Formulario de búsqueda

El consumo de snacks saludables crece entre los españoles

Compartir en:

El consumo de snacks saludables crece entre los españoles

  • Sin embargo, más de la mitad de los consumidores aún optan por opciones más calóricas y procesadas
  • Los datos de AECOC Shopperview indican que los españoles consumen una media de 3,5 snacks al día

El snacking es un hábito fuertemente arraigado entre los españoles. Así lo indican los resultados de un estudio realizado por AECOC Shopperview que establece que los consumidores toman una media de 3,5 tentempiés a lo largo del día.

Los snacks forman parte de la compra regular de dos tercios de los españoles

Según el informe, dos tercios de los españoles consultados admiten que consumen snacks habitualmente y que estos productos forman parte de su lista de la compra regular.

El informe “Oportunidades de crecimiento en el momento snacking”, señala que el placer y la indulgencia son dos de las razones de consumo más habituales en este tipo de productos, motivación que se ve reflejada en el hecho de que más de la mitad de los usuarios optan por opciones más calóricas, productos procesados y altos en sal y azúcares, como las chucherías, las patatas chips o las chocolatinas.

Un nuevo perfil de consumidor

Sin embargo, a medida que cambian los hábitos, también crece el consumo de snacks saludables, como los hechos a base de verduras y frutas frescas o los envasados de productos del mar, así como las categorías híbridas, como frutos secos, bebidas como batidos o preparados de café, embutidos y barritas muesli.

Rosario Pedrosa, Responsable del área de Estrategia Comercial y Marketing de AECOC, explica que el concepto de snack tradicionalmente ha estado ligado “a darse un capricho para matar el gusanillo, priorizando el placer”, pero que este hábito ha comenzado a cambiar. “Cada vez más el consumidor planifica esos momentos de consumo entre horas e introduce productos saludables”, comenta.

La mayor parte del consumo de snacks se realiza por la mañana, antes de comer

Este nuevo perfil de consumidor ha generado la aparición de nuevos tipos de snacks, como aquellos sin gluten o sin lactosa, los basados en superalimentos, opciones veggie y los hechos a partir de proteína animal, como las tiras de ternera o los aperitivos de pescado.

A su vez, el estudio de AECOC Shopperview destaca que la mitad de los momentos de consumo de snacks se producen durante la mañana, mientras que casi el 40% se distribuyen por la tarde. El picoteo después de la cena es más residual.

Por otro lado, dos tercios del consumo de snacks se producen dentro de los hogares, mientras que casi el 15% se realiza en el trabajo y la misma proporción durante el traslado del consumidor hacia algún lugar.