Formulario de búsqueda

La apuesta de Tesla por el bitcoin dispara el valor de la moneda hasta máximos históricos

  • La firma de Elon Musk ha invertido 1.250 millones de euros en bitcoins y aceptará la divisa como forma de pago
  • El precio de la criptomoneda se ha elevado más de un 15%, por encima de los 44.000 dólares

Que Elon Musk es capaz de generar auténticas conversaciones y debates no es una novedad, pero que lo que dice y hace pueda provocar fallos técnicos es algo que entraña cierta novedad. Y es que las principales plataformas de intercambio de bitcoin ha experimentado problemas después de que el empresario anunciara que Tesla había invertido 1.500 millones de dólares (unos 1.250 millones de euros) en la compra de la criptomoneda, que pronto aceptará como forma de pago para sus productos.

Musk lleva varias semanas lanzando mensajes en Twitter acerca del bitcoin. A finales del mes de enero, un simple cambio en su biografía en la red social -incluyó el hashtag #Bitcoin en la descripción de su perfil- disparó el precio de la divisa digital. En las últimas horas, #Dogecoin también ha sido tendencia en la plataforma. Durante la celebración de la Super Bowl, el multimillonario publicó varios mensajes en referencia a esta criptomoneda que nació en 2013 de forma satírica y cuya imagen se basa en el meme de un perro de una serie de televisión japonesa.

No obstante, Musk ha pasado ahora de las palabras a los hechos. El movimiento de Tesla hacia el bitcoin ha provocado su ascenso meteórico en el mercado de valores. El precio de la moneda ha alcanzado máximos históricos de cotización situándose por encima de los 44.000 dólares, tras dispararse más de un 15%. La noticia también ha impulsado la capitalización total del mercado de las 'criptos' hasta la marca récord de 1,35 billones de dólares, mientras otras ‘altcoins', como el ethereum o el ripple, también experimentan subidas de entre el 5% y el 10%. El dogecoin se eleva un 13% este martes. Por su parte, las acciones de Tesla se han elevado un 1,3%.

El impacto en el mercado

A consecuencia del anuncio de la firma automovilística, Kraken, la plataforma de intercambio de criptomonedas con sede en San Francisco, ha asegurado a Reuters que ha vuelto a habilitar los registros después de deshabilitarlos temporalmente debido al volumen de tráfico, que generaba problemas de conectividad con su sitio web. Además, ha dado a conocer que en enero de este año se negociaron 56.000 millones en activos digitales, más de lo que se negoció durante todo 2019. Sitios web similares, como Gemini y Binance dijeron que sus sistemas estaban experimentando dificultades.

Además, la compañía fabricante de coches eléctricos también ha informado de la actualización de su política de inversión con el objetivo de diversificar y maximizar los retornos del efectivo que no necesita para su actividad a corto plazo. Como parte de esa estrategia, considera invertir en lingotes de oro, otras criptomonedas y otros activos de reserva alternativos.

El movimiento de Tesla podría animar a otras grandes empresas a invertir en bitcoin

De esta forma, Musk y Tesla hacen acopio de un activo que ha experimentado una trayectoria controvertida y que lleva años generando debate sobre su valor real. Sin embargo, supone un paso más hacia la aceptación generalizada de esta divisa, después de que otras compañías como  la empresa de gestión de inversiones BackRock, la compañía de servicios financieros Square o PayPal hayan decidido respaldar también la criptomoneda. La decisión de Tesla podría animar a otras grandes compañías a apostar por este tipo de moneda.

No obstante, en su comunicado a la Comisión de Bolsas y Valores de EE UU (SEC), Tesla ha advertido de los riesgos de este movimiento financiero, recordando que los precios de las divisas digitales son muy volátiles, que su irrupción en el mercado es reciente, y que su adopción a largo plazo por parte de inversores, consumidores y empresas es impredecible. Del mismo modo, los responsables de la compañía han comentado que el hecho de que el bitcoin no tenga respaldo físico y dependa de la tecnología, los expone a amenazas técnicas y a ciberataques, así como a posibles alternaciones derivadas de futuras regulaciones.

Con todo, si el valor del bitcoin continúa subiendo, la empresa podría beneficiarse de una posible fiebre inversora del mercado. Durante la pandemia, el bitcoin no se ha visto afectado y en el último año se ha revalorizado un 250%.