Formulario de búsqueda

El Marketing Gastronómico, a debate

Compartir en:

El Marketing Gastronómico, a debate

  • Vivimos en la era de lo “instagrameable”, un factor de marketing que las empresas de alimentación deben tener en cuenta
  • En este Podcast contamos como invitada con Daniela Goicoechea, Directora de Marketing de Goiko Grill

↑ ↑ Puedes escuchar nuestro Podcast en estas plataformas ↑ ↑
 

No todo el Marketing Gastronómico está relacionado con la comida, pero sí hay mucho sobre comida en el sector del marketing gastronómico. Y más en España, que es un país de buen comer y, recientemente, designado como uno de los más sanos del mundo según el índice Bloomberg.

Para hablar de todo ello nos acompaña en este Episodio #10 de nuestro Podcast 80/20 Daniela Goicoechea, Directora de Marketing de Goiko Grill.

Escucha el episodio #10: Marketing Gastronómico, a debate

*Lo que vas a leer a continuación es el resultado de aplicar la Inteligencia Artificial a nuestro Podcast. Te pedimos disculpas por cualquier error tipográfico o de gramática que puedas encontrar, ¡la herramienta está aprendiendo poco a poco!

Playback Rate 1  

 

Timecode: 00:00:00

Marketing Gastronómico, a debate

Javier: Eso, eso, eso vamos, vamos, vamos a empezar 80/20 el podcast de Reason Why. Muchísimas gracias por estar aquí y por seguirnos. Está siendo todo un éxito los podcast que estamos haciendo y hoy vamos a hablar de marketing gastronómico. Esperemos conseguir hablar de marketing gastronómico y no de comida, como siempre. Para hacerlo me acompaña Natalia Marín. Hola Natalia.

Natalia: Hola a todos, ¿qué tal?

Javier: Natalia. Por favor, ¿cómo estás? Un poquito de... Ya introducción directamente.

Natalia: A ver, es que ya me dices que no vamos a hablar de comida y yp para este podcast me preparado. Entonces estoy llena. Por si acaso me entraba el hambre, yo he comido antes del podcast.

Javier: Y, ¿bien todo?

Natalia: Y bien, si mis tripas fenomenal. Así que podemos hablar de lo que queráis.

Javier: Genial por toda la aclaración. Manu Sánchez. Hola Manu.

Manu: Hola, ¿qué tal?

Javier: ¿Cómo te encuentras?

Manu: Pues mira, me encuentro solamente leyendo el titulo del podcast, ya me encuentro hambriento. O sea que el marketing gastronómico ya... Titular: el marketing gastronómico funciona porque ya tengo ganas de comer.

Javier: ¿En serio?

Manu: Si yo creo que algo tiene que ver la persona que tenemos aquí invitada.

Javier: Venga, vamos a presentarla y más rodeos. Daniela Goicochea, directora de marketing de Goiko Grill. Hola Daniela.

Daniela: Hola Javi, ¿cómo estás?

Javier: Bien. ¿Cómo te encuentras?

Daniela: Muy bien, muy emocionada a primer podcast que hago. Así que emocionada. Y olvidáte, que se habla de comida en marketing gastronómico no se emocionen.

Javier: O sea poca estrategia y mucha comida, ¿no? (Risas)

Javier: Bueno, hoy es nuestro podcast número 10. Estamos de aniversario y por todo lo alto con Goiko Grill, la empresa que lo está reventando en Madrid, en España... ¿Tenéis alguno fuera de Madrid?

Daniela: Claro, tenemos en muchísimas ciudades fuera de Madrid.

Javier: Pues fíjate, fatal mis deberes. En Madrid no para de comerlo, pero en Madrid la verdad es que no lo había probado. Pero sí, entonces enhorabuena por toda la expansión en España y por el éxito que estáis haciendo como marca.

Daniela: Gracias.

Javier: Y gracias por estar aquí celebrando nuestro podcast número 10.

Daniela: A vosotros.

Javier: Bien, pues dicho esto, Y hechas todas las introducciones vamos al grano, vamos a hablar de marketing gastronómico como hemos dicho. España es el país más sano del mundo, según el índice Bloomberg, por encima de países como Italia y Suiza. ¿Qué te parece eso, Natalia? ¿Cómo lo ves?

Natalia: Bueno, los datos siempre son datos y ya hemos hablado de ello en alguna ocasión que se pueden cuestionar, se pueden creer o no creer.

Javier: ¿Tú te sientes, te sientes el país más sano del mundo?

Natalia: Bueno, yo creo que en España que hay cada vez más una conciencia hacia cuidarnos y cuidar lo que comemos y mirar de qué nos alimentamos. Pero bueno, también es un país de muy buen comer. Entonces, hay mucha gente que sigue dietas, que trata de mantenerse ahí un poco la línea, tanto como el más sana del mundo... También es cierto que es un índice que yo entiendo que mirará más aspectos, además de no sólo el concepto de país más sano por alimentación que nos estamos imaginando. Pero bueno, pues si la dieta mediterránea nos lleva esto y funciona, pues mira que bien.

Javier: Efectivamente, el marketing nos está llevando mucho a esto, ¿no Manu?

Manu: Si nos está llevando mucho a esto. Pero creo que hablando de marketing gastronómico en España no lo explotamos lo suficiente de cara a otros países. ¿Por qué? Porque nos encontramos con otros países que en cuanto... O el país vecino, Italia. Que te hablen de Italia ya tiene sus productos estrella, tienen la pizza, tienen la lasaña, tienen la pasta... Tiene una serie de cosas que están muy bien posicionados y en España al final creo que exportar esto fuera se ha exportado mucho, como las tapas. Pero bajo mi punto de vista, cuando te dicen ¿te gustan las tapas?, esto es una frase que te dicen muchas veces fuera de España y dices, pero "¿las tapas de qué?" Las tapas en es una forma de comer la comida, no es una comida y creo que nos falta ese punto que por ejemplo, se consiguió y se ha llevado fuera con la paella, el producto de marketing gastronómico estrella de España fuera, pero que todavía hay camino por hacer. Y sobre todo porque, al final España recibe muchísimos turistas, es un buen punto de contacto y creo que cada vez más se está haciendo que estos turistas también se salgan un poco de la paella del chiringuito y vayan a también conocer la gastronomía. Y aquí el marketing tiene mucho que hacer, porque al final hay muchos restaurantes en España que son un destino gastronómico con estrella Michelin. Siempre está en la cabeza de las desde casi todos estos rankings, pero se puede hacer mucho, mucho más, sobre todo para lo que es el día a día. ¿Por qué? Porque vas ahora mismo a cualquier ciudad del mundo y tienes un.

Javier: ¿Por ejemplo?

Manu: A cualquier ciudad, pues a Pekín, a Sídney.

Javier: Para centrar a la audiencia tienen que tenemos que conseguir reflejar un impacto visual.

Manu: El impacto visual. ahora mismo vas a Sídney y seguramente salgas...

Javier: Sídney suena más sofisticado que Pekín.

Manu: Más sofisticado. Vas a Sídney, sales de tu calle en el centro y seguramente te encuentras en un restaurante italiano no muy lejos. Seguramente en Sídney haya algún restaurante español. Pero no está tan extendido como la gastronomía italiana y creo que hay campo por hacer.

Javier: Daniela, ¿tú como lo ves? ¿Ves iconos de la gastronomía española y crees que el marketing tiene mucho que hacer seguir fomentándolos?

