Formulario de búsqueda

Visa renueva su identidad visual y se posiciona como una red económica global e inclusiva

  • La campaña global “Meet Visa” refleja el propósito de la tecnológica de facilitar el acceso a la economía
  • La identidad de marca apuesta por un nuevo símbolo y colores renovados para un mayor impacto digital

[Si lo prefieres, escucha el resumen editorial]

...

 

La globalización y la digitalización son fenómenos que han impulsado la consolidación de la economía de los servicios, alejándose gradualmente de un sistema basado en la oferta de productos y evolucionando hacia modelos de negocios basados en las relaciones desmaterializadas. En este contexto, Visa, la compañía tecnológica especializada en pagos digitales, ha impulsado la evolución de su identidad corporativa para destacar las posibilidades de su red económica mundial.

Fundada hace sesenta años, la compañía nació con el propósito de introducir una forma de pagar más segura, fiable y cómoda en forma digital, en un contexto que por aquel entonces estaba dominado por las transacciones económicas con dinero en efectivo y con cheques. Hoy en día, en un momento indiscutible para la transformación digital de los negocios, Visa busca hacer realidad su visión de un mundo cashless facilitando el acceso de todos y desde cualquier lugar a los pagos electrónicos.

La campaña global “Meet Visa” ha sido desarrollada por Wieden+Kennedy

Con la intención de transmitir esta visión a los consumidores, la multinacional ha puesto en marcha la campaña de marketing global “Meet Visa” (Conoce Visa). La creatividad, que tiene por objeto poner de manifiesto el poder de la red de Visa, ha sido desarrollada por la agencia creativa Wieden+Kennedy y dirigida por Malik Hassan Sayeed. “Ese nombre que ves en todo es en realidad más como una firma. Es una red que trabaja y funciona para todos”, comenta la locución sobre imagenes que pretenden reflejar la diversidad multicultural de los consumidores de la firma.

La gente cree que "conoce" Visa. Consumidores y empresas confían en el poder de esas cuatro letras y lo comprueban cada vez que abren su cartera, pagan a un proveedor, entran en una tienda o compran por Internet. Lo que no ven es cómo detrás de esas cuatro letras se encuentra la mayor y más dinámica red de personas, alianzas y productos", ha señalado Lynne Biggar, vicepresidenta ejecutiva y directora global de Marketing de Visa. "Nuestra misión es que Visa sea reconocida como algo más que una compañía de tarjetas de crédito y sea percibida como una red segura que impulsa el comercio".

Más que tarjetas de crédito

Junto al spot central de la campaña, marca y agencia han creado también una serie de creatividades y piezas digitales complementarias de más corta duración que muestran las posibilidades de la plataforma de Visa en funcionamiento y que reflejan los esfuerzos de la compañía por impulsar el progreso para personas reales en lugares de todo el mundo. Para ello, la multinacional ha contado con la colaboración de distintos talentos creativos, como la fotógrafa Camilla Falquez y el equipo de directores argentinos Pantera & Co., formado por Brian Kazez, Pato Martínez y Francisco Cantón.

Así, se ha puesto de manifiesto la flexibilidad que ofrece Visa para que todo tipo de profesionales, autónomos y empresas gestionen sus ingresos, gastos y transacciones. Tal y como explica la compañía, Visa conecta a 3.600 millones de titulares, más de 70 millones de comercios, decenas de miles de entidades y procesa más de 11 billones de dólares de volumen total al año.

Del mismo modo, otras creatividades destacan el carácter innovador de la compañía, que trabaja por hacer realidad la incorporación de las divisas digitales y criptomonedas. Visa destaca que solo en los últimos cinco años ha invertido 9.000 millones de dólares en tecnología para dar forma al futuro del comercio.

Una nueva identidad de marca

El nuevo posicionamiento de la compañía, orientado a convertirse en la red económica líder a nivel mundial, está acompañado de una transformación de la identidad corporativa. Esta se ha llevado a cabo en colaboración con la empresa de diseño de marcas, Mucho, y tomando como referencia los valores de la firma: confianza, seguridad, aceptación e inclusión. Así, Visa ha apostado por una imagen más moderna y dinámica, que apuesta por el azul eléctrico monocromático y deja atrás el azul oscuro degradado. En la comunicación de este cambio, la compañía ha compartido la evolución de su identidad a lo largo de su historia:

Evolución de la identidad visual de Visa

Como puede observarse, la transformación cuenta con colores renovados para un mayor impacto digital, una tipografía personalizada creada para lograr experiencias online óptimas y un nuevo símbolo de marca diseñado para expresar el propósito de la compañía. Tal y como han apuntado desde la multinacional, se trata de un esbozo de la identidad visual, que se implementará a lo largo de este año en los más de 200 países y territorios en los que opera.

"Con esta evolución de la marca queremos reflejar la ambición de Visa, lo que representamos y por lo que nos esforzamos", ha destacado Biggar. "Con la reapertura del mundo y con el dinero moviéndose cada vez más en nuevas formas, no hay mejor momento para mostrar el trabajo que hacemos y el impacto que una marca con propósito y con la escala de Visa puede tener para facilitar que las personas, las empresas y las economías prosperen."