Get ready with me: Camino a un mundo phygital

  • Si el futuro será 100% phygital, ¿en qué punto nos encontramos en la actualidad?
  • El sector retail ha abandonado sus mecánicas tradicionales incluyendo tecnología para crear nuevas experiencias
mundo-phygital

Sobra afirmar que llevamos años en un cambio de paradigma que no para de sufrir procesos de aceleración. El último impulsado por ese “ente” transformador llamado pandemia, confinamiento o, de forma informal, como alguno ya ha capitalizado en redes sociales: putocovid

En medio de este caos, el gran reto de las marcas -desde hace ya unos años- es entender cómo los usuarios combinan el mundo offline con el online, porque (spoiler): no es cierto que el nuevo consumidor solo quiere vivir en digital. 

Entonces, ¿qué supone el cambio de paradigma?

Ni una futura vida en el metaverso desde el sofá de nuestra casa, ni volver a los 90 cuando lo más digital eran las salas de videojuegos. Lo cierto es que el grueso de la sociedad siempre encuentra un espacio a medio camino entre la innovación distópica y la nostalgia purista de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Escuchando a los expertos en tendencias, prácticamente todos coinciden en que el futuro será 100% phygital, y es que ya existen múltiples situaciones cotidianas en las que hemos integrado la tecnología de forma natural. 

Entonces, ¿cómo están afrontando las empresas este hecho que ya parece incuestionable? Para responderlo, decidimos “testear” algunas de las soluciones que las marcas del sector retail están llevando a cabo. En concreto, aquellas que están lidiando con una de las grandes barreras del sector: cómo probarnos los productos sin visitar la tienda física.  

Let's Go!

Wannakicks, experiencia de compra para los amantes de las zapas

En primer lugar, probé la aplicación Wannakicks
Súper intuitiva: un directorio bastante simple con infinidad de modelos (Air Jordan, Vans x Supreme, Puma, Gucci…). 
Elegimos, clicamos en probar y listo:

En la pantalla de tu móvil, gracias a la realidad aumentada, puedes ver cómo te quedarían los distintos modelos. Quizá no sea todo lo realista que uno pudiese desear, pero sin duda alguna la experiencia de ver fotos en una web y poder “jugar” con estos filtros, es totalmente diferente. Y, para cerrar el funnel, enlace directo a la web donde comprarlas.

Experiencias de compra en el mundo beauty: nicho interesante para las marcas

Otra comunidad que da mucha importancia a probar productos: los amantes del make up. En este sector, decidí probar la app de Dolce & Gabbana que, como si de un filtro de Instagram o Snapchat se tratase, permite usar sus productos directamente en tu rostro o en una foto. 
Por orden: base, bronceador, colorete, iluminador y corrector, sombra de ojos, delineador, máscara, cejas y barra de labios; 4 ó 5 productos por categoría, una experiencia de maquillaje paso a paso. Reconozco que me ha sorprendido gratamente: con buena luz, el resultado es bastante realista y me ha parecido una buena forma de considerar el uso de nuevos productos o incluso aventurarse a maquillajes más arriesgados. Confieso que no pude evitarlo y terminé picando: en un par de días me llega el brow liner color 3 mocha.

Marcas de moda digitales: reinventando experiencias y definiendo sus propias reglas 

En el mundo de los nativos digitales, uno de los espacios más conocidos es Dress X. Pensada para prendas exclusivamente en digital, este espacio multimarca permite “pobarte” las diferentes prendas en tu persona física gracias a la realidad aumentada.

No miento si os digo que esta aplicación me ha encantado: diseños modernos y prendas algo vanguardistas con las que me encantaba verme y, a pesar del precio, no dudé ni por un segundo que podría recurrir a ellas en caso de tener algún evento especial en el metaverso. 
Hasta que llegue ese día, y de forma gratuita, me conformo con guardarme algunas fotos para posturear un poquito en Instagram.  

Siguiendo con el foco en la moda digital, pero algo más en la vanguardia, con The Fabricant puedes transformar las prendas con las diferentes alternativas que ofrecen sus autores. Por ejemplo, modificando estampados y texturas, y utilizándolos en una serie de prendas “tipo”. 
En este caso, lo realmente interesante me parecieron sus aplicaciones para creadores y diseñadores, ya que permite mostrar colecciones sin tener que crearlas en físico, reduciendo así el impacto medioambiental y el coste de producción; además de ofrecer una mayor libertad creativa y margen de error. De hecho, hasta yo me permití jugar a ser diseñadora durante un ratito. 

Diferentes herramientas que buscan acercarse al usuario desde diferentes prismas, y ofreciendo experiencias distintas, pero donde la tecnología juega un papel clave a nivel experiencial.

Reflexionando sobre las aplicaciones de este tipo de acciones, me imagino ese momento en el que, gracias a este tipo de tecnología unida a la inteligencia artificial, las marcas puedan mostrarte lo que quieres antes de que suceda. Me imagino paseando por Fuencarral y que de repente el escaparate digital de alguna tienda me sorprenda mostrándome cómo me sienta ese traje azul que hace semanas que llevo ojeando en su web, o me enseñe a mí misma con el último make up de Euphoria que tiene a todo el mundo enloquecido en TikTok. 

¿Realmente está tan lejos esa realidad? Desde Darwin & Verne seguiremos pendientes. 

La omnicanalidad aún es un reto

Sobre Darwin&Verne

Consultora creativa de marca y una de las agencias independientes más destacadas de España. Actualmente es la quinta agencia independiente por volumen de inversión gestionada (Infoadex 2020) y la segunda agencia integrada de España con los clientes más satisfechos (AgencyScope 2020-21). Darwin & Verne tiene presencia en más de 60 mercados en todo el mundo.