Daniela: Yo creo que sí. España tiene una marca que puede ser muy fuerte internacionalmente, no solamente la paella, la tortilla pudiese salir también con la misma fuerza, que es un plato que también es muy adaptable y que se puede convertir en una marca España. Yo creo que como marca es muy fuerte, muy fuerte. Yo creo que hay que agarrarse justamente esos puntos fuertes y sacarlos y ver cómo se les da la vuelta. Sin duda Italia la tiene muy fácil, ¿no? La pasta y la pizza es mundialmente conocida, pero ¿por qué no una buena paella? ¿Una buena tortillita? Claro que sí.

Javier: Oye Manu, sabes lo de la tapa, ¿por qué viene eso de tapa?

Manu: era porque no voy a decir la fecha, porque la voy a decir mal, entonces prefiero no decirla. Que se solía servir la bebida con una tapa por encima de algún fiambre o tal para que no entrase en las moscas en el vino. Esta es la razón del nombre de la tapa y ya de ella dijo no, no ponme directamente la tapa no me pongas el vino y de ahí es de donde...

Natalia: Pero hay otra versión, ¿no?

Javier: No, no.

Natalia: O yo por lo menos me otra.

Javier: Esa es la versión que yo iba a dar. Manu es que me ha quitado el titular. Yo cuando suelo preguntar a la gente porqué se llama tapa, me suele decir no, no, no, no, no sé. Cuéntamelo. Pensé que era el momento de gloria, pero ya he visto que no...

Natalia: Pues fíjate, hay otra. Hay un rey, que no voy a decir cual es, porque si lo digo lo digo mal.

Javier: Vale...

Natalia: Un rey aquí en España que tenía miedo a que le envenenaran, entonces tapaba la bebida con una tapa con la comida. Esa es la que yo me sabía.

Javier: Daniela, ¿cuál te crees tú?

Daniela: No tengo ni idea. Las dos suenan divertidas. (Risas)

Manu: Mola más la del rey para que no le menace ni no entres en las moscas.

Natalia: Ah mira, dos por uno.

Javier: Perfecto, perfecto. Bueno, la cocina, la cocina yo creo que está de moda. Y no hasta qué punto es, porque a nivel mundial estamos haciendo un marketing muy potente o quizá un punto más a nivel sociedad, que cada vez apreciamos más el placer de comer, de cocinar, de compartir algo en familia. ¿Cómo veis esta esta situación? ¿Más marketing? ¿Más situación real? ¿Quién se lanza?

Daniela: Yo creo que una situación real.

Javier: ¿Sí?

Daniela: Sí. Yo creo que hay poco marketing dentro de lo que se ha hecho en España. Yo creo que hay mucho por hacer en ese nivel y lo que se ha hecho es porque ha salido orgánicamente. La gente se siente o la gente empatiza con lo que aquí pasa, como cómo come la gente en España, como lo disfruta, y por eso creo que ha agarrado fuerza y por eso creo que puede llegar mucho más lejos, porque todavía falta que lo mercadés.

Javier: Bueno, pero ya estamos haciendo cosas muy potentes. Aquí MasterChef, por ejemplo, es un auténtico boom espectacular. Ahí habrá mucho marketing. Shine Iberia la verdad es que se lo está currando.

Natalia: Si es un programa que aquí en España se ve mucho y también porque viene de un momento en el que la gastronomía española pasa a estar encabezada por grandes chefs, estrella Michelin o no, pero de renombre, que hacen de la cocina de sus creaciones algo más cercano a la gente. Y se genera todo un fenómeno alrededor de estos personajes, que es que hasta David Muñoz ha tenido un pequeño reality en la televisión enseñando cómo el montó todo el concepto de Diverxo, StreetXO, estrecho y demás. Entonces yo también creo que va un poco por la parte de el millenialismo, que hablaremos de ello en algún podcast yo creo. Eso que ha influido también porque las nuevas generaciones, el concepto de disfrutón, lo llevan por bandera. A la gente le gusta vivir experiencias y comer es una experiencia más. Entonces, más que poseer cosas materiales, les gusta disfrutar de las cosas de la vida y, por supuesto, la gastronomía está ahí. Entonces yo creo que también va un poco en esa línea. Se han juntado diferentes aspectos que han confluido y han hecho que en este momento, efectivamente la cocina, la comida, la gastronomía están de moda y es algo que la gente le gusta enseñar, le gusta compartir y le gusta poner de relieve.

Manu: Y yo creo que también ha influido una cosa que la gente también le gusta compartirlo. Le gusta mostrarlo. ¿Por qué? Porque al final vivimos en la época en la que se comparte todo. Vimos en la época de Instagram y ahora mismo vas a un restaurante y muchas veces no te vale sólo con que la comida sea deliciosa. También quieres que sea bonita, quieres que se Instagrameable.

Manu: Manu, ¿tú te has subido alguna vez a la silla al restaurante a hacer la foto del plato? (Risas).

Manu: A la silla del restaurante no, pero de pie me he puesto.

Natalia: Este momento es muy bueno, ¿eh? Cuando ves en los restaurantes a la gente de pie intentado conseguir el encuadre.

Manu: Hay otra cosa que tengo algún amigo que lo hace, que son los destroza Instagram, que cuando estás preparado para hacer la foto es ta ta ta ta ta. Llegan y meten el tenedor (Risas). Eso es una realidad. De hecho, hay alguna cuenta que...

Javier: Es una realidad que hay qué tipos de personas, ¿no? Y una de ellas son los destroza Instagrams.

Manu: Los destroza Instagram.

Javier: Vale.

Manu: Y hay incluso alguna cuenta que ya lo suben un poco a modo irónico, destrozando los platos de la gente. Pero creo que uno de los puntos que ha hecho que todo el marketing gastronómico crezca ha sido el de primero que se comparte mucho más y por lo tanto también ya no se hacen solo las cosas por hacerlas, sino por compartirlas.

Javier: Eso, Daniela, ¿cómo lo ves?

Daniela: Completamente. Nosotros, por ejemplo, cuando ponemos la marca en los platos, lo que hace es pensar dónde va estar nuestra marca cuando la gente toma una foto. vas a Goiko y cuando tomas una foto es muy difícil que no veas el logo Goiko Grill, muy difícil. Lo tienes en la servilleta, lo tienes en el plato, lo tienes en la pared, lo tienen absolutamente todos lados y luego la hamburguesa servida de cierta forma para que se vea muy bien dentro de la foto. La salsa está puesta en otro lugar, las patatas en otro. Está todo pensado para que sea preciosamente instagrameado.

Javier: Instagrameado.

Natalia: Instagrameado o instagrameable.

Javier: Podríamos hacer un podcast sobre la diferencia entre uno y otro.

Natalia: Qué friki, ¿no?

Manu: No hay que hacer podcast de todo. (Risas) Pero yo creo que en el caso de Goiko Grill, por ejemplo, esto ha podido ser una de las claves del éxito, pero también no hay que olvidarse de una cosa: que al final el marketing gastronómico tiene que estar también luego sustentado por una realidad, que el producto sea bueno, como es el caso de Goiko, porque antes yo recuerdo cuando estudiaba en la universidad que nos hablaban de cómo se hacían las fotoshootings cuando eran de comida y que era todo comida fake y ahora mismo muchas de estas fotos que están saliendo ya son con comida, con comida real y realmente bueno, pues yo creo que ahí que sí, que también.... Porque no hay quien genere el contenido no es un ex tuyo, es un usuario con su móvil en una mesa de un restaurante con una luz normalmente no muy buena. Que eso también muchos restaurantes lo tienen que tener en cuenta la iluminación, porque si tienes una iluminación malísima seguramente la foto no va a salir bien.

