Formulario de búsqueda

“La integración de los servicios de comunicación beneficia al propio cliente” [Entrevista]

Compartir en:

“La integración de los servicios de comunicación beneficia al propio cliente” [Entrevista]

  • El fundador de AMT, Álvaro Montoliu, habla del nuevo posicionamiento de la agencia, que gira en torno a la Transcomunicación
  • “Somos la extensión natural de los departamentos de marketing, sin ellos es imposible hacer lo que hacemos”

Álvaro Montoliu fundó la agencia AMT en 2006, pero es ahora cuando la compañía ha dado un giro hacia un nuevo posicionamiento: la Transcomunicación. Un método único de ideas transversales válidas para cualquier canal que la agencia eleva a la categoría de éxito para marcas como Rakuten TV, AENA o el Ministerio de Fomento.

De ello, y de todo lo que está por venir en el sector del marketing y la publicidad, hablamos con Álvaro Montoliu.

P. Transcomunicación, literalmente más allá de la comunicación. ¿AMT viene del futuro?

R. No, viene de las necesidades que muestran los anunciantes y clientes en el mercado. AMT lleva 14 años en el sector, y la evolución del mercado ha marcado también la evolución de la agencia. Empezamos como una agencia tradicional de relaciones públicas en 2006, pero hemos ido creciendo siempre de la mano de nuestros clientes.

Hemos visto que la integración de todos los servicios en comunicación beneficia al propio cliente.

Somos la extensión natural de los departamentos de marketing, sin ellos es imposible hacer lo que hacemos

No solo hace que las campañas sean más efectivas, sino que optimiza su tiempo y su interlocución con las agencias. Somos realmente una extensión de sus departamentos de marketing y comunicación, que creemos que es lo que los anunciantes necesitan de las agencias.

P. Y eso debe dar cierta tranquilidad, ¿no?

R. Da tranquilidad saber que ofreces soluciones reales a las ambiciones y retos que te plantean los clientes. Pero tranquilidad nunca, tienes que seguir innovando y pensando en nuevos canales continuamente. Nosotros exploramos qué canales tenemos para hacer llegar el mensaje, e incluso los inventamos si es necesario. Tranquilidad entendida como trabajo bien hecho, sí. Pero no como algo estático.

P. Ese esquema de pensamiento basado en romper con lo convencional, tiene que ser muy distinto a todo lo que conocemos...

R. ¡Creo que sí! No conozco ninguna agencia que integre en un solo brief a profesionales de todos los ámbitos de comunicación. Y eso le da una potencialidad y dimensión desconocida a toda tu propuesta.

Los propios clientes nos lo comentan, aquí evitan tener que ir con dos vías paralelas para un solo producto. Muchas veces una agencia marca la campaña digital, otra la creativa, otra la de relaciones públicas... Y quizás son tres ideas buenas, pero no puedes bombardear al público con mensajes diferentes porque lo terminas confundiendo.

P. Para que entendamos mejor esto de la Transcomunicación. Vamos a poner un ejemplo cercano. Si quisiéramos transformar esta entrevista en una “transentrevista”, ¿cómo tendríamos que plantearla?

R. (Risas) Para eso tengo un equipo, ¿no? Precisamente, para plantear una “transentrevista” necesitaríamos diferentes perfiles que proporcionen una visión distinta para construir ese proyecto final.

P. Porque esa es una de las claves de AMT: un equipo multidisciplinar donde el éxito lo marca la diferencia...

R. Correcto. Aquí tengo a un equipo de amplia experiencia en el sector y nombres reconocidos que también apuestan por este tipo de comunicación. Hay dirección creativa senior que viene de agencias multinacionales, con Rubén Díaz al frente. Y tenemos un gran equipo de planificación estratégica dirigido por uno de los mejores, Antonio Monerris.

No conozco ninguna agencia que integre en un solo brief a profesionales de todos los ámbitos de comunicación

La dirección general está compuesta por Patricia Pérez, formada en multinacional, del grupo BBDO, que aporta una visión enriquecedora. Y una sección de servicio al cliente con Ana Martinez al frente. Además, recientemente nos hemos abierto a toda la parte de marketing deportivo con Rayde Luis Báez.

Y eso es solo el principio, porque tenemos otros 20 profesionales que aportan cada día. La verdad es que es muy divertido trabajar en un proyecto con todos ellos, porque se generan unos debates muy interesantes. Y al final se concentra todo en una idea que intentas cuadrar en los máximos canales posibles.

