Formulario de búsqueda

Warner Bros estrenará sus películas de 2021 en cines y HBO Max simultáneamente

  • La compañía asegura que este modelo híbrido es una respuesta estratégica al impacto de la pandemia global actual
  • La decisión afecta a 17 películas que representan más de 1.000 millones de dólares en costes de producción

Son cientos las salas de cine que permanecen cerradas en todo el mundo como consecuencia de la pandemia. Incluso en Hollywood, la meca del séptimo arte. Lo que lleva a las compañías de la industria cinematográfica a repensar sus estrategias. Una de las primeras en realizar movimientos ha sido Warner Bros, cuyas películas con estreno programado para 2021 se lanzarán a la vez en su plataforma de streaming HBO Max y en salas abiertas tanto nacional como internacionalmente.

Esto significa que esperados títulos como “Godzilla vs. Kong", "Mortal Kombat", "The Suicide Squad”, la nueva versión de "Dune" o la secuela de la trilogía “Matrix" podrán verse tanto en la gran pantalla como a través del servicio de streaming. En el caso de la plataforma, las cintas estarán disponibles en 4K Ultra HD y HDR durante un mes a partir del mismo día de su estreno en cines. La decisión afecta al menos a 17 películas, que representan más de 1.000 millones de dólares en costes de producción.

La compañía asegura que es un modelo de distribución único y centrado en el consumidor

Tal y como ha explicado la compañía en un comunicado, “el modelo híbrido ha sido creado como una respuesta estratégica al impacto de la pandemia global actual, particularmente en los Estados Unidos”. Lo ha calificado como un sistema “de distribución único y centrado en el consumidor”.

Según ha apuntado Ann Sarnoff, Chair and CEO, WarnerMedia Studios y Networks Group, estos tiempos sin precedentes exigen soluciones creativas. “Nadie desea que las películas vuelvan a la pantalla grande más que nosotros. Sabemos que el contenido nuevo es el alma de la exhibición cinematográfica, pero tenemos que equilibrar esto con la realidad de que la mayoría de las salas probablemente operarán a capacidad reducida durante el 2021”.

Warner Bros asegura que se trata de plan único de un año de duración, a través del cual podrán apoyar a sus socios en la exhibición con un flujo constante de películas a nivel mundial, al tiempo que brindan a los espectadores que no tienen acceso a los cines o que no están preparados para volver a las salas la oportunidad de ver los estrenos del año que viene.

Por su partem, Jason Kilar, CEO, WarnerMedia, ha señalado que tras considerar todas las opciones disponibles, la compañía ha llegado a la conclusión de que este modelo era la mejor manera de que el negocio navegara durante los próximos 12 meses. “Nuestro contenido es extremadamente valioso, a menos que esté en un estante y nadie lo vea. Creemos que este enfoque sirve a nuestros fans, apoya a los exhibidores y cineastas, y mejora la experiencia de HBO Max, creando valor para todos”.

Efectos en la industria

Con este gran movimiento el estudio espera sobreponer de un otoño sin taquilleros para el target adulto. Warner Bros ya retrasó Wonder Woman 1984, que finalmente se estrenará en salas y HBO Max el 25 de diciembre. En la misma línea, y tras varios retrasos en su estreno, “Dune” pasó de lanzarse el 18 de diciembre al 1 de octubre de 2021.

No obstante, Warner Bros no es el único gran estudio que ha adaptado su modelo de negocio en los últimos meses, a consecuencia principalmente del coronavirus. Disney lanzó Mulan en su plataforma de streaming Disney + en el mercado estadounidense, aunque sin incluirla como parte de la suscripción. Para disfrutar de la cinta, el usuario debía pagar 30 dólares, una cifra que corresponde al coste considerando que pagaría una familia por varias entradas en el cine, pero que ahora vería la película reunida en su salón. Por su parte, Universal sacó Trolls World Tour en los cines y online al mismo tiempo.

Lo cierto es que los grandes estudios presionan desde hace tiempo para que las películas puedan verse en los hogares a través de servicios de streaming antes del habitual periodo de 90 días durante los cuales se exhiben en las salas de cine. En este sentido, Universal ha puesto en marcha un acuerdo con la cadena AMC Theatres para reducir dicha cantidad de días y poder lanzar las películas online solo tres semanas después de su lanzamiento en los cines.

Con todo, el movimiento de Warner Bros ya está teniendo sus efectos en el mercado. Tras el anuncio de la compañía, las acciones de AMC Entertainment, el mayor operador de salas de cine del mundo, han experimentado una caída de más del 15%, mientras que las de Cinemark lo han hecho hasta un 19%.

La estrategia del estudio, sumada al impacto de la pandemia, podría tener efectos devastadores en las salas de cine. Concretamente en nuestro país, con aforos limitados, la recaudación se ha reducido más de un 70% con respecto al mismo periodo de 2019. El pasado fin de semana, los 20 títulos más taquilleros tan solo lograron sumar 637.000 euros.