Javier: Yo no estoy tan de acuerdo contigo porque en tu época universidad no lo sé. Han pasado ya varias décadas desde aquello. Pero... (Risas).

Manu: Han pasado más de diez años.

Javier: Pues varias décadas.

Manu: No había Instagram.

Javier: No había Instagram efectivamente.

Natalia: Es verdad.

Javier: Pero fíjate, yo siempre digo que hay cinco factores a la hora de escoger un restaurante: tenemos el precio, el producto es el precio como factor de decisión, el producto, la distancia a la que está el restaurante, el ambiente, entendiendo el ambiente como el tipo de público que acude al restaurante, y por último, la decoración es el espacio en mismo. El servicio no lo meto dentro de ninguna de esas cinco variables porque es difícil que vayas a un restaurante porque tenga buen servicio y todo lo demás esté mal. Eso sí, tiene muy buen servicio, pero está muy lejos del producto y es muy caro, pues es raro que vayas para que te den una palmada en la espalda. Pero el servicio es importante, pero que puedes hacerte muchos kilómetros para hacer un restaurante con muy buen producto o ir a un restaurante que tiene peor producto, pero es muy barato. Entonces son esos cinco factores y no todo el marketing gira en torno a enseñar bien el producto, pues la propia decoración, promocionar bien la distancia... y muchas veces lo que pasa es que los dueños de los restaurantes o las empresas que están haciendo la promoción del restaurante no tienen claro cuál de esos cinco factores es el que es el motor de decisión para que para que su cliente vaya. No hasta qué punto este tipo de cosas vosotros las tenéis en cuenta o mis cinco factores son sólo míos.

Daniela: No, yo creo que está bastante claro los cinco factores. Estoy de acuerdo contigo con que esos cinco son. Importantes o los más importantes, el servicio no lo quitaría del todo, yo creo que el servicio quizás no está en el top 5, pero sería el top 6.

Manu: O el top 1.

Javier: Claro. Osea el servicio...

Daniela: O el top 1.

Javier: Claro, no, el servicio, el servicio yo digo que es muy importante y desde luego no vas a un restaurante que tenga muy buen precio si te van a maltratar. O sea, el pero es un comodín. Eso es como lo principal. vas a un restaurante para tener buen servicio.

Daniela: Pero no, no es un commodity, no es un commodity y yo creo que cada vez menos, cada vez más la experiencia de ir a un restaurante no es solamente comer, es la experiencia completa. Es como te trataron antes, como te trataron, durante qué comiste y cómo te fuiste. Es completitita. Entonces, ese servicio hace que tu comida no solamente sea algo rico, sino que tu experiencia sea especial. Y si tu experiencia es especial, pues deja de ser una hamburguesa más. Por ejemplo, en el caso de Goiko Grill. Si tú me pones a competir a nada más con productos, por ejemplo, se me hace muy difícil en Madrid y en España lo que hablábamos de la comida sana del país sano. La materia prima de primera en todos lados es buena carne, buen pan, buenos ingredientes, fresco, local y eso lo puedo llevar a todos los restaurantes, hamburguesas o la gran mayoría. Pero, ¿cuál es tu diferenciador? De verdad ¿cuál va a ser que tu escojas Goiko Grill, más allá de la hamburguesa? Tiene que ver mucho más. Tiene que dar un servicio que te llame. Obviamente el ambiente es importante. Hasta la presión social hace un efecto en esto. ves que todo el mundo de tu círculo ha ido a algún restaurante que está de moda. también quieres ir, quieres pertenecer a ese fenómeno que está pasando.

Javier: El ambiente es simplemente.

Manu: El efecto perra chica. Llamaríamos así todo aquí en Madrid, desde Madrid. Realmente esto es, al final es el sitio donde hay que ir porque sí. Y esta presión social de la que habla Daniela creo que tiene mucho que ver Instagram. Instagram es un catalizador de esta presión social, porque si están allí, las influencers están allí. La gente está allí, la gente cool que conoces, te genera que al final quieras. "Jo. Yo también quiero estar allí" y esto es una herramienta de marketing brutal. Que no es la única porque muchas veces centramos el marketing gastronómico. Primero estamos hablando mucho de restaurantes, pero también de restaurantes, o mejor, más de moda, pero luego también hay muchas veces que la búsqueda del restaurante no están buscando el sitio perfecto, sino que también responde a una necesidad inmediata. estás por una carretera. Llega la hora de comer y tienes que buscar.

Javier: La distancia.

Manu: La distancia. Pero ¿quién entra aquí también? La recomendación social a través de, por ejemplo, Google Reviews o TripAdvisor. entras en Google y restaurantes alrededor de Uy tiene 2,4 estrellas. Pues no es lo mejor. Sigues un poco porque sabes que a cinco kilómetros tienes otro que tiene 4,4 y que seguramente vayas a comer bien. Entonces, bueno, hay muchos elementos que hacen, pero todos ellos se basan en la experiencia, porque cuando tienes experiencia buena la compartes, bien sea en Google Reviews, bien sea en Instagram, y esto hace que la gente vaya o no vayas a este sitio.

Natalia: Yo estoy con Daniela también. La parte del servicio me parece que pueden no sumar, pero resta, resta muchísimo a esa experiencia. Y yo con Goiko tengo una vivencia personal, una anécdota. Y es que cuando ellos estaban empezando, aterrizando aquí en Madrid, a me contactaron. Yo creo que en alguna ocasión ya lo he comentado, que yo tenía un blog en el que hablaba un poco de tendencias, estilo de vida y demás pequeñito, pues básicamente era un poco mi bitácora de este sitio y me ha gustado esto, pues llevar un poco el conteo de esas cosas. Y me contactó Goiko y me invitaron a comer a su restaurante. Esto te habló del año 2009 puede ser. Hace muchísimo tiempo, ¿no? Menos, más, no sé.

Daniela: Bueno, comenzamos en 2013. Pero bueno.

Natalia: Pues entonces igual no tanto. A mi me parece que fue mogollón el momento.

Manu: Te has venido muy arriba, ¿eh Natalia?

Natalia: Sí, seis años solo en serio, que fuerte, yo pensaba que era más.

Javier: Oye Daniela, en el 2009 cuando me contactaste... No mira, yo es que... ( Risas).

Natalia: Pensaba que era... Jo, pues yo estaba en la universidad cuando tenía el blog. Entonces, bueno, no sé. La cuestión es que mi blog no era ni muchísimo menos un blog influyente, ni yo tenía un perfil en Instagram porque no había Instagram, así que seguro. Y Goiko estaba empezando. Y en ese momento, Goiko empezó a implementar una estrategia de acercamiento a personas que potencialmente yo creo que ellos tuvieron ahí un poco de olfato de headhunters y en los inicios, pues contactaron con gente que ya tenía una cierta influencia, sobre todo en Twitter en aquella época y luego con algunos pequeños micro-influencers a lo mejor que sabían que si en ese momento les tocaban esa onda expansiva iba a abrir los tentáculos. Y al final acaba ocurriendo pues lo que estamos comentando, que un amigo va, lo recomienda y te llevas un buen servicio, un buen producto y ya se te queda eso metido siempre y yo la verdad es que es una experiencia que para fue super gratificante porque cuando tienes un blog que es conocido por tu círculo cercano y ya de repente que te contacte una marca y te diga "¿Oye, por qué no te vienes y luego escribes algo?" A me pareció de quitarme el sombrero y decir qué buen punto para fidelizar.

