Formulario de búsqueda

PayPal compra Curv, una start-up especializada en la seguridad de criptomonedas

  • La plataforma de pagos refuerza su apuesta por estas divisas, con las que pronto se podrá operar desde su propia app
  • Curv provee a otras compañías de infraestructuras en la nube para garantizar la seguridad de sus activos digitales

El interés por las criptomonedas sigue creciendo y las empresas intentan posicionarse en un mercado cada vez más competido. En febrero Mastercard anunció que admitirá las transacciones en divisas digitales al poco de que Tesla anunciase una inversión de 1.500 millones de dólares en bitcoins mientras su CEO, Elon Musk defendía públicamente a otra divisa criptomoneda como Dogecoin. La protagonista ahora es PayPal, que acaba de culminar la compra de Curv, una start-up especializada en la gestión y seguridad de activos digitales.

Curv aportará su conocimiento técnico al negocio de activos digitales de PayPal

La plataforma lleva a cabo este movimiento al tiempo que ultima la integración de las transacciones con criptomonedas en su propia app. “Con esta adquisición aceleramos y ampliamos las iniciativas de apoyo a las criptomonedas”, dice PayPal en un comunicado en el indica que Curv aportará “conocimiento técnico a la unidad de negocio blockchain, criptomonedas y divisas digitales” que ha creado recientemente. Una división especializada con la que busca definir “el papel que tendrán las divisas digitales en el futuro de los servicios financieros y el comercio”.

Las cifras de la operación no se han revelado oficialmente, pero según el diario israelí Calcalist la compra podría rondar los 300 millones de dólares. El cálculo final se dará a conocer en la próxima junta de accionistas.

Curv, un servicio pensado para grandes clientes financieros

Con la adquisición de Curv, PayPal apuntala uno de los principales desafíos que plantean las monedas digitales y que tiene que ver con su gestión segura. La start-up que se integrará en el ecosistema empresarial de PayPal provee a otras compañías de infraestructuras en la nube para garantizar la seguridad de sus activos digitales. Trabaja con grandes clientes como casas de cambio, brokers o fondos de inversión.

A todos ellos Curv les garantiza un proceso sofisticado de autentificación para poder retirar divisas de las cuentas que se gestionan. La start-up israelí también ofrece funciones de gestión y organización para, por ejemplo, hacer transacciones regulares. Esto es posible gracias a un sistema de computación multipartita.

Siempre que se intenta llevar a cabo un movimiento en los wallets son necesarias varias claves para conseguir el acceso. La encriptación y los procesos rotan con regularidad para evitar que, por ejemplo, alguien pueda retirar dinero de modo ilícito si roba el ordenador de un cliente.

La apuesta continua de PayPal por las criptomonedas

No es el primer movimiento que PayPal realiza para posicionarse en el mercado de las criptomonedas. El gigante de pagos tiene una asociación con Paxos en Estados Unidos, pensada en este caso para clientes particulares que quieren comprar y vender este tipo de divisas.

La compañía quiere ir un paso más allá y ultima permitir y comprar vender artículos usando criptomonedas sin recurrir a ningún servicio externo. También planea extender esta funcionalidad a otras apps de su propiedad como Venmo.

PayPal se unió a finales del año pasado a un grupo de empresas financieras y bancos que respaldan las criptomonedas. "La transición hacia formas digitales de divisas es inevitable, ya que ofrece claras ventajas en términos de inclusión financiera y acceso, eficacia, velocidad y resistencia de los sistemas de pago, al tiempo que permite que los gobiernos distribuyan fondos a los ciudadanos rápidamente", explicó por entonces el consejero delegado de PayPal, Dan Schulman, en una declaración de intenciones que ahora respalda con la compra de Curv.