Formulario de búsqueda

Quibi cierra seis meses después de su lanzamiento

  • La plataforma de streaming estaba diseñada para entretener a sus usuarios en periodos de 5-10 minutos
  • El coronavirus ha provocado que los contenidos para Quibi no se pudieran producir

Competir con Netflix, HBO, Disney+, Apple TV o Amazon Prime no es fácil, y menos con una pandemia de por medio. Quibi, la plataforma de streaming diseñada para entretener a sus usuarios en periodos de 5-10 minutos, se ha visto forzada a cerrar, según ha publicado The Wall Street Journal.

En enero, Jeffrey Katzenberg, exdirectivo de los estudios de Walt Disney y fundador de DreamWorks, y Meg Whitman, ex CEO de eBay y HP presentaron Quibi, una nueva plataforma de streaming pensada para el entretenimiento en teléfonos móviles. En seguida llamó la atención de grandes inversores, que en total aportaron más de 1.750 millones de dólares para la creación de la plataforma, pero el coronavirus frustró los planes.

El coronavirus impidió que se pudieran producir contenidos

La pandemia y los confinamientos han provocado que no se pudiesen producir los ambiciosos contenidos que Quibi tenía pensado llevar a cabo. Además, el servicio de streaming fue diseñado para el consumo de entretenimiento en dispositivos móviles durante periodos cortos, de 5 a 10 minutos de duración, para, por ejemplo los transportes públicos. Estos hábitos cambiaron radicalmente durante el confinamiento y los usuarios empezaron a borrarse de la plataforma.

El 90% abandonaron el servicio al terminar el periodo de prueba

Cientos de miles de personas abandonaron el servicio tras terminar el periodo de prueba, en parte por tener que pagar 4,99 dólares con anuncios o 7,99 sin ellos. Según los datos de la propia empresa, el 90% de sus usuarios abandonaron el servicio al terminar el periodo de prueba.

Estos motivos han provocado que Quibi haya decidido cerrar seis meses después de su lanzamiento para poder devolver la mayor cantidad posible de capital a los inversores, unos 350 millones de dólares, en lugar de intentar prologar la vida de la plataforma, según ha afirmado el medio estadounidense.

Antes del cierre, Jeffrey Katzenberg contactó con algunas tecnológicas y empresas de medios como Apple, Facebook o WarnerMedia para negociar una posible adquisición del servicio, pero nadie mostró interés en Quibi puesto que para muchos, ya se veía como un negocio fallido.