Javier: ¿Llevabas sombrero?

Natalia: No llevaba sombrero, pero es la típica expresión que ya sabes que...

Javier: Vale, vale.

Natalia: Estamos hoy conmigo... Me voy a ir del podcast, ¿eh?

Manu: Entonces, me he perdido un poco. Que llevabas un sombrero y ¿que pasó?

Natalia: Pues que me puse pan de la hamburguesa en la cabeza, Manu. Pues ya, ya no hablo más.

Manu: Puedes hablar más, ¿eh? El contacto efectivamente con influencers, de microinfluencers y tal en el marketing gastronómico es brutal porque al final son unos difusores de la información y también hay que tener en cuenta otra cosa, que tampoco es una compra de alta implicación. Quiero decir, si vendes un teléfono móvil de 700 euros, pues no es la misma implicación que invitar a un bloguer y a un par de personas a comer. Al final, la inversión que tienes que hacer como sitio es mucho, mucho menor. Entonces creo que ahí también hay mucho, mucho campo, y también hay otra cosa que es que todo el mundo come, todo el mundo le gusta salir a comer. Bueno, a todo el mundo, algún rarito habrá, pero... (Risas)

Javier: Vale, si nos estás escuchando ahora mismo y no te gusta salir a comer, Manu te acaba de llamar rarito.

Manu: Sí. Iba a decir que lo siento mucho, pero es que me gusta tanto comer fuera que no puedo decir que lo siento mucho.

Javier: Cada vez que cada vez que hablas la verdad es que sube el pam. Porque la gente ya te imagina con la camiseta del Betis, con la camiseta de lo del power ranger de la semana pasada, no me acuerdo como fue, ahora...

Manu: ¿Hoy qué camiseta estoy trayendo?

Javier: No sé. Yo te imagino súper inflado.

Natalia: La del donut burguer este que contabas antes.

Manu: La del Gordonut, el Gordonut. Y ahora una pregunta para Daniela el gordonut, una pregunta comprometida. El Gordonut ¿es una hamburguesa hecha de verdad o es marketing?

Daniela: ¿Cómo que de verdad o marketing? Es completamente verdad.

Manu: Ya lo sé.

Daniela: ¿Cómo va a ser de mentira? ¿Sabes qué es lo peor? Que los conceptos más gorditos de Goiko Grill son creados en marketing, porque somos las niñas. Digo las niñas hay también hombres. Somos un grupo de cerebros gordos que está todo el día pensando en qué nos vamos a comer y cómo va a ser eso más engordarte, es horrible. Entonces se nos ocurren cosas como gordonut. Después hicimos la del gofre, hicimos el tequeñón, que es con dos panes en vez de panes, dos tequeños, o sea es una locura.

Javier: ¿Cómo que dos tequeños? Explícanos ante la audiencia del mismo. Estaba necesitando imaginar una hamburguesa de dos tequeños.

Daniela: Yo lo siento muchísimo, pero hace pocos días hicimos una vuelta por un solo día y ahora no vuelve más, así que creo que se lo imaginen y babéen un poquito, pero no vuelven. Venga, entonces imagínate un tequeño, pero no es un tequeño, es un tequeño grande en forma redonda, en forma de pan, un tequeño abajo, arriba y en el medio carne y mermelada de tomate dulce. Eso era espectacular. Entonces nosotros pasamos todo el día en marketing, pensando estas cosas, inventando cosas de gordos y son de verdad. Las amamos.

Natalia: ¿Ves como había que comer antes de este podcast? He sido lista, he sido lista.

Javier: Oye, no. Lo del tequeñón eso es espectacular.

Daniela: Eso es espectacular.

Javier: ¿Por qué no paramos el podcast y vamos a probarlo? Ya no se puede, ¿no? Has dicho.

Daniela: Bueno, puedo conseguirlo.

Javier: Ohhh.

Natalia: En exclusiva para 80 / 20.

Javier: Eso se llama tener contactos, ¿eh?

Natalia: Oye, ya que hablamos de los tequeños. Ese es un efecto también interesante que analizar de marketing gastronómico y es cuando un producto se pone de moda. Aquí en Madrid por lo menos pasa mucho. El tequeño se ha puesto de moda. Ahora mismo está de súper moda la tarta de queso con queso crema líquido por dentro y los bordes duros. ¿Habéis probado tartas de queso?

Javier: Sí, sí.

Natalia: De estas yo he probado varias, espectaculares. O sea, hay competición en los restaurantes y ahora todos los restaurantes tienen la tarta de queso. En su día fue el crumbel de manzana. Entonces, ¿por qué ocurre este efecto dominó y al final todos los restaurantes acaban teniendo algunos de sus productos estrella?

Daniela: Yo creo que son productos innovadores y son productos deliciosos. Tienen los dos. Los tequeños, por ejemplo, los tequeños no eran famosos antes no habían llegado. Y llegó alguien que este caso fue Goiko, que los hizo más populares a nivel más nacional y se convirtieron en un boom. Luego esta tarta ya me imagino que está llegando. Estás acostumbrada a la clásica tarta española de queso, que no tiene nada que ver con esto y a esto que es delicioso y obviamente se va a poner de moda. No se ha puesto de moda algo que no sabe bien obviamente.

Manu: Sí, pero es verdad que son ciclos porque también ha habido otros productos y se me vienen a la cabeza el tartar de salmón con aguacate, que hubo unos años en los que no había ningún restaurante que no tuviesen el tartar de...

Natalia: Ahora son las gyozas, que están en todos.

Manu: Las gyozas. 

Daniela: Pero antes no había. Entraron, entraron, hicieron sus burbujas, su boom.

Manu: Yo creo que sobre todo es que saltan de restaurantes nicho, porque seguramente en cualquier restaurante venezolano en Madrid te encontrabas los tequeños, pero es que te lo encuentres fuera de contexto. Que yo creo que también se están rompiendo mucho las barreras y esto hace también mucho del tema de la multiculturalidad y de que haya mucha gente de muchos sitios, se viaje más y que al final, pues cuando vas a buscar un restaurante muchas veces es a qué parte del mundo me voy. Y dentro de esto te encuentras cosas de cualquier parte, porque yo he comido hoy en un restaurante tailandés, cosa que a lo mejor hace un restaurante de menú del día. A la súper experiencia, pero estamos en Cuzco y alrededor, pues tenemos restaurantes japoneses, tenemos restaurantes chinos, tenemos restaurantes latinos...

Javier: Estás en Cuzco. Tienes todo al lado.

Manu: Sí.

Javier: Vale.

Natalia: Está ahí precisamente porque estás ahí trabajando.

Javier: Claro, si te dejamos, si te dejamos solo te pones a decir todo tipo de restaurantes que hay al lado de Cuzco Manu, y no puede ser porque hay todo en Cuzco.

Manu: Claro.

Javier: Bien continúa, perdona.

Javier: Ya me he perdido. A lo que me refiero es que la multiculturalidad te hace también que antes ibas a los restaurantes y en todos los sitios tenían prácticamente una carta calcada. Y ahora ya, pues en cada sitio tienes un montón de cosas que se pasan de dos culturas. Está el tema de la cocina fusión, que no solamente para la alta gastronomía, que muchas veces la tienes en un bar de tu barrio. Y creo que eso es algo positivo porque hay más cultura de la gastronomía y también más está la agenda más abierta a probar nuevas cosas, nuevos sabores. Los tequeños, seguramente hace diez años nadie sabía que era un tequeño, lo habían probado una vez.

Daniela: El poke. Aquí todos han comido poke, ¿no?

