Formulario de búsqueda

Philip Morris México suspende la producción de Marlboro durante 24 horas

  • Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco la compañía renuncia a fabricar más de 35 millones de cigarrillos
  • La multinacional busca concienciar sobre la importancia de desarrollar productos alternativos para fumadores

Hoy, lunes 31 de mayo, se celebra el Día Mundial Sin Tabaco. La Asamblea Mundial de la Salud marcó esta fecha en el calendario en 1987 y, desde entonces, se entiende como una cita para concienciar a la población sobre el tabaquismo y sus letales efectos, así como una oportunidad para reivindicar hábitos y prácticas más saludables que protejan a las nuevas generaciones.

En este marco, Philip Morris México se ha propuesto detener durante 24 horas la producción nacional de Marlboro, su marca más emblemática y vendida. Los cigarrillos de esta insignia se fabrican en la planta de Zapopan, Jalisco, centro número uno de producción de cigarros de América Latina. Con esta iniciativa, la compañía dejará de fabricar más de 35 millones de cigarrillos, busca reiterar su compromiso por dejar la producción de tabaco y avanzar hacia un futuro libre de humo

La firma comercializa dispositivos de calentado de tabaco a través de la marca Iqos

Desde hace tiempo, Philip Morris México vuelca sus esfuerzos en el diseño, desarrollo, evaluación y comercialización de productos de menor riesgo, como su dispositivo electrónico de calentamiento de tabaco Iqos. La compañía, que apuesta por facilitar el acceso de los fumadores a productos alternativos menos dañinos para la salud, considera la acción que hoy lleva a cabo como un acto simbólico para reforzar su posicionamiento e invitar a autoridades, fumadores, y sociedad civil a unirse al cambio.

Tenemos el compromiso de sustituir los cigarros por productos alternativos que disminuyan el riesgo de daño a la salud de los adultos que de otra manera seguirán fumando”, ha señalado Catalina Betancourt, Vicepresidenta de Asuntos Externos de Philip Morris México. “Estamos convencidos de que un México sin cigarros es posible. Pero para construirlo hace falta que el diálogo alrededor de los productos alternativos se construya desde la evidencia científica, desde la regulación clara y desde la información objetiva”.

La tabaquera explica que los cigarros electrónicos, los vapeadores y los productos de tabaco calentado tienen el potencial de ser mejores opciones para que los fumadores sustituyan el tabaco tradicional. Según destacan desde Philip Morris México, al eliminar la quema y combustión de la sustancia, se reduce significativamente el riesgo de contraer enfermedades cardiacas y pulmonares.

No obstante, Betancourt apuesta por la innovación como vía para lograr sus metas. “Lo mejor siempre será dejar de fumar, pero hay muchos fumadores que seguirán haciéndolo. Trabajamos para ofrecer a estos fumadores alternativas de consumo de menor riesgo de daño, como nuestro dispositivo de calentamiento de tabaco Iqos”, ha comentado. “Ignorar los avances tecnológicos y la innovación que ya existen en esta industria es ignorar a los 15 millones de fumadores que hoy y mañana encenderán un cigarro”.

Asimismo, desde la multinacional ponen en valor la importancia de la regulación basada en evidencias científicas para los productos alternativos que se sume a políticas de prevención actuales para acelerar la reducción del número de fumadores en México. Philip Morris México cita como ejemplo las regulaciones de Japón, Nueva Zelanda o Reino Unido en esta materia, enfocadas al acceso e información sobre alternativas al tabaco tradicional.