Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Hablamos con Cristina Rodríguez (DDB), una española en Nueva York
Compartir en:

Hablamos con Cristina Rodríguez (DDB), una española en Nueva York

  • “En este sector es casi una obligación tener premios”
  • A Cristina le gustaría trabajar con Geico porque “no pasa por test su creatividad, sino que prefiere sorprender”
Reason Why Reason Why logo

Tiene 32 años y ya acumula más de 200 premios entre festivales nacionales e internacionales, siendo 24 de ellos leones en Cannes. Empezó en este sector en el año 2009, en BBDO; después pasó por Contrapunto, DDB Madrid y ahora es Directora Creativa en DDB Nueva York. Hablamos con Cristina Rodríguez.

 

P. ¿Qué hace una española en Nueva York?

R. Sobre todo aprender. Uno no puede dejar nunca de hacerlo y esta ciudad es perfecta para ello.

A nivel profesional supone abrir los ojos a un nuevo mercado, a una forma diferente de trabajar y de hacer las cosas, a nuevos clientes y por supuesto a nuevos retos. Todo ello salpimentado por la fuente continua de estímulos que supone vivir en esta ciudad y el trabajo diario con grandísimos profesionales de todas partes del mundo.

P. “Hologramas” es uno de tus mayores éxitos, ¿qué sientes cuando echas la vista atrás?

R. Orgullo, desde luego, no solo por el éxito de la campaña en sí, sino por lo que significa para mí haber llegado hasta aquí, por todo el camino que implica el haber llegado a ella.

“Con paciencia, trabajo y esfuerzo, los objetivos se acaban cumpliendo”

Desde que entré en DDB Madrid como Directora de Arte el objetivo ha sido siempre la superación. Cada campaña, cada proyecto, sin importar su tamaño, se presentaban como una oportunidad única que no podías dejar escapar; y con paciencia, trabajo y esfuerzo, los objetivos se acaban cumpliendo. 

Por otro lado, cuando pienso en “Hologramas” también lo veo como un reto. Soy consciente de que puede ser difícil volver a alcanzar el éxito de esta campaña, y éste es el mejor estímulo para dar lo mejor de uno mismo en cada proyecto. Quizá lo consiga, quizá no... Pero al menos creo que esta actitud debe ser una constante para al menos intentarlo.

Es algo que llevo haciendo desde el principio de mi carrera, cada logro es un incentivo para luchar por uno mayor. El primer premio llegó con unos prints para la FAD, un bronce en Cannes que nunca olvidaré, y poco a poco la confianza, no solo en mí, sino en todo el equipo, fue creciendo y, del mismo modo, mi nivel de involucración en diferentes proyectos. Algunos de ellos, sin premios, pero de los que nos sentimos muy orgullosos, como el hecho de ganar la cuenta de BBVA en un momento crucial para la agencia. Luego llegamos a poder desarrollar una campaña que nos trajo muchas alegrías: "Abortion Travel". Y de ahí llegamos a “Hologramas”, con una recompensa inimaginable para todo el equipo.

P. Los premios que has ganado, ¿ayudan?

R. Considero que los premios constituyen una parte importante de tu trayectoria profesional, y en el momento que los ganas son la mejor recompensa por todo el esfuerzo realizado. Pero una vez que ya los tienes, que ya están ahí, no puedes acomodarte y llega el  momento de buscar nuevos retos que, en algunos casos, pueden transformarse en nuevos premios o, lo que a día de hoy me puede parecer más interesante, en grandes proyectos. 

Con respecto a si ayudan, por supuesto que los premios abren muchas puertas, no lo voy a negar. Y por cómo está organizado el sector en todo el mundo, es casi una obligación tenerlos. No obstante, también creo que a la hora de enfrentarte a un proyecto hay que buscar la excelencia del proyecto en sí y no poner tanto el foco en los premios. Si el trabajo es bueno, los premios llegarán.

P. ¿Qué diferencias ves entre el trabajo de agencia en NY y en España? ¿Allí madrugas?

R. El trabajo es diferente en varios aspectos, desde los procesos internos hasta los clientes.

En Nueva York “las campañas se planifican con muchísimo tiempo”

Si tengo que señalar algo en específico, diría que la duración de los proyectos es un punto clave. Las campañas se planifican con muchísimo tiempo y todo está perfectamente medido y controlado. Es por eso que puede pasar mucho tiempo hasta que un creativo logra sacar una campaña a la luz; además, por supuesto, que el proyecto en sí puede alargarse incluso más de lo esperado, en algunos casos hasta años. Así que más vale que estés realmente convencido y seguro de todo lo que presentes a tus clientes.

P. ¿Cuál es el cliente con el que aún no has trabajado y te gustaría hacerlo?

R. Pues hay muchos, pero si tengo que elegir uno quizá me quedaría con Geico. Es una marca que sabe combinar un trabajo sólido con mucho sentido del humor. Además es un caso bastante especial a nivel estratégico, pues son capaces de hacer convivir varias campañas diferentes con su propio estilo, tono y mensaje, sin perder por ello el éxito en cada una de ellas. Es un cliente que se mantiene fresco rompiendo las reglas. Y, a diferencia de muchos clientes de este mercado, no pregunta a sus clientes si les gusta o no una idea, no pasa por test su creatividad, sino que prefiere sorprender.

Pero, por supuesto, no me quejaría en absoluto si tengo la oportunidad de trabajar para marcas como Under Armour, Nike, Google o Apple. ¡La lista es interminable!

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.