Natalia: Guau. Ahora está súper de moda el poke también en aplicaciones de delivery hay mil opciones de oferta de poke.

Javier: Bueno, quizá entonces lo que lo que estamos viendo en cuanto a las corrientes es que estamos hablando, es precisamente saber explotar cuál está siendo la corriente en este momento, pero la corriente del producto en concreto, sino la corriente producto. Probablemente hayamos pasado a una etapa en la que el precio que tenía era un factor mucho más decisivo que lo que es ahora una sociedad más precio dependiente. Y a lo mejor ahora nos encontramos en una sociedad en la que la comida, nunca mejor dicho, entra por los ojos, apoyado, por supuesto, con las redes sociales que todos somos productores de contenido. Y probablemente en ese contexto, las tartas de queso, los pokes, un producto innovador aparte de que es un producto delicioso o cualquier otro producto tenga, tenga muchísimo más, más peso y sea el momento ahora de venderlo mejor. En el pasado que hablaba Manu del tartar de atún con aguacate, era un momento más sofisticado. Igual era sofisticado, pero sí, tampoco tener que ir a un producto demasiado caro. Entonces, quizá estamos... ¿Has notado ese tipo de giros en que al principio pudiéramos ser más precio dependiente y ahora la gente no es tan precio dependiente o...?

Daniela: También tiene que ver mucho con la crisis, ¿no? Con la crisis a la que estamos saliendo, que todavía quedan restos. Desde que nosotros abrimos hasta ahora, que son seis años, nada más. Se ve, se ve clarísimo. Ya se ve la mejora, no solamente que no somos precio dependiente, porque si fuésemos precios dependientes quizás Goiko no hubiese podido crecer de la forma.

Javier: Porque sois caros.

Daniela: Goiko no económico. Estamos claros es una hamburguesa que cuesta 11 o 12 euros, no es barato.

Javier: Desconozco, si lo dices.

Daniela: No es barato, no es barato.

Natalia: Depende de con qué lo compares.

Daniela: Por cuatro te consigues una hamburguesa en MacDonalds o en Burger King.

Natalia: Claro.

Daniela: O por mucho menos. Entonces, y no nada más eso, sino la cantidad de conceptos cool que están saliendo de que no son las cafeterías de toda la vida, sino de conceptos donde invierten y un ambiente donde invierten en servicio una cantidad de cosas y están por todos lados cada vez más. Eso te habla muchísimo, muchísimo, de que hemos salido de una economía de crisis a una economía que está comenzando en abundancia y se siente.

Manu: Estoy totalmente totalmente de acuerdo. Además, creo que se ve también en que esto así he hablado mal. Se ve que hay más alegría, o sea que vas cualquier día, te vas un día de diario a hablo muy de Madrid y que nos escuchan muchos desde fuera de Madrid, pero es el ejemplo que tenemos. Te vas a la calle Ponzano, que es otro ejemplo de cómo ha ido este marketing que...

Javier: Tenemos, tenemos una norma que es no dar fechas para que van a dar en fechas, horas, porque la gente que nos escuche tenga una referencia, pero se nos había olvidado el dar calles porque llevamos ya siete calles. La gente que no conozca Madrid tiene que estar flipando con nosotros, pero dale.

Manu: Breve explicación: Ponzano es una calle en Chamberí que en los últimos años se ha puesto como el núcleo de la gastronomía y de la restauración, porque han ido abriendo muchos restaurantes, muchos restaurantes innovadores de distintos tipos. Y es una calle de moda, una calle de moda donde es un sitio muy fácil para tomar algo, porque si son ciento y pico números en 90 son bares, barras, restaurantes.

Javier: Eso es un dato comprobado. Continúa.

Manu: Muy bien, pues ya está comprobado.

Natalia: ¿Que había antes ahí?

Manu: Antes había peluquerías, había un, había un supermercado...

Javier: Por favor, vamos a intentar entre todos dejar a Manu que va a haber su explicación.

Manu: Sí.

Natalia: Ponzano continúa Ponzanín, que es el acto de ir a Ponzano.

Manu: Pues al final lo que nos encontramos es que se ha creado (Risas)

Javier: Es que estamos fatal, es que estamos fatal de la olla. Yo escucho lo de Ponzanín. Y al final volvemos a lo mismo. Ambiente, presión social y la calle se pone de moda. Y yo no hasta qué punto importa de verdad el producto que pueda haber en la calle Ponzano o en cualquier otra ciudad que es la calle famosa de Tapas. O sea, cuando vas a cuando vas a San Sebastián. Es la típica calle de aquí está todo el mundo. ¿De verdad importa tanto el producto?

Manu: Sí. vas a Ponzano ahora mismo y tienes sitios que están llenos y sitios con gente en la puerta esperando y al lado tienes otros sitios que están vacíos.

Daniela: Sí, es verdad.

Manu: que importa el producto. Claro que importa el producto y no solo el producto. Lo ha dicho antes Daniela y creo que es súper importante. Importa también la experiencia y la experiencia entre al servicio y entra todo. Muchas veces a lo mejor no es solamente el producto, pero es todo lo que hay alrededor de la experiencia. Y hablando de experiencia, creo que también estamos centrándonos mucho en restaurantes y también deberíamos salir a ir al supermercado y también ver cómo muchos de estos productos también cada vez se están llevando más hacia el campo de las experiencias y de las experiencias en casa. Tenemos muchísimas marcas de alimentación que están aprovechando todo esta tendencia a comer mejor, a comer más, a ver la comida. Y están siendo creadores de contenido. Están creando muchísimo contenido en redes sociales, pues desde las recetas más básicas a contenido más experienciales sobre cómo cocinar, cómo experiencias que se pueden hacer alrededor de la comida. Y creo que eso también es un reflejo de este fenómeno, porque además también es el sector de la alimentación es un sector donde más marcas hay. Tenemos muchísimas marcas y muchísimas marcas compitiendo por un espacio, haciendo cosas muy chulas. Hacen cosas muy chulas.

Javier: Marcas, marcas y también productos.

Manu: Claro, marcas, marcas producto, porque también los productos comunican para que este producto esté en detrimento a favor de otro.

Javier: Quizás sea una consecuencia el que los restaurantes haya habido este boom de salir, tomarse algo con un amigo, lo que sea, y que luego quieras replicar esto en casa. Entonces las marcas y los supermercados están intentando llevarte el mejor producto e incluso orientarte a que hagas una buena receta con sus productos. No sé, no cómo lo veis. Y luego, si os cuento mi experiencia en MasterChef, que veo que estamos contando pocas anécdotas, venga, lo dejo ahí.

Natalia: Buah, ese momento. Bueno, yo iba a decir ya lo que pasa, que ya has dejado una expectación ahí.

Javier: Claro, claro.

Natalia: Tu experiencia MasterChef.

Javier: Es que es que Manu, no estás apuntando el 80/20. Tenías que haber dicho en falta más 20.

Manu: Hoy hemos empezado ya con el 20, ¿eh?

Javier: No, no está flojo con el 80/20 y confiaba más en tí. Ibas a decir algo, Natalia.

Natalia: Sí, no de lo que estabas comentando, del tema de recetas de cocinatelo mismo. Ahí Tasty marcó, un antes y un después. Esos vídeos, cuando cuando el vídeo estaba en pleno auge en Facebook, esos vídeos de recetas un poco gordas, absolutas, de cómo hacer platos mega calóricos y eran vídeos que realmente enganchaban y te quedabas viendo en bucle. Y luego querías hacer ese bizcocho, esa tarta en tu casa.

