al Director General de la empresa
  • Mantener un acceso en la alta dirección, pero sin inmiscuirse en las responsabilidades del Jefe del Ejecutivo
  • Promover relaciones efectivas y comunicación entre los directores no ejecutivos y miembros del Comité
  • Asegurar que el funcionamiento del Consejo, sus comisiones principales, y los directores individuales son evaluados formalmente sobre una base anual

En último término, según explican desde la consultora Caparners, los CEO que suelen optar por convertirse en Presidentes Ejecutivos, como ha hecho Jeff Bezos, lo hacen para “aprovechar las relaciones personales con los clientes y el conocimiento institucional por haber sido Ex Director Ejecutivo, al tiempo que le permite conservar los derechos y beneficios de los empleados, ayudar en el proceso de transición y eliminar gradualmente las responsabilidades de Director Ejecutivo”.