Formulario de búsqueda

Tienda física y online se complementan en la experiencia del sector retail

Compartir en:

Tienda física y online se complementan en la experiencia del sector retail

  • Según un estudio de Axis Communications, para el 58% de los españoles ambos modelos benefician al usuario
  • El 34% de los consumidores prefiere las tiendas físicas, mientras que sólo un 8% se decanta por el mundo online

La convivencia de las tiendas físicas y online mejora la experiencia de los españoles al momento de realizar sus compras. Así lo han señalado, el 58% de las personas consultadas por Axis Communications, la empresa de soluciones de videovigilancia en red en su informe “La tienda del futuro en España” realizado por la consultora Ipsos.

Para los españoles los espacios físicos y las tiendas virtuales son complementarios, ya que permiten al consumidor beneficiarse de las ventajas de cada método de compra. Sin embargo, el estudio identifica que el 34% de los españoles continúan inclinándose por las tiendas físicas, frente al 8% que lo hacen por los sitios web.

Las ventajas de las tiendas físicas

El contacto efectivo y el acceso inmediato al producto son algunos de los aspectos más valorados de la tienda física

Según el estudio, el 86% de los consumidores destacan de las tiendas tradicionales la posibilidad de hacer la compra efectiva en el momento, lo que permite al comprador acceder al producto de forma inmediata.

Otro de los aspectos destacados es el contacto directo con el producto. Para el 86% de los encuestados, poder probar y tocar el producto es algo muy positivo. Estar en contacto con los dependientes y poder obtener información y consejos de forma instantánea, también hace que la experiencia de compra física sea más completa y humana. Cuatro de cada diez compradores señalan que acuden a estos establecimientos para informarse de cara a futuras compras.

Otro de los aspectos más valorados por los usuarios en las tiendas físicas es la amplitud de stock de productos, así como la facilidad para encontrar productos.

Por el contrario, las opciones de envío del producto comprado en tiendas físicas es uno de los puntos de mejora. A su vez, las herramientas digitales disponibles en ellas no son muy satisfactorias. Entre las peores se encuentran las cajas registradoras automáticas (2,3/5), las pantallas para dar ambiente (2,4/5) y los armarios para recogida de artículos (2,4/5).

La tienda del futuro

Para Axis, la tecnología jugará un papel fundamental en el tipo de tienda que los consumidores demandarán en los próximos años. El estudio indica que el 47% de los españoles esperan que se impulse la conectividad de las tiendas.

Acceder a mayor comodidad en el proceso de compra, a través de cajas registradoras móviles para picos de venta, como robots o trabajadores equipados con tablets desplazándose por la tienda (23%), probadores virtuales con escáner morfológico (17%) y probadores digitales equipados con tablets y espejos interactivos (11%), juega un papel fundamental.

La conectividad de las tiendas es uno de los factores principales en el diseño de las tiendas del futuro

La decoración y la iluminación de la tienda también es clave para la comodidad de los consumidores, con el 83% de los encuestados que los señalan como factores importantes, así como la música, señalada por el 72% de los españoles. Asimismo, casi 6 de cada 10 encuestados señala que un cliente habitual debe recibir un trato particular, y que un mayor compromiso con políticas de consumo y desarrollo ecológico son también factores a tener en cuenta.

Alberto Alonso, Responsable de Desarrollo de Negocio de Retail para el territorio de Iberia en Axis Communications, ha señalado que la tienda del futuro debe impulsar la experiencia del consumidor. “El comprador demandará que el proceso de compra de un producto en un espacio físico no sea un mero intercambio, sino que cuente con todos los complementos necesarios para que se convierta en toda una experiencia”, ha expresado.

Para eso, ha destacado la necesidad de contar con espacios personalizados, agradables, digitalizados y respetuosos con el medio ambiente. “La tienda del futuro debe ser humana, ecológica y cómoda para el usuario”, ha concluido Alonso.