Manu: Con mucho queso, todo.

Natalia: Todo mucho queso que los de salado muchísimo, queso es cierto.

Daniela: Yo creo que eso abrió un camino justamente para las marcas que estamos hablando, porque antes de eso, ¿cómo ellos pensaban que iban a hacer publicidad para este público que está creciendo? Su público, digamos anterior de televisión de medios tradicionales, se está acabando. ¿Cómo podemos meternos nosotros en este nuevo mundo donde están los millennials? La Generación Z y Tasty le dio una súper idea y fueron las recetas.

Natalia: Muchas marcas replicaron en ese formato de vídeo, de esas manos que se ven haciéndolo rápido en un vídeo de un minutito y te trocea toda la cebolleta, tititi y te hace un asado que te mueres. Ya me está entrando el hambre. (Risas)

Javier: Do it yourself. Pues ahí tenemos otro, otro, otro parte de ese 80 por ciento, ¿no? Hemos hablado de los cinco factores que cada uno ha opinado un poco. Si está de acuerdo o no vamos a hablar de la importancia del servicio. Todo esto se puede llevar, por supuesto, a todos los que os dedicais al marketing gastronómico, a la comunicación de gastronomía, pero cualquier otro producto o servicio súper importante. Entender esto no es decir los cinco factores. Hemos hablado de ellos el factor servicio, el factor experiencia, el factor presión social, el saber adaptar, el saber adaptar tu comunicación teniendo en cuenta hacia dónde está girando la sociedad, hablando de que la comida entra por los ojos. Hablando del do it yourself que más me levantan aquí, muchas manos.

Natalia: Ahí en el Do it yourself, hay un restaurante, precisamente en la calle Ponzano, que lo hace muy bien y que yo creo que ha sabido llevar ese concepto al local, que es la sala de despiece que te dan los platos a medio terminar, a medio emplatar y eres tú. Te explican cómo tienes que hacerlo: "pues esto lo enrolla así. Echas esto y te terminas tu plato". Y es toda una experiencia gastronómica, ¿no? Yo creo que ellos lo han hecho muy bien.

Manu: Y hablabas también de la presión social. Y dentro de esta presión social, yo creo que también hay un tema que es cada vez es más consciente de la alimentación y cada vez los consumidores demandan más cómo tienen que ser los productos. Entonces hay temas como el azúcar, que cada vez los consumidores están demandando que haya menos azúcar y son muchas las marcas que están respondiendo y están cambiando sus productos para que se adapten a las necesidades del día de hoy. Creo que eso también es un buen caso de marketing gastronómico, de cómo las marcas están viendo esta necesidad y la están aplicando, y vemos que también salen muchas líneas de producto diferentes que responden a otras necesidades, porque hay una preocupación creciente por la por la salud y todo este estigma que se tiene del azúcar, que no es el tema del día del día, pero bueno, que es un ejemplo de cómo de cómo se está llegando hasta...

Natalia: Hace poco una marca que no diré cuál es, porque a no me gustó lo que hicieron, entonces no lo voy a decir.

Javier: ¿Cuál?

Natalia: Lanzaron unos yogures de verdura.

Javier: ¿Y por qué no puedes decirlo?

Natalia: Porque no, porque tampoco quiero dar mucha caña, pero a me pareció un lanzamiento, que dije: ¿esto es necesario?

Manu: Pero ojo, ojo.

Natalia: Yogurt de zanahoria.

Javier: Manu presiona para que diga la marca.

Manu: No la voy a presionar.

Natalia: Que lo busquen.

Manu: No voy a presionar, que lo busquen, que será fácil buscar yogures de verdura. Hay una cosa que se llama Google...

Natalia: Porque son los únicos que lo han hecho.

Manu: Pero creo que también en el lanzamiento de productos nuevos pueden ser oportunidades de marketing para las compañías. Tenemos el caso de Estrella de Galicia con las diferentes en las diferentes versiones que hicieron, una que era de percebes, otra de pimientos del padrón. Yo creo que esas son decisiones que están más centradas en generar ruido y generar expectación alrededor, que no es solamente la cerveza de pimientos de Padrón, que por cierto que quiero probar porque no la he probado y me gustaría.

Javier: Bueno, nosotros precisamente hemos hecho, hemos hecho una entrevista a la gente Estrella Galicia y les preguntábamos por la cerveza de pimientos de Padrón y nos contaban que el maestro cervecero les preguntó si se habían tomado más de dos cervezas cuando hicieron....

Natalia: Pusieron el grito en el cielo.

Javier: Sí, total.

Natalia: Cómo voy a hacer una cerveza de pimientos.

Manu: Carallo.

Javier: Daniela, vosotros esta corriente de la salud y tal en Goiko cómo la afrontáis, ¿es un riesgo?

Daniela: Sí, sin duda es un riesgo. Es una tendencia que va para arriba. Es como negarte, es como pensar que el delivery va a desaparecer. No son tendencias que están súper marcadas y que están en crecimiento. Nosotros lo que estamos haciendo ahora es justamente preguntarnos qué es lo que estamos vendiendo nosotros, cómo lo podemos hacer mejor, cómo lo podemos hacer más saludable y en eso estamos. Yo creo que si no, no estás dispuesto a cambiar y a evolucionar, pues te quedas ahí, no sigas creciendo. Para nosotros es muy importante esta tendencia y nos va a hacer tomar decisiones grandes este año, sin duda.

Javier: Pero después de haber dicho somos un grupo de gordos pensando cómo hacer hamburguesas más gordas... (Risas).

Daniela: Venga que también pedimos Honest Green.

Javier: ¿Cómo quieres creer que la gente te va a creer después de eso?

Manu: Yo creo que aquí sobre todo está en dar opciones, porque siempre, igual que cada vez hay más, también hay otras tendencias como son lo vegetariano o lo vegano, que tenemos que tener opciones porque al final, si el número de vegetarianos en España hace años era mínimo, ahora cada vez hay más. Entonces tienes que adaptarte y tienes que también tener una oferta variada para que puedas, para que no haya nadie que use el veto para no ir a dar.

Daniela: Y la carne, también hay cada vez menos gente comiendo, no porque sea vegetarianos, sino porque quiere dejar de comer carne. Entonces, ¿cómo hace con eso? Hay que variar.

Javier: Yo aquí a Daniela le doy un poquito de caña ahora porque ha surgido, pero estamos ante un fenómeno del marketing que antes, antes fuera de micro me quito el sombrero, me quito el sombrero, no tengo sombrero.

Manu: De cowboy.

Javier: Me quito el sombrero de cowboy, por lo que por lo que hiciste con Goiko Grill en sus inicios y por lo que estoy haciendo en estos últimos años, es espectacular la fuerza de marketing que lideras y te quiero dar la enhorabuena aquí públicamente.

Daniela: Gracias.

Javier: Por toda la campaña. La campaña que lleváis ya. ¿Cuántos años lleva con Goiko?

Daniela: Seis.

Natalia: Seis años. La ha dicho varias veces, ¿eh?

Daniela: Sí, desde el 2009, pues seis desde 2009 es fácil.

Javier: Empezamos a la vez. Empezamos desde el 2009.

Natalia: No lo estás pillando. Anda que vaya a 20%.

Manu: Sí, esto es muy 20%.

Javier: Oye tengo aquí apuntado. Me he apuntado aquí lo de la experiencia de MasterChef es igual, igual la cuenta.

Natalia: Es verdad ya hace varios minutos de ese momento.

Javier: ¿La cuento? Bueno.

