Formulario de búsqueda

La confianza de los españoles disminuye y es la más baja de Europa

Compartir en:

La confianza de los españoles disminuye y es la más baja de Europa

  • Edelman presenta los resultados de la edición 2019 de su estudio anual Trust Barometer
  • La pérdida de confianza ocurre tanto en gobiernos y medios de comunicación, como en ONGs y empresas

España es el tercer país con el índice de confianza más bajo del mundo, por delante de Japón y Rusia.

Los resultados pertenecen al Edelman Trust Barometer, el reporte realizado anualmente por la consultora de comunicación Edelman. De acuerdo al estudio, la confianza de los españoles ha descendido 7 puntos y ha registrado, junto a Rusia, la caída más elevada de 2018 a 2019, en relación al resto de los países analizados.

España y Rusia son los países en los que más ha descendido la confianza entre 2018 y 2019

A nivel europeo, España, con 40 puntos, se ubica por detrás de países como Irlanda (42 puntos), Reino Unido (43 puntos), Alemania y Francia (44 puntos), Italia (46 puntos) y Países Bajos (54 puntos).

En un análisis por sector, el informe establece que, tanto las ONGs, que son las instituciones mejor valoradas, como los gobiernos y medios de comunicación afrontan grandes niveles de escepticismo por parte de los ciudadanos, en un grado de desconfianza que ha aumentado 8 puntos. Lo mismo ocurre con las empresas, que han aumentado su desconfianza en 5 puntos.

Pese a estos resultados, en todo el mundo la figura de "Mi empleador" ha registrado los mayores índices de confianza con un 75%, que se aleja del 57% de las ONGs, el 56% dee las empresas, el 48% de los gobiernos y 47% de los medios de comunicación. España sigue esta tendencia y posiciona a la figura del empleador como un personaje de alta confiabilidad.

CEOs y directivos como líderes de cambio

De acuerdo el barómetro de Edelman, un 71% de los empleados españoles considera que los Consejeros Delgados deben ser quienes lideren el cambio, sin esperar el accionar de los gobiernos. Para el 67% de los encuestados, es muy importante la capacidad de respuesta que el CEO de su empresa pueda tener ante situaciones críticas, como crisis nacionales o del sector. Además, el 55% ve a su empleador como una fuente fiable de información sobre temas sociales, una percepción que es aún mejor entre empleados de multinacionales, con un porcentaje que se eleva a 63%.

Entre los encuestados, el 77% de los españoles opina que una empresa puede poner en marcha acciones específicas para mejorar las condiciones económicas y sociales de las comunidades en las que opera. En sintonía con esa expectativa, el 73% espera que la inclusión forme parte de los valores de la empresa.

A nivel global, los trabajadores consideran que los empleadores del futuro se deberían unir a ellos para luchar por temas sociales (67%). Las empresas que lo hagan, recibirán mayor compromiso (78%) y fidelidad (74%) por parte sus empleados.

Según Jordi Ballera, Director General Adjunto de Edelman España: “Estos datos destacan la importancia del contrato entre trabajador y empleador, y cómo este contribuye a la confianza intra-organizacional. El Trust Barometer destaca la necesidad de diseñar un modelo de gobernanza que incorpore cuatro políticas fundamentales: liderar el cambio, estableciendo un gran propósito que movilice a los empleados; dar poder a los empleados, manteniéndoles informados y dándoles voz en los procesos de decisión; empezar en lo local, provocando un impacto positivo en las comunidades en las que se opera; y reorientar el liderazgo del director general, que debe posicionarse sobre los temas socialmente relevantes que afecten a su comunidad”.

El 56% de los españoles no cree que sus condiciones de vida vayan a mejorar en los próximos 5 años

De todas formas, las expectativas que los empleadores depositan en sus empleadores, no se ven reflejadas en la confianza sobre el futuro. Edelman establece que solo uno de cada tres encuestados de la mayor parte de la población en el mundo desarrollado cree que su familia vivirá mejores dentro de cinco años. En España, el 56% no cree que sus condiciones vayan a mejorar en este plazo de tiempo.

Por otra parte, la caída en la confianza en relación a los medios de comunicación, está vinculada a que el 80% de los encuestados españoles ha manifestado su preocupación por las fake news. El 79% de los españoles consume noticias activamente y el 43%, además, publica y comparte contenido varias veces al mes. Frente a este comportamiento, sus niveles de desconfianza en las redes sociales superan a la media europea, con un 47%, por sobre un 34%.

Este miedo ha fomentado la necesidad de obtener información desde fuentes confiables, lo que se ha traducido en un aumento del 25% en el consumo de medios y el intercambio y distribución de noticias. De acuerdo al barómetro, en España los medios tradicionales son los que más confianza generan con el 66%, seguido por los medios propios (65%) y los motores de búsqueda (63%).

Para ver el informe completo, ingresa aquí.