P. ¿Por qué se han dado justo en este momento las circunstancias idóneas para dar el paso hacia este nuevo posicionamiento?

R. Llevábamos un tiempo trabajando así, unos 3 años aproximadamente. Pero hemos visto que es un modelo único, con la experiencia de clientes y campañas que van saliendo muy bien, no solo a nivel estético sino también a nivel de ventas. Además, hemos visto el interés que ha despertado por parte de profesionales para sumarse a este carro. Es cuando nos dimos cuenta de que esto van en serio.

P. Un posicionamiento que tiene su máxima expresión en la nueva imagen corporativa de AMT... Háblanos del logotipo.

R. El logotipo depende del equipo creativo. Me dijeron “con este posicionamiento, hay que actualizar nuestra presentación”. Y me presentaron su propuesta, que es un logo multicolor. Cada uno de los colores somos cada una de las personas que hay aquí, totalmente diferentes, pero que en conjunto queda muy interesante.

_alt_

Y es aplicable a cualquier tipo de soporte. De hecho, el logotipo que tenemos presidiendo la agencia es multicolor, pero las tarjetas de cada uno de nosotros son de un color diferente. Porque la suma de todos los colores es lo que hace este arcoíris.

P. Cuando la idea se libera del corsé del canal, ¿no hay quien la pare?

R. Totalmente. Porque llegas con la misma idea de diferentes maneras y en diferentes momentos. Esto implica que el consumidor reciba el mensaje de un modo distinto, pero sin perder la esencia del mismo. Es una idea muy clara, que te posiciona muy bien en la mente del consumidor, y ahí están los resultados.

P. Todo lo transgresor lleva implícito un inevitable riesgo al fracaso. ¿Sale rentable asumirlo?

R. Creo que sí. Pero la valentía no es nuestra, es de nuestros clientes.

Empezamos como una agencia tradicional de relaciones públicas, pero hemos ido creciendo de la mano de nuestros clientes

En este sentido nosotros estaremos eternamente agradecidos a todos los que están confiando en esta nueva manera de trabajar el marketing, sin ellos no sería posible. Por supuesto cuando se plantea un escenario y vamos con una idea muy transgresora, sí hacemos pre-test en mercados locales, para ver cómo funciona.

Pero el mérito es compartido. Nosotros somos la extensión natural de los departamentos de marketing, porque sin ellos es imposible hacerlo.

P. Cuéntanos algo que te haga especial ilusión de esta nueva etapa...

R. Me hace especial ilusión ver cómo la agencia está creciendo y somos una familia. Eso es lo que más ilusión me hace, ver a la gente que viene ilusionada a trabajar.

Más allá de eso, estamos en un momento de crecimiento, acabamos de firmar con Mobile World Capital… Pero la satisfacción personal como director de una agencia es ver que la toda gente que trabaja contigo ve esto como una diversión. Es un trabajo, pero en un ambiente espectacular, que es la base del éxito de cualquier empresa.

P. ¿Qué hace AMT para que el mundo del marketing sea cada día un poco mejor?

R. Al final nosotros trabajamos en un mercado local, que es España. Pero lo que queremos es humanizar. Parte de la transcomunicación es precisamente eso, poner a la persona en el centro.

En un mundo tan impersonal, lo que queremos es humanizar

En un mundo a veces tan impersonal, que si lo miras con distancia puede parecer hasta egoísta, lo que queremos es algo tan sencillo como humanizar. Porque al final nuestro trabajo es servicio, y Servicio en mayúscula. Solo así es cuando salen las cosas.

P. Por cierto, AMT y EMT están a una letra de distancia... ¿Habéis pensado en aprovechar el naming para conquistar publicitariamente a la Empresa Municipal de Transportes de Madrid?

R. Claro, ¡nos encantaría trabajar con EMT! La verdad es que no le ponemos puertas a nada, es lícito soñar a lo grande. Si no lo haces, te quedas en pequeño. Tenemos un plan estratégico de crecimiento, y siempre somos optimistas.

Además, quién nos diría a nosotros que firmaríamos con Mobile World Capital Barcelona, que seríamos agencia referencia de AENA o que trabajaríamos con clientes como Puratos...Con EMT estaríamos encantados.