ReasonWhy Actualidad e Investigación sobre Marketing y Economía Digital


Schweppes, La Casera y Trina se unen a la inciativa "Botella x Botella"

  • La compañía Suntory Beverage & Food Spain se suma al movimiento impulsado por Lanjarón
  • El objetivo de potenciar la circularidad de los envases se alinea con su plan integral de sostenibilidad para 2030
Suntory Beverage & Food Spain se une "Botella x Botella"

[Si lo prefieres, escucha el resumen editorial]

...
 
 
Eliminar los plásticos de las cadenas productivas es uno de los principales propósitos de las marcas en materia de sostenibilidad, que buscan impulsar la circularidad de los envases prolongando su vida útil a través del reciclaje. El objetivo último es minimizar el impacto de la actividad empresarial y comercial en el ecosistema natural.
"Botella x Botella" es una llamada a la acción de los agentes del sector

Esa es la idea que vertebra "Botella x Botellala última campaña de Lanjarón, la marca de agua mineral natural de Aguas Danone, con la que da a conocer su compromiso para este año: producir todas sus botellas en plástico reciclado (rPet). No obstante, más allá de sus metas como compañía, la marca busca animar a otros agentes del sector de las bebidas, así como administraciones públicas competentes, a sumarse al movimiento para lograr que la circularidad en las botellas sea una realidad a corto plazo.

Bajo el mensaje “Botellas 100% hechas de otras botellas (incluso de otras marcas)” Lanjarón ha lanzado una llamada a la acción para implicar a otras empresas. La campaña está basada en una serie de piezas creativas digitales en las que la firma cambia su logo por el de otras marcas, pero la estrategia arrancaba con una lona publicitaria en la Plaza de Santa Ana, en Madrid, con Schweppes, buque insignia del portfolio de Suntory Beverage & Food Spain, como protagonista.

La multinacional japonesa ha optado por sumarse al movimiento propuesto desde Aguas Danone a través de tres de sus marcas más reconocidas: Schweppes, La Casera y Trina. De esta forma, refuerza su compromiso medioambiental y hace hincapié en la importancia de alcanzar la plena circularidad de las botellas en el sector del agua mineral y las bebidas refrescantes. La iniciativa se alinea, según apuntan desde la compañía, con su visión de impactar positivamente en la sociedad y demostrar al consumidor que el origen de una botella de plástico puede estar en otras botellas que ellos mismos hayan ayudado a reciclar. "Conseguir entre todos que de una botella nazca la siguiente", apuntan desde la compañía.

Su plan integral de sostenibilidad para 2030 pretende minimizar el impacto de la actividad de Suntory Beverage & Food Spain mediante el impulso de medidas concretas, como el uso de energía verde en sus instalaciones o la mejora de la eficiencia energética de sus procesos de producción. En este sentido, la compañía ya puede afirmar que el 50 % de su energía eléctrica es renovable. Además, la estrategia plantea, entre otras cuestiones, que en una década el 100 % de sus envases de plástico sean sostenibles, reducir las emisiones de CO2 hasta un 50% y el consumo del agua en sus fábricas hasta un 15% -desde 2016 el uso de agua se ha reducido ya en un 10%- y disponer de una flota completa de vehículos con etiqueta cero emisiones.

El objetivo de Suntory Beverage & Food Spain es alcanzar las cero emisiones en 2050

Todo ello se engloba dentro de una serie de propuestas medioambientales más ambiciosas para alcanzar las cero emisiones en 2050 en toda su cadena de valor. Entre las iniciativas contempladas destaca la tarificación interna del carbono en todas sus empresas. “Nuestro objetivo es seguir promoviendo la conservación de la energía, aplicar de manera proactiva soluciones de energía renovable, utilizar infraestructuras de última generación y trabajar, conjuntamente, con los stakeholders de toda la cadena de valor para contribuir a una sociedad descarbonizada”, ha señalado Carmen Guembe, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Suntory Beverage & Food Spain.

Así, Schweppes, La Casera y Trina, como integrantes del mismo grupo, comparten unas metas sostenibles comunes, como que para 2023 todas las botellas contengan el 50 % de plásticos reciclados o que el material utilizado en el punto de venta sea reciclable. Para 2025, el objetivo es que el packaging secundario y terciario también sea reciclable, mientras que para 2030 busca haber reducido a la mitad -respecto a 2019- las emisiones de gases de efecto invernadero de los centros productivos.