Formulario de búsqueda

Con la crisis, los argentinos incorporan nuevos hábitos de consumo

Compartir en:

Con la crisis, los argentinos incorporan nuevos hábitos de consumo

  • El informe de Kantar Worldpanel refleja un aumento en las compras a granel
  • Con promociones y marcas propias, los grandes supermercados buscan atraer clientes

El aumento de la inflación y la caída en el poder adquisitivo definen la realidad de la mayoría de los consumidores argentinos. Afectados por esta situación y en busca de hacer rendir mejor su dinero, las personas incorporan nuevos hábitos de compra a su rutina.

El aumento de la inflación reduce el poder adquisitivo de los salarios en Argentina

El informe trimestral Consumer Insights de la consultora Kantar Worldpanel, estableció que, debido a la crisis, almacenes, autoservicios y farmacias aumentaron las ventas de los productos de la canasta básica, en un gasto que representa un 60% menos, en comparación con el desembolso que se hace en supermercados y mayoristas.

“Esto nos habla de un consumidor altamente racional que controla y cuida su presupuesto. Por eso, los llamados ‘canales de menor desembolso’, son los únicos que crecieron un 5% en volumen en promedio”, Joaquín Oría, Shopper Behaviour Manager de Kantar Worldpanel.

A su vez, el informe destaca que la compra de productos sueltos, denominados “a granel”, continúa ganando adeptos, principalmente en las categorías de cuidado de ropa y hogar, gracias a precios que se manejan 50% por debajo del resto del mercado.

Además, Kantar resalta la aparición del Omni-Shopper, un consumidor que recorre distintos puntos de venta con el objetivo de encontrar los mejores precios, un comportamiento que provoca la fragmentación cada vez mayor de la estructura de canales.

Marcas propias y promociones, la oportunindad para los grandes distribuidores

Por otra parte, el estudio reconoce que esta situación de crisis genera una oportunidad para muchos distribuidores, con “marcas propias” que ganan terreno al momento de la decisión de compra, sobre todo en categorías básicas de alimentos y productos de celulosa.

Por último, las promociones son otro fenómeno que permite a los supermercados intentar conservar clientes. Sin embargo, las cifras reveladas destacan que solo un cuarto de las compras realizadas en las grandes cadenas se hacen bajo algún tipo de promoción. “Si bien atrae shoppers, esta acción no logran compensar el costo del resto de las compras en hipermercados y supermercados, por lo que da un saldo total negativo”, concluye el informe.