Formulario de búsqueda


El humano ya no es el protagonista de las redes sociales

Compartir en:

El humano ya no es el protagonista de las redes sociales

  • Miguel Alonso, Director de Proyectos Estratégicos de Arena Media, ha sido el encargado de explicar qué ha pasado estos últimos años entre las personas y las redes sociales
  • “No puedes tener un propósito que hable de personas con un algoritmo que no trabaje para las mismas”

Las redes sociales nos permiten estar más cerca de nuestros seres queridos, amigos y familia. ¿Verdadero o falso?

La evolución de los modelos de negocio ha hecho que la parte humana pierda protagonismo en redes sociales

Miguel Alonso, Director de Proyectos Estratégicos de Arena Media, ha sido el encargado de explorar la deshumanización de las redes sociales, uno de los temas destacados durante la 5ª edición de Tech & Trends, el evento de Arena Media que analiza las principales tendencias observadas a lo largo del año en la sociedad. Este 2018 han sido dos los temas predominantes durante las ponencias: inteligencia artificial y machine learning.

En cuanto a las redes sociales, nacieron con el objetivo de conectar a las personas de manera transparente. Sin embargo, la evolución de sus modelos de negocio ha hecho que la parte humana pierda cada vez más protagonismo. ¿Qué ha provocado esta crisis de confianza en las redes sociales? ¿Y qué impacto tiene en la forma de relacionarnos?

Lo que nos hace humanos

Para poder establecer esa deshumanización de las redes sociales, lo primero es definir qué nos hace humanos. Puede haber muchas posibles respuestas: el lenguaje, la facultad de utilizar objetos en nuestro beneficio, ser sociables... Atributos que, aunque nos pueden definir como humanos, no son exclusivos de la raza humana.

Por eso, si hay que quedarse con una definición, es con la puntualización del Profesor de Psicología Michale Gazzaniga:

Ninguna otra especie aspira a ser más de lo que es. - Michale Gazzaniga

Ninguna otra especie aspira a eso. Y si fuéramos una empresa, ese sería también nuestro propósito.

Y acerca de propósitos, ¿cuáles son los de las redes sociales?

Todas partieron de un propósito que puede sintetizarse y analizarse. Porque al final, todos hablan un poquito de lo mismo en sus definiciones y objetivos. Las palabras mundo y gente se repitieron 5 veces en las definiciones de los propósitos para las redes sociales. La palabra compartir o dar, 3. Y las palabras construir, comunidad, poder o sin barreras, 2. En eso consistían las redes sociales al principio.

Todo es cuestión de dinero

Pero, ¿qué pasa cuando entra el dinero en escena? Pasamos de un escenario que se mueve de individuos/sociedad a anunciantes/dinero. Y ese ha sido uno de los grandes motivos que han dado pie (indirectamente) a esta crisis de confianza en las redes sociales.

Un pequeño cambio provocó la revolución: el paso de cronología a relevancia en las redes sociales

Porque esa llegada supuso un pequeño cambio y un gran consecuencia: pasamos de la cronología a la relevancia. Pasamos de ver gente a ver medios de comunicación, vídeos o noticias que no sabemos de dónde provienen. Siempre basados en un algoritmo que fomenta la relevancia para mantenernos más tiempo en las redes sociales.

¿Y qué tipo de contenidos son los más relevantes para la gente?

Mark Zuckerberg dio una pista no hace mucho cuando compartió este esquema de engagement en Facebook. Y es que la gente interactúa más con el contenido cuando es algo censurado, cuando se acerca a la línea que divide lo permitido de lo prohibido. Así es como aparece y se propaga el fenómeno de las fake news o de las ideologías extremas, por ejemplo.

_alt_

Son además ideologías potenciadas por un tipo de pensamiento de grupo, concepto desarrollado por Irving Janis. Las ideas que tenemos se convierten aún en más extremas, porque nos vamos retroalimentando hasta que pensamos que todos opinan igual que nosotros. Y esa relevancia nos mantiene en una especie de caja negra que da la sensación, continuamente, de que lo que uno piensa es verdad. Sin importar que lo sea o no.

Las personas tienen que estar en toda la cadena de valor de una compañía

Y eso ha tenido consecuencias importantes, con bulos que afectan a elecciones y libertades sociales, a la vida y a la sociedad. Es decir, un pequeño cambio de algoritmo que ha provocado grandes consecuencias en nuestro entorno.

Ante este cambio que detona una serie de consecuencias catastróficas... ¿Cuál podría ser una posible solución? Las personas. Personas que tienen que estar en toda la cadena de valor de una compañía. Porque no puedes tener un propósito que hable de personas con un algoritmo que no trabaje para las ellas. Las personas como medio y también como objetivo.