Natalia: No finjas que se te ha olvidado.

Manu: No marees más cuentala.

Javier: No es que quiero hablar del delivery también. Daniela hado habla del delivery. Me parece muy importante el delivery como parte de una estrategia de comunicación en marketing.

Natalia: Sí. Es fundamental ahora mismo la distribución en restauración.

Javier: Es que es espectacular.

Natalia: Es una de las de marketing...

Daniela: Que ha cambiado todo.

Natalia: Totalmente. Yo recuerdo. Hace poco lo comentaba, lo comentábamos. (Ruido de tripas).

Natalia: ¿Han sonado unas tripas?

Manu: Sí.

Daniela: ¿Serán las mías?

Natalia: Han sonado unas tripas en este podcast. Bueno, eso no se edita, ¿eh? Esto es muy heavy.

Javier: A ver, Manu ¿han sonado a tus tripas?

Manu: No.

Daniela: ¿Fueron las mías?

Natalia: Las mías seguro que no. Yo estoy llena.

Daniela: Yo las sentí como muy cerca, pero (risas).

Javier: Oye, de verdad, yo quiero hacer podcast por podcast útiles que estamos hablando de sonido de tripas.

Natalia: Pero que en marketing gastronómico suenen unas tripas, es genial.

Manu: Eso es un buen ejemplo de que ha funcionado algo,el marketing gastronómico si suenan las tripas.

Natalia: Bueno, bueno, a lo que iba. Hace poco comentaba con alguien.

Javier: Esto es un despropósito esto no va a ir a ningún lado.

Natalia: Esto no es súper divertido. Seguro que ahora a la chica que está corriendo le está entrando flato de la risa que le ha dado el momento gastro ruido.

Manu: Y pasa a fastidiar con todo hablar tanto de Goiko le vamos a fastidiar todas las calorías quemadas en esa carrera. Van a pedir delivery y seguramente esta tarde o un globo para pedirlo.

Javier: Vale, Natalia, dale.

Natalia: Nada. Simplemente es que hace unos años y no tantos, aquí que tengo la memoria temporal más realista. Hace un par de años o tres no había esta posibilidad de pedir en cualquier punto de Madrid, porque ya si estás dentro de la M-30, pues igual hace unos años era la más sencilla, pero ya fuera de la M-30 o en cualquier sitio de Madrid es muy fácil pedir comida a domicilio y hay una gran cantidad de opciones. Y luego también algo que creo que se está haciendo muy bien en este sentido es que las aplicaciones de delivery tienen un craft espectacular, o sea, las imágenes de la comida en los restaurantes, que puede ser el chino de toda la vida, el arroz tres delicias. Pero son unas fotos, unas imágenes que es imposible no pedirlo, no probarlo.

Daniela: Ellos hicieron más o menos algo parecido a Airbnb en su momento que no es que no esté el Chino va a tomar la foto de su comida, te la vamos a tomar nosotros y por eso van a lucir así. Pero antes de que llegaran. Bueno, yo me acuerdo que el primero puede haber sido yo, just-eat. No, just eat ya estaba desde hace mucho tiempo. La Nevera Roja. Lo que llegó después fue take it easy no si se acuerdan de esa que cerró. Ese fue uno de los primeros. Después llegó, Deliveroi y ahora está Uber y han ido avanzando y la competencia entre ellos es brutal. Cada vez lo hacen mejor y pasamos de una gestión que llevaban los restaurantes, de tener el motorista en casa a ellos se encargan de absolutamente todo. Eso es lo que hace que el radio de delivery sea mucho más grande.

Manu: Y la variedad, porque hace unos años podías pedir comida a domicilio. Pero tenías la opción del Telepizza. O ¿la opción de...?

Natalia: ¿Chino?

Javier: Y en los restaurantes vosotros creéis... Bueno, yo creo que el poke es uno de los fenómenos que llega también gracias al fenómeno delivery, no productos que lleguen a casa en perfectas condiciones, manteniendo la temperatura y si es frío. Ya, pero tenía que mantener nada en los restaurantes ¿pensaís ese tipo de cosas? ¿Igual que piensas en cómo se sirve el plato, piensas también en cómo se va a llevar para que llegue lo más caliente posible a la casa?

Daniela: Nosotros tenemos ese problema, justamente que nuestro packaging ahorra es terror es terrible, entonces tenemos que mejorarlo y tenemos que lograr que porque llegan perfecto a una Kevin Bacon llega perfecto a casa, pero una hamburguesa que lleva huevo te va a llegar el huevo frito porque además se tarda muchísimo. Entonces, ¿cómo hacemos para mantener que no solamente sigue caliente, sino que también llega instagrameable hasta tu casa? Es dificilísimo. Tiene demasiadas cosas.

Javier: Me imagino la oficina de Goiko, Daniela con cada uno de las situaciones que tienen que resolver. ¿Cómo hago que el huevo frito llegue caliente y que puedan hacer una foto que no es espectacular eso eh? Espectacular. Venga, ¿os cuento lo de MasterChef?

Manu: Sí, por favor.

Natalia: Venga, cuéntalo por favor.

Javier: Bueno, quiero que sepáis. Quiero que sepáis que esto es inédito. No lo he contado nunca públicamente. Natalia me apuntó al casting de MasterChef. (Risas)

Natalia: Sí, fui yo. Hola.

Javier: Natalia me apuntó al casting de MasterChef. Me llamaron, les gusté, pasé las pruebas y llegué hasta la final del casting de MasterChef. Entre 24000 personas, 24000 candidatos conseguí engañarles a todos y llegué entre los 100 primeros, supongo. Ellos lo sabrán mejor que yo. Y hasta ahí. Luego ya me hicieron unas pruebas y llamadas y dijeron: "no, no, no, hasta el programa no llegas". Pero próximamente me vais a poder ver cocinando con Dani García en Televisión Española. No la fecha de emisión del programa, pero me vais a ver cocinando, probablemente leche frita.

Daniela: Qué bien.

Javier: Y ahí lo dejo. La experiencia la he contado muy por encima, muy resumida, porque si la cuento más nos vamos a la hora de programa y no puede ser esto y no puede ser esto. ¿Tú Manu, esto lo sabías?

Manu: Por encima creo que sí.

Javier: ¿La segunda parte?

Manu: La segunda parte no.

Javier: Y, ¿qué te parece lo de la leche frita?

Manu: Me parece interesante, habrá que verlo.

Javier: Sí, ¿verdad?

Natalia: Va a ser un programa, yo creo que va a molar.

Javier: Sí.

Natalia: Hacer de comer se llama.

Javier: ¿Tú crees que me dejarán llevar la camiseta de Reason Why?

Natalia: Inténtalo (risas).

Javier: Bueno, lo intento. Vamos a dejarlo aquí, chicos. Espero que os lo hayáis pasado fenomenal. No podemos dedicarle más tiempo, más que nada porque que nos hemos comprometido en hacerlo lo más breves posibles sin llegar a la hora.45 minutos está bien. ¿Qué tal te lo has pasado Daniela?

Daniela: Divertidísimo.

Javier: ¿Sí? ¿Y tus tripas?

Daniela: Yo creo que como hacéis riendo las tripas por un rato más. Ahora me acordé. Me costó aguantarme. (Risas)

Javier: Manu, ¿qué tal te lo has pasado?

Manu: Muy bien, pero me ha dado bastante hambre este podcast.

