Formulario de búsqueda

Esta aplicación conecta a profesionales de la restauración con trabajos y turnos disponibles

  • Combina los conceptos de LinkedIn y Uber para el trabajo en el sector de la restauración
  • Con el objetivo de reactivar el empleo, el uso de la plataforma es gratuito para los trabajadores

Miles de empleados de restaurantes y trabajadores del sector de la hostelería se encuentran en situación de desempleo como consecuencia de la inactividad originada por el coronavirus. En este contexto, la aplicación ClokedIn busca conectar a estos profesionales con restaurantes que tengan vacantes o necesiten algún servicio concreto.

Los trabajos disponibles se muestran en un mapa que se actualiza en tiempo real

Así, la app muestra a los posibles trabajadores los turnos abiertos o puestos disponibles en lugares cercanos como cafeterías, supermercados y restaurantes de comida rápida en un mapa que se actualiza en tiempo real. Los candidatos eligen un área de trabajo, como la atención al cliente, el reparto o la limpieza, y pueden trabajar por turnos para diferentes empresas, recibiendo el dinero correspondiente a través de la app.

ClockedIn ha sido cofundada por Matt Kuttan y Eric Smith (Google) y cuenta con el respaldo de incubadoras de riesgo como Kairos Society y Google Brand Accelerator. Hasta ahora ya se han inscrito 5.000 trabajadores y 500 restaurantes han comenzado a anunciarse en la plataforma.

...

La conexión realizada a través de la aplicación es gratuita para todos los involucrados, salvo si las empresas eligen contratar a un grupo premium de trabajadores, es decir, que hayan sido verificados por ClockedIn. En lo que respecta a la monetización de la plataforma, los restaurantes abonan una tarifa de suscripción de 100 dólares al mes.

Reactivar el empleo tras la pandemia

Los propios fundadores de la aplicación la definen como “Uber se encuentra con LinkedIn para la industria de restaurantes” y aseguran que “la mayoría de las personas que lavan los platos en Burger King o son cocineros sin experiencia no están en LinkedIn. Por lo tanto, no hay una red para las personas con este tipo de perfiles”.

Las compañías de la gig economy son criticadas por socavar el empleo estable y fomentar un trabajo más precario. Sin embargo, desde ClockedIn aseguran que la mayoría de usuarios que utilizan la aplicación son trabajadores con horarios limitados y, por tanto, buscan complementar sus ingresos trabajando para otro establecimiento de la misma franquicia o de la competencia.

Cuando la app salió al mercado había 10 millones de desempleados en Estados Unidos, ahora son aproximadamente 30 millones, por ello los fundadores sostienen que su principal objetivo es ayudar a las personas a conseguir trabajo. “Queremos transmitir el mensaje de que estaremos ahí cuando vuelvan a trabajar”,  explica Matt Kuttan.

Más info.: ClockedIn.com