ReasonWhy Actualidad e Investigación sobre Marketing y Economía Digital


Heineken y el Consejo Regulador del Tequila, enfrentados por el supuesto uso indebido de la bebida en Desperados

  • Ha solicitado a la marca que respete la Indicación Geográfica (IG) Tequila en su marca Desperados
  • Brewers of Europe acusa a México de aplicar extraterritorialmente sus reglas a las cervezas europeas
Heineken y el Consejo Regulador del Tequila enfrentados por el supuesto uso indebido de la bebida

El Consejo Regulador del Tequila (CRT) ha solicitado a Heineken que respete la Indicación Geográfica (IG) Tequila en su marca Desperados. La entidad acusa a la compañía cervecera de hacer “un uso indebido y no autorizado de la palabra Tequila durante varios años, adulterando así la bebida mexicana por excelencia para convertirla en un olor/sabor añadido”.

El Tequila recibió el reconocimiento de Indicación Geográfica (IG) en 2019

En 2019, el Tequila recibió el reconocimiento de IG por parte de la Comisión Europea (CE), convirtiéndose de esta forma en el primer producto de México en acceder al máximo modelo de protección en Europa. No obstante, ya desde 2017, la bebida se encuentra inmersa en dos procesos legales contra la multinacional holandesa. Ambos se encuentran actualmente en curso en los tribunales de Ámsterdam (Holanda) y Nanterre (Francia), este último con resolución favorable al Tequila.

El supuesto hecho parte de que la cerveza Desperados no incorpora tequila en los términos contemplados por la IG, sino que, según el CRT, lo que incorporaría serían sustancias que lo hacen parecer tequila. Por tanto, el organismo mexicano, en sus labores de supervisión, y en virtud de los tratados suscritos entre Unión Europea y México de reconocimiento mutuo, advierte de que el elemento que se estaría usando no sería realmente tequila.

En consecuencia, a comienzos del año pasado, y tras encontrar la supuesta evidencia que demostraba la adulteración del tequila por parte de Heineken, el CRT no procedió a la emisión de los certificados de autenticidad correspondientes para la exportación de la bebida a una de las empresas productoras que abastecía a una filial la cervecera. Según el organismo, dicho fabricante estaba "simulando exportaciones envasadas de origen para el consumidor final”.

Noticias Relacionadas

Heineken pide que se "vuelva a los bares" con responsabilidad

Heineken lanza "Pure Piraña", su primera categoría de Hard Seltzer

La queja de Heineken mediante Brewers of Europe

La respuesta de Heineken llegó a mediados de 2020. A través de Brewers of Europe -la Asociación de Cerveceros de Europa- interpuso una denuncia a México ante la Comisión Europea porobstáculos técnicos al comercio”. “No debe restringirse la libertad de los cerveceros europeos para producir y comercializar cerveza con sabor a tequila”, comentaban desde la asociación. “Brewers of Europe busca asegurar que México observe las reglas establecidas en un Acuerdo bilateral UE-México sobre bebidas espirituosas de 1997 y según lo prescrito por la ley de la OMC (Organización Mundial del Comercio)".

Brewers of Europe insta a una intervención sobre la restricción comercial unilateral

Tal y como explicaban en un comunicado, la asociación presentó una queja el 8 de junio de 2020 -admitida el 13 de agosto- instando a una intervención con las autoridades mexicanas por la restricción comercial unilateral del Consejo Regulador del Tequila. “Brewers of Europe está preocupado, no solo por el impacto adverso de la restricción actual sobre la cerveza con sabor a tequila líder en el mercado, sino también por el precedente que esto puede sentar para otras cervezas que usan tequila en su aroma y potencialmente otras cervezas con sabor”, aseguraban.

En alegatos complementarios, la asociación consideraba que las acciones restrictivas por parte del CRT se debían al deseo del consejo de que los cerveceros europeos compren más tequila. “CRT busca aplicar extraterritorialmente las reglas mexicanas a las cervezas europeas. Una de esas normas en México requeriría que en cualquier bebida alcohólica "mezcla" que incorpore Tequila, al menos el 25% del contenido de alcohol se derive del Tequila”, exponían.
Asimismo, recordaban que si México tenía alguna sobre la protección del tequila en la Unión Europea, el Acuerdo existente de 1997 entre la UE y México estipula que México primero debe iniciar consultas con el organismo comunitario “en lugar de imponer restricciones comerciales unilateralmente”.