Javier: Es que podríamos hablar de muchísimas cosas más. Con esto tenemos que prepararnos unas escaletas y decirlas antes del programa para luego comprometernos a que las vamos a contar. Pero tenemos una escaleta, pero luego no la cumplimos. Van surgiendo y surgiendo cosas y...

Manu: Pero vamos hablando de casi todos los temas al final...

Natalia: Yo prometí en un podcast. Creo que va a hacer una foto de la escaleta y creo que no lo he hecho, lo haré.

Javier: Es que aquí tenemos una cantidad de cosas... No hemos hablado de foodporn, no hemos hablado de hastag instafood...

Daniela: Mira, ¿sabes que nosotros tenemos registrado el hashtag burger porn? Registrado nuestro.

Javier: ¿En serio?

Natalia: Daniela creó Instagram y yo creo, ¿eh?

Daniela: Quisiera, yo no estaría aquí, ¿vale? (Risas).

Javier: No, no, eres una visionaria. ¿Y cómo fue eso del registro?

Daniela: Nosotros somos locos por registro de marcas. Nos encanta registrar marca y registramos todo lo que hacemos...

Javier: ¿La camburguer está registrada?

Daniela: Obviamente lo único que no hemos podido registrar es Kevin Bacon, porque es ilegal registrarlo, porque es un nombre de un famoso. Pero si no lo hubiésemos registrado.

Javier: Ah bueno, claro. ¿Tú te imaginas que registran Kevin Bacon y luego ya van Hollywood y perdona, te puedes el nombre ahora mismo?

Daniela: Pero no, así como somos locos de comprar cualquier cantidad de dominios online, somos locos de registrar marcas y registramos lo que se nos inventa lo registramos. (Risas).

Javier: Pero el hastag entonces nadie pudo usar el hastag. Sí. ¿no?

Daniela: lo pueden usar. Yo no voy a decir nada, pero en teoría es mío.

Javier: Y en la práctica.

Natalia: La sensación de poseerlo. (Risas)

Daniela: Lo tengo, lo tengo.

Javier: Sí, sí, sí, que fuerte. Manu también es un loco de registrar dominios.

Daniela: ¿Tú también?

Manu: Ya paré porque...

Natalia: Lo dejé hace tiempo.

Manu: Sí, sí. Lo dejé hace tiempo. Tenía registrado mogollón de dominios, pero muchos, muchos, muchos...

Javier: Te desintoxicaste.

Manu: Me viene de mi padre que mi padre.

Daniela: ¿Tu padre también? (Risas).

Manu: Padres que empiezan a darles...

Daniela: ¿Les dejamos a solas?

Javier: cuenta tu experiencia registrando dominios.

Manu: No, mi experiencia registrando dominios. Es que mi padre empezó en el tema Internet bastante pronto y yo por ende, también de verle. Y cuando empezó todo el tema de los dominios que la gente: "joe, es que se vendne en los dominios, se van vendiendo, pues empezamos a acumular algunos dominios y algunos de ellos, pues...".

Javier: Teníais síndrome de Diógenes de dominio.

Manu: Hay que buscarle un... Pero yo veo que Daniela lo sigue teniendo.

Daniela: Sí, sí. A mi me encanta (Risas).

Javier: ¿Veis a lo que me refiero? Teníamos una escaleta, estábamos a punto de irnos. La escaleta no se cumple y terminamos hablando de cualquier cosa.

Natalia: Pues divertidísimo.

Manu: Pero no sabríais que esta afición a registrar dominios que seguro que alguno de los que nos está escuchando también tiene dominios sin web parados por los que paga cada año y renueva cada año y no pasa absolutamente nada.

Natalia: Eso son los por si acaso de cuando haces la maleta las chicas habitualmente.

Javier: Ya.

Natalia: Esto por si acaso llueve, esto por si acaso hace calor..

Javier: Estáis intentando que hablemos de maletas, pero no va a pasar. (risas). Espero, espero que lo hayas pasado bien.

Natalia: A no me has preguntado.

Javier: Ay. Natalia, ¿qué tal te lo has pasado?

Natalia: Yo es que en este podcast estoy muy indignada.

Javier: Natalia.

Natalia: Me siento muy out.

Javier: No, no, no, ¿qué tal te lo has pasado?

Natalia: Muy bien. Me lo he pasado muy bien.

Javier: Bueno, pues lo dicho, espero que hayáis pasado muy bien, que en casa os haya sido lo suficientemente útil como para que nos escuchéis el siguiente.

Manu: Y si alguno de vosotros habéis tenido que pedir comida por escucharlo, contárnoslo en redes sociales, por favor.

Javier: Muchísimas gracias por estar ahí. Nos vemos en el siguiente podcast. Hasta luego.

¿Sabemos hacer marketing de la gastronomía española?

La paella es el producto estrella de la dieta Mediterránea, pero no lo tenemos lo suficientemente exportado como lo pueden estar otros platos internacionales como la pasta, la pizza o la hamburguesa, que son auténticos iconos.

La paella es el producto estrella de la dieta mediterránea, pero no está lo suficientemente exportado

Pero no solamente la paella, sino que hay otros platos como la tortilla española que podrían salir al exterior con la misma fuerza porque “España tiene una marca que puede ser muy fuerte internacionalmente”, asegura Daniela. “Tenemos que encontrar nuestros puntos fuertes y ver cómo les damos la vuelta para llevarlos al exterior”.

En este sentido, el buen comer de España tiene aún mucho recorrido por delante y lo que se conoce ahora mismo internacionalmente ha sido “todo orgánico”, según cuenta Daniela en este episodio. Aunque es cierto que estamos viviendo un momento álgido gracias a la aportación que están haciendo los chefs españoles a la democratización de la gastronomía, de ahí que programas como Masterchef estén teniendo tanto éxito en nuestro país.

La era de lo “instagrameable”

En Goiko Grill siempre han tenido muy presente la importancia de la imagen. Como parte de su estrategia de Marketing Gastronómico, las hamburguesas se sirven siempre con la misma colocación, de forma que el logotipo de la marca se vea en todo momento y las patatas y la salsa estén a un lado.

Instagram se ha convertido en un escaparate del estilo de vida de los consumidores

Y es que Instagram se ha convertido en un escaparate del estilo de vida de los consumidores, así que las marcas que sepan entender esto tendrán mucho camino ganado porque, al fin y al cabo, en muchas ocasiones el cliente elige restaurante “por la presión social” de su círculo cercano, tal y como asegura Manu Sánchez en este Episodio.

Así, más allá del servicio -que es un factor determinante-, podríamos decir que hay 5 factores a la hora de elegir un restaurante, y no todo el marketing gira en torno a todos ellos:

  • Precio
  • Producto
  • Distancia
  • Ambiente
  • Decoración

Respecto al producto, estamos viviendo una etapa en la que se venden mejor ciertos platos por su innovación y concepto, más allá del precio, como es el caso del Pokeh, la tarta de queso cremosa o la ensaladilla rusa, que no fallan en todos los restaurantes de moda. “Hemos salido de una economía de crisis a una en abundancia, y eso se siente”, comenta Daniela.

Pero lo mejor es que escuches por ti mismo/a todos los temas de los que hablamos en este Podcast, entre ellos:

  • El efecto Ponzaning en Madrid
  • Innovaciones como la cerveza de percebes de Estrella Galicia
  • Acciones de marketing como la hamburguesa de tequeños
  • La importancia del delivery para los restaurantes
  • La adaptación de la oferta a las tendencias más saludables

Por cierto, a alguien le sonaron las tripas en plena grabación y eso que dijimos que no hablaríamos solo de comida... Hemos decidido no editarlo xD Enjoy!