Reino Unido se embarca en una prueba piloto para la semana laboral de cuatro días

  • En el experimento participan más de 70 empresas y 3.330 trabajadores de 30 industrias diferentes
  • "Más y más empresas están reconociendo que la nueva frontera para la competencia es la calidad de vida"
Reino Unido experimenta con la semana laboral de cuatro días

El impacto del coronavirus se ha traducido en una auténtica transformación del panorama laboral a nivel mundial., con la consolidación del teletrabajo y los modelos híbridos como principales expresiones. Sin embargo, también ha supuesto cambios culturales y sociales que están impulsando un nuevo sistema basado en un nuevo orden de valores y preferencias de los profesionales, que cada vez más priorizan su bienestar emocional y salud mental. 

En este contexto, la semana laboral de cuatro días ha cobrado peso entre las políticas de las empresas de todo el mundo. En junio del año pasado Telefónica ofreció este modelo a parte de su plantilla, y unos meses más tarde Desigual confirmaba la implantación de este tipo de semana laboral por votación de sus empleados. Ahora, ocho meses más tarde, Reino Unido ha puesto en marcha el mayor programa piloto sobre la semana laboral de cuatro días realizado hasta el momento. 

Las pruebas se llevarán a cabo sin pérdida de salario para los empleados

El programa ha comenzado su andadura con la participación de 70 empresas británicas y 3.300 trabajadores siguiendo el modelo 100:80:100, esto es, el 100% del salario durante el 80% del tiempo, a cambio del compromiso de mantener el 100% de la productividad. Así, las pruebas de la semana laboral de cuatro días se llevarán a cabo sin pérdida de salario para los empleados y durante un periodo de 6 meses. 

La iniciativa ha sido impulsada por 4 Day Week Global, una comunidad sin ánimo de lucro formada por personas interesadas en hacer de este modelo parte del futuro del trabajo. La organización está trabajando en colaboración con el grupo de expertos líder Autonomy, 4 Day Week UK Campaign e investigadores de la Universidad de Cambridge, la Universidad de Oxford y el Boston College. Estos trabajarán con cada organización participante para medir el impacto en la productividad del negocio y el bienestar de sus trabajadores, así como el impacto en el medio ambiente y la igualdad de género. 

Tal y como ha explicado 4 Day Week Global en un comunicado, las compañías que forman parte de este experimento abarcan desde pequeños negocios locales hasta grandes corporaciones. Las firmas participantes ofrecen productos y servicios vinculados a la educación, servicios bancarios, consultoría, venta online, telecomunicaciones, alimentos y bebidas, publicidad digital, atención domiciliaria o desarrollo de software. 

Desde la organización apuntan que, con esta iniciativa, Reino Unido se sitúa en la cima de la ola en el impulso de la semana laboral de cuatro días. “A medida que salimos de la pandemia, más y más empresas están reconociendo que la nueva frontera para la competencia es la calidad de vida, y que el trabajo de horario reducido y centrado en el rendimiento es el vehículo para darles una ventaja competitiva", ha comentado Joe O Connor, CEO de 4 Day Week Global. “El impacto de la 'gran renuncia' está demostrando que los trabajadores pueden producir mejores resultados mientras trabajan menos tiempo y de manera más inteligente”.

Noticias Relacionadas

Por su parte, Juliet Schor, profesora de sociología en Boston College e investigadora principal del programa, asegura que se trata de un ensayo histórico.La semana de cuatro días generalmente se considera una política de triple dividendo: ayudar a los empleados, las empresas y el clima", ha comentado en el comunicado. "Estaremos analizando cómo los empleados responden a tener un día libre adicional, en términos de estrés y agotamiento, trabajo y satisfacción con la vida, salud, sueño, uso de energía, viajes y muchos otros aspectos de la vida".

Junto a Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda también pondrán en marcha esta iniciativa en el mes de agosto con la participación de 20 compañías. En Europa, Islandia ha sido el país que ha tomado la delantera en la semana laboral de cuatro días al impulsar la prueba piloto en enero de este año. En nuestro país, el gobierno autonómico de Valencia anunció a mediados de mayo ayudas económicas a las empresas que, hasta fin de año, se sumen a participar en una prueba piloto. A nivel estatal, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo planea poner en marcha un movimiento similar para después del verano.