Una batalla más política que jurídica

Tal y como nos explica Diego de la Vega, abogado en Écija especializado en propiedad intelectual, el problema reside principalmente en el carácter trasnacional del conflicto. Los acuerdos suscritos entre la Unión Europea y México implican el reconocimiento mutuo, de tal forma que para los productos del país americano que están protegidos, como en este caso los reconocidos con IG, el órgano regulador en la Unión Europea no es una propiedad de aquí, sino que es directamente el mexicano.

"México está llamando la atención a la Unión Europea sobre sus labores de control"

"México, a través de su Consejo Regulador y atendiendo a sus  atribuciones de supervisión, está llamando la atención a la Unión Europea sobre sus labores de control y su obligación de hacer cumplir el acuerdo comercial", nos comenta Diego. "Pero, por su parte, Brewers of Europe pone en conocimiento de la Unión Europea que quizás haya un exceso de celo por parte de la autoridad mexicana".

A nivel práctico, la cuestión jurídica es determinar si Desperados utiliza realmente tequila o no. Por tanto, la consecuencia de los procedimientos judiciales emprendidos sería una sentencia en la que un juez podría decidir, tras los peritajes e investigaciones pertinentes, si realmente la sustancia empleada es tequila o no, y si se ajusta o no a las normas del Consejo Regulador.

"Si se considera que no, la consecuencia última podría ser que Heineken tuviera que dejar de comercializar ese producto, por lo menos denominándolo tequila o, si lo quiere hacer, desde luego, variando la composición", explica el abogado de Écija. "En el caso contrario, el organismo mexicano no tendría razón en sus alegaciones y Heineken estaría haciendo bien la composición de su producto".

Noticias Relacionadas

Heineken pide que se "vuelva a los bares" con responsabilidad

Heineken lanza "Pure Piraña", su primera categoría de Hard Seltzer

La misma situación se daría con los productos españoles o europeos que se exportan a México y que también están listados en el anexo de los acuerdos suscritos. El aguardiente es uno de ellos. Tal y como nos explica Diego, si una empresa mexicana lo comercializara incorrectamente, tanto España como la Unión Europea podría interponer reclamaciones a México, por falta de supervisión y control.

No obstante, a nivel global el conflicto pone de manifiesto que hay una distorsión en la ejecución de los acuerdos comerciales. "El mensaje es aplicable a todo el mundo. Es decir, seamos serios con las denominaciones de origen y con las identificaciones geográficas protegidas porque todos salimos beneficiados", sentencia el abogado.

Denominación de Origen Tequila

Tras la presentación de la queja por parte de Heineken y Brewers of Europe, asociaciones del sector de las bebidas espirituosas y organismos e instituciones internacionales presentaron diversas cartas ante la Comisión Europea en apoyo al Gobierno de México, CRT, tequila, y el sistema de protección de Indicaciones Geográficas. Entre ellas, destacaban las que representan a las Denominaciones de Origen europeas como Bureau Interprofesional del Cognac, Scotch Whisky Association, Origen España o el Consorzio Parmigiano Reggiano.

Sin embargo, tal y como apuntan desde el CRT, el conflicto “abre las puertas para que cualquier otro producto protegido pueda ser vulnerado y se convierta en un genérico”. Además, consideran que un fallo desfavorable hacia su solicitud afectaría gravemente a la industria del tequila en México, debilitaría el sistema de protección y controles de IG e impactaría negativamente en la credibilidad de la Unión Europea.

A este respecto, el CRT expresó recientemente su opinión ante Tatiana Clouthier, Secretaria de Economía de México, sobre “la apropiación cultural” por parte de Heineken. “La cervecera holandesa ha degradado a nuestra bebida nacional al convertirla en un sabor y un aroma para añadirlo a una cerveza engañando al consumidor; y que además no cuenta con la autorización del gobierno mexicano para hacer uso de la Denominación de Origen Tequila”, han comentado en redes sociales.

Clouthier ha expresado su respaldo al tequila y su compromiso en unir esfuerzos para defender uno de los iconos de identidad del país, así como el trabajo y la tradición de esta industria. El sector está formado por 163 empresas productoras de esta bebida, con más de 19.000 productores de agave y 70.000 familias mexicanas dependientes de este negocio.

Actualmente, el tequila se encuentra protegido en un total de 55 países, incluyendo Estados Unidos y la Unión Europea. En esta última, la bebida mexicana cuenta con la mencionada IG, el Acuerdo entre México y la UE, sobre el Reconocimiento Mutuo y la protección de las Denominaciones de Origen del sector de bebidas espirituosas (1997). También cuenta con el registro como Marca Colectiva “Tequila” registrada ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea EUIPO (2008) y protección específica en Aduanas (2013).