Formulario de búsqueda

Los cuatro escenarios proyectados de Exploratorium 2021 para la reconstrucción

  • La herramienta concibe el momento como fruto de la tensión entre pasado, presente y futuro
  • Los cuatro escenarios han sido diseñados en función del ritmo de vacunación y la eficiencia de la vacuna

Ante variables inciertas, proyectar e imaginar cómo sería la realidad en unas circunstancias u otras puede ayudar a las empresas a definir oportunidades y anticiparse a los posibles desafíos; logrando navegar la incertidumbre con menor riesgo. Esa es la idea que vertebra Exploratorium 2021, la herramienta de información e inspiración creada por Prodigioso Volcán y Picnic para comprender el presente y afrontar el futuro.

2021 será un año de reconstrucción, pero también de reinvención

Ambas compañías son conscientes de que 2021 será un año de reconstrucción, pero también de reinvención y, por tanto, será necesario encontrar el equilibrio entre lo inmediato y lo próximo. Navegar estas aguas únicamente con las tendencias como guía podría implicar errores y puntos ciegos, por lo que resulta necesario tener en cuenta otras fuerzas y corrientes más profundas. Así, Exploratorium 2021 invita a las compañías a analizar el momento actual no solo como el resultado de las tendencias, sino como el encuentro entre pasado, presente y futuro.

Esas fuerzas han sido identificadas y reunidas por Prodigioso Volcán y Picnic en un triángulo, donde se encuentran, se contrarrestan y mantienen en constante tensión entre sí. En la medida que una -o dos o tres- cambia, también lo hará la situación en la que se mueve la compañía. El triángulo no es estático, sino flexible. Según la potencia de un vértice -y la relevancia que tenga para cada negocio- obtendremos un análisis u otro.

  • El peso del pasado: las ideas preconcebidas, las creencias, la cultura y la forma que cada persona o empresa tiene de entender el mundo.
  • El empuje del presente: las tendencias y movimientos que activan el momento actual
  • El tirón del futuro: lo intencional y lo productivo, aquello hacia lo que se proyectan particulares y compañías y el plan para llegar hasta allí.

El triángulo se convierte así en un prisma particular de las fuerzas en tensión que definen este año, una forma de ordenar e interpretar las diferentes dinámicas que, junto a las tendencias, se pueden encontrar a la hora de diseñar una estrategia a futuro. Exploratorium 2021 combina ese triángulo de fuerzas con la proyección de escenarios para aventurar realidades posibles y tratar de anticipar soluciones, iniciativas o respuestas al contexto actual.

Exploratorium 2021 - Triángulo de fuerzas

Porque, como bien nos ha explicado Isabel de Salas, Strategy Director de Picnic, el futuro no es lineal, sino que existen múltiples posibilidades. Se tiende a pensar que el futuro avanza recto, como una carretera que llega a un destino y que si leemos bien las señales podremos predecir a donde llegaremos, pero la realidad no funciona así. “La clave para las empresas es entender el concepto de futuro plural, que obliga a tener una mirada abierta y no dar nada por sentado. No se trata de acertar con una predicción, sino de anticipar situaciones que se podrían dar, de tener un rol productivo y no estar a merced del oleaje”.

En este sentido, Exploratorium 2021 propone cuatro posibles escenarios con los que las empresas podrán “jugar” en función de sus circunstancias y propósitos. Dichos escenarios se han diseñado tomando como referencia, por un lado, el ritmo de vacunación, y por otro, la eficacia de las vacunas. En cada uno de ellos, las diferentes fuerzas del triángulo (pasado, presente y futuro) interactúan de diferente manera y cobran un peso específico. Ser conscientes de esto es fundamental para que las compañías puedan reaccionar con agilidad, competitividad y liderazgo ante realidades que hoy son inciertas.


A continuación, desgranamos las características y aspectos más relevantes que implica cada uno de los escenarios ideados por Prodigioso Volcán y Picnic.

Escenario 1: Frustración explosiva

Queda definido por fuertes lastres del pasado, un empuje moderado del presente e impacto medio-bajo del tirón del futuro. Una vacunación rápida, pero con una eficacia de las vacunas menor de la esperada provoca pérdida de esperanza, frustración y rabia. En este escenario, el enfado social tras el fracaso de las vacunas se traduce en disturbios sociales y tensión política, aumentando la polarización y los populismos.

  • Oportunidades: se abre camino para nuevas apps y compañías centradas en el activismo colectivo, mientras que las marcas apuestan por brindar paz emocional a través de productos o servicios relacionados con la seguridad en distintas dimensiones. En consecuencia, el consumo de todo aquello orientado a la búsqueda del bienestar se dispara.
  • Desafíos: en la otra cara de la moneda, el principal reto es la posibilidad de un nuevo marco regulatorio que restrinja la posibilidad de comercializar productos o servicios que prometan beneficios mentales/emocionales sin contar con la debida aprobación oficial. Además, la dispersión de la población da lugar a audiencias cada vez más fragmentadas.

Escenario 2: Alegría desbocada

Se produce un fuerte tirón del futuro, y mayor peso del empuje del presente. Una vacunación rápida y la eficacia de las vacunas da lugar a un optimismo contagioso que conlleva la reactivación del ocio y el turismo, la reactivación de la economía y la recuperación del empleo. Pese a todo, continúan grupos escépticos de la seguridad a largo plazo de la vacuna y que se resisten a su inoculación.

  • Oportunidades: todo parece orientado a disfrutar y celebrar la vida, tanto física como digitalmente. Crece el interés por los productos de gran consumo, las experiencias de ocio, la manera de entender la belleza, e incluso la forma de relacionarnos.
  • Desafíos: se dispara la infidelidad de los consumidores ante el deseo de descubrir cosas nuevas. Las empresas se verán obligadas a reinventarse constantemente para mantener la atención de su público, mientras que las modas, cada vez menos duraderas, determinan el ritmo del consumo.

Escenario 3: Optimismo prudente

En esta realidad, existe un tirón del futuro moderado y un gran peso del empuje del presente, aunque el pasado también juega un rol importante. Una vacunación lenta, pero con vacunas eficaces convierten a 2021 en un año de restricciones, pero con reactivación de buena parte de la actividad, incluidas experiencias “solo” para población vacunada. Aparecen nuevos privilegios, desigualdades y tensiones entre grupos por la posibilidad de acceso a las vacunas, en un contexto en el que las organizaciones priorizarían la contratación de empleados “seguros”.

  • Oportunidades: algunos de los aprendizajes de la pandemia se transforman en nuevos hábitos, el ocio y el entretenimiento se reinventa para unos pocos y la socialización deja de entender de fronteras entre lo físico y lo virtual.
  • Desafíos: las diferencias en el nivel de inmunidad de los usuarios pone en apuros a las industrias dependientes de lo presencial y ganarse la confianza de clientes y usuarios implica demostrar un comportamiento ético intachable y enorme calidez humana.

Escenario 4: Eterna desesperanza

En este escenario se observa un rotundo peso del pasado, frente a un tirón del futuro medio-bajo con un impacto moderado del empuje del presente. Una vacunación lenta con vacunas ineficaces provoca el aumento de los contagios y el regreso de las restricciones, lo que plantea una economía intermitente, mayor fatiga pandémica y el aumento de la espiritualidad como canal de búsqueda de respuestas.
En el terreno laboral, se crean tres categorías de trabajadores: los que se pueden permitir teletrabajar, