Formulario de búsqueda


El estado actual de los VTC en España

Compartir en:

El estado actual de los VTC en España

  • Desde la entrada en vigor de la nueva ley catalana, Barcelona ha perdido 350 vehículos VTC
  • La bajada coincide con un repunte de hasta el 12% de coches de Uber y Cabify en Madrid

Desde la entrada en vigor de la nueva normativa autonómica en Cataluña, Barcelona ha perdido 350 vehículos de alquiler con conductor (VTC). Una bajada que coincide con el repunte de hasta el 12% de estas licencias de vehículos de Uber y Cabify en Madrid.

El nuevo mapa de los VTC

La nueva ley catalana, que entró en vigor el pasado mes de febrero tras el conflicto con los taxis, obliga a contratar estos coches con antelación.

La nueva normativa catalana obliga a contratar el servicio VTC con antelación

Según datos oficiales del Ministerio de Fomento, al cierre del mes de abril, Barcelona contaba con 1.934 vehículos de VTC frente a los 2.284 que sumaba al terminar enero y justo antes de que entrara en vigor el Decreto de la Generalitat para regular el sector en la Comunidad el 1 de febrero. 

En la otra cara de la moneda está Madrid. En lo que va de año, la capital ha registrado un crecimiento del 12% en el número de coches de plataformas como Uber y Cabify. En total ya suma 7.375 autorizaciones, más de la mitad de las que existen en todo el país. Estamos hablando ya de una proporción de un coche VTC por cada dos taxis cuando la  Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) fija una proporción de un VTC por cada treinta taxis como requisito para conceder autorizaciones a estos transportes urbanos.

La regulación de los VTC

Cataluña no es la única comunidad autónoma que ha aprobado su propia regulación regional para el negocio de los VTC. Valencia, Baleares, País Vasco y Aragón también lo han hecho y todas ellas han introducido un periodo de antelación para contratar un servicio de VTC.

Valencia, Baleares, País Vasco y Aragón también tienen leyes regionales para los VTC

Sin embargo, y al contrario de lo que ha ocurrido en Cataluña, la regulación no ha supuesto variaciones importantes en el número de este tipo de coches. En el caso de Barcelona, esta condición llevó a Uber y Cabify a tomar la decisión de abandonar la ciudad, aunque finalmente la empresa española sí volvió a dar servicio en la ciudad condal.

Según datos de Fomento, el conjunto del sector de los VTC logró 88 nuevas autorizaciones en abril y 1.052 en el primer cuatrimestre del año lo que hace un total de 14.177 autorizaciones a estas alturas del año. Un aumento de licencias fruto de las resoluciones judiciales a raíz del vacío legal que experimentó el sector entre los años 2009 y 2015.

Por provincias, después de Madrid y Barcelona, Málaga es la tercera ciudad con más VTC (1.418, 61 más que en marzo), por delante de Alicante (296), Sevilla y Baleares, (213 en cada caso), A Coruña, (191) y Valencia (182). Entre las provincias que tienen más de cien coches de Uber y Cabify también figuran Badajoz (178), Cantabria (158), Granada (148), Cádiz (127) y Asturias (102). Soria, Las Palmas y Tenerife se mantienen como las tres provincias donde aún no opera ni un sólo vehículo de VTC, mientras que en Zamora y Palencia sólo hay uno, en Jaén cuatro, en Albacete cinco y en Huesca, seis.