Formulario de búsqueda

Más de la mitad de los españoles planean salir a restaurantes durante el próximo mes

Compartir en:

Más de la mitad de los españoles planean salir a restaurantes durante el próximo mes

  • El 43% de los establecimientos esperan abrir tan pronto como esté permitido
  • Los hosteleros se interesan cada vez más por soluciones y herramientas de gestión digital

Los restaurantes han sido uno de los agentes más perjudicados por la crisis del coronavirus. Sin embargo, con el progresivo alivio de las medidas de confinamiento, algunos locales con terraza ya han podido levantar la persiana. Sin duda, hay ganas de abrir y ganas de salir.

Un 45% de los españoles pretenden comer con la misma o mayor frecuencia fuera

Un estudio realizado por ElTenedor muestra que el 57% de los encuestados tienen la intención de salir a restaurantes durante el próximo mes. En total, un 85% lo hará durante los primeros tres meses y un 45% pretende comer o cenar fuera con la misma o mayor frecuencia que lo hacía antes de la irrupción del COVID-19.

A nivel de establecimientos, solo un 43% de los encuestados pretenden abrir en cuanto se les permita y tan sólo un 2% de los locales encuestados en este estudio se han visto obligados a cerrar definitivamente por la crisis.

Preocupaciones de la nueva normalidad

Pese a que la gastronomía es una de las grandes aficiones de los españoles, el miedo al contagio del virus sigue latente a pie de calle. Un 24% de los encuestados afirman que a partir de ahora saldrán menos a restaurantes y hasta un 17% de los españoles esperarán un tiempo, ya que reconocen estar preocupados por la aplicación de las medidas sanitarias en los establecimientos. De hecho, un 60% considera esencial asegurarse de que el restaurante cumple con las medidas de higiene y seguridad establecidas.

El impacto del coronavirus también se notará en la capacidad económica de los ciudadanos. Un 39% de los consumidores afirman que ahora tendrán que mirar un poco más el presupuesto. Algo de lo que el sector es muy consciente y, por ello, muchos hosteleros plantean una actualización de la carta con platos más económicos, la elaboración de menús más ajustados o incluso la aplicación de ofertas.

Los restaurantes se enfrentan a grandes retos y, en esta nueva etapa, sus principales preocupaciones giran en torno a cómo van a gestionar la reapertura (cuándo podrán abrir, en qué condiciones, aplicación de medidas sanitarias, reincorporación de equipos...), cómo van a recuperar a la clientela y cómo beneficiarse de las ayudas gubernamentales.

Algunos restaurantes se plantean modificar los horarios de apertura y los precios

Además, son conscientes del papel determinante que la tecnología va a jugar durante los próximos meses en sus negocios y de la necesidad de digitalizar al máximo la gestión de sus establecimientos. Por ello, están mostrando especial interés por soluciones de menús digitales, pedidos online y pagos contactless o herramientas de gestión que les permitan maximizar su ocupación. 

El sector de la restauración también se plantea modificar los horarios de apertura y los precios. Según los datos del informe, un 21% de los locales plantean ampliar su horario de apertura, mientras que cerca del 24% de los establecimientos mantendrán las mismas horas que antes de la pandemia y tan sólo un 14% las reducirán. Respecto a los precios, el 49% confirman que los mantendrán, un 6% planean bajarlos y un 7% subirlos.

 

 

Aunque los restaurantes que se sumaron a hacer reparto a domicilio durante el cierre por el Estado de alarma aumentaron de un 8% a un 15%, pocos notaron un verdadero beneficio. De hecho, un 31% solo notó un leve incremento de pedidos, mientras que para un 28% la demanda descendió. Sin embargo, tras la reapertura se espera que un 41% de los restaurantes sigan haciendo delivery (reparto a domicilio) y un 61% mantengan el take away (recogida del pedido en local).

Por su parte, los consumidores no tienen pensado cambiar sus hábitos y afirman que volverán a usar el delivery igual que antes. Si previamente un 54% pedía comida a domicilio una vez por semana, durante el confinamiento este porcentaje descendió al 37%. De momento, el take away sigue siendo el método de consumo menos habitual (16%).