Formulario de búsqueda

Deliveroo abre un proceso de consulta sobre el cese de sus operaciones en España

  • La plataforma de delivery anuncia su decisión alegando problemas de viabilidad con el desarrollo de su proyecto
  • “La decisión final no está tomada. Durante este periodo, nuestro servicio seguirá operando con normalidad”

La plataforma de reparto de comida a domicilio Deliveroo ha anunciado su decisión de “abrir un proceso de consulta” entre sus empleados para valorar el cese de sus operaciones en nuestro país. La compañía ha dado a conocer sus intenciones a pocos días de la entrada en vigor de la “Ley Rider”, prevista para el próximo 12 de agosto, ante la que se ha mostrado contraria en todo momento.

"El pilar de nuestra ambición es ofrecer un servicio que funcione de manera impecable"

En un comunicado Deliveroo asegura que “no ha sido una decisión fácil ni que hayamos tomado a la ligera”. Ante una decisión que califica de “dura”, asegura que se mantiene firme en su objetivo de “ofrecer el mejor servicio de comida a domicilio del mundo, y el pilar de esta ambición es ofrecer un servicio que funcione de manera impecable para nuestros clientes, nuestros riders y nuestros restaurantes”. Y añade que “donde no podamos hacerlo al nivel que nosotros deseamos y que ustedes merecen, siempre estudiaremos todas nuestras opciones”.

No obstante, señalan que la decisión final no está tomada y que este punto indica el comienzo de un proceso de consulta que podría alargarse durante unos meses. Asimismo, destacan que a lo largo de este periodo su servicio seguirá operando con normalidad. “Somos amantes de la comida española y de sus restaurantes, y nos encanta poder llevársela a casa. Esperamos que siga pidiendo a sus restaurantes favoritos con Deliveroo mientras dure el periodo de consulta”.

Según informa EuropaPress, la compañía habría llegado a la conclusión de que alcanzar y mantener una posición de mercado de primer nivel en nuestro país requeriría un nivel de inversión "muy elevado" con un rendimiento potencial "muy incierto" a largo plazo que podría afectar a la viabilidad económica del mercado para la empresa. De esta forma, la propuesta de poner fin a su actividad en España reflejaría su intención de centrar las inversiones y los recursos en los demás mercados en los que opera.

Deliveroo prevé que el proceso de consulta colectiva comience a principios de septiembre, trabajando con todas las partes interesadas y preparando toda la documentación necesaria para ello. El cese de las operaciones en España estará condicionado al resultado del proceso consultivo entre los empleados afectados y los riders, tal y como recoge EuropaPress. “Queremos dar las gracias a todos los restaurantes que han trabajado con Deliveroo en España, así como a nuestros apreciados clientes”, ha señalado Hadi Moussa, Chief Business Officer Internacional de la plataforma en un comunicado. “Mostramos un especial agradecimiento a los miles de riders, excepcionales y siempre voluntariosos, que han escogido trabajar con Deliveroo, así como a nuestros empleados, llenos de talento y totalmente comprometidos. Todos recibirán apoyo durante el periodo de consulta”.

La oposición de Deliveroo a la "Ley Rider"

A pesar de que la viabilidad parece ser la principal razón para la decisión de la compañía, la inminente entrada en vigor de la "Ley Rider" marca el contexto en el que se ha tomado la medida. El principal objetivo de la normativa es “laboralizar” a los repartidores a domicilio, lo que implica que compañías de delivery como Glovo, Deliveroo, UberEats o Stuart contraten como asalariados a sus repartidores, terminando de esta forma con el modelo de falsos autónomos en el que se basaban la mayoría de este tipo de aplicaciones.

Las plataformas consideran que la ley pone en riesgo un sector que aporta 700 millones de euros al PIB

Desde el inicio del proyecto de ley, la iniciativa impulsada desde el Ministerio de Trabajo ha generado opiniones encontradas entre el sector del delivery. Desde APS (Asociación de Plataformas de Servicios Bajo Demanda), que engloba a las compañías antes mencionadas, lamentaron la aprobación del documento. Consideran que “pone en riesgo el desarrollo de un sector que aporta más de 700 millones de euros al PIB español" y que el texto “ha sido elaborado sin tener en cuenta a sus principales actores: restaurantes, plataformas y, lo más sorprendente, a los propios repartidores”.

Asimismo, la organización entiende que la aplicación de la nueva ley llevaría a los restaurantes a dejar de ingresar más de 250 millones de euros solo en los primeros 12 meses. La asociación defiende la contribución de los servicios de delilvery a la economía apoyándose en los datos de un estudio elaborado por AFI para Adigital. Según éste, generó más de 708 millones de euros (Valor Añadido Bruto) en 2019, un 10,1% más que en 2018, y contribuyó a generar o mantener más de 15.300 empleos totales en restauración, comercio minorista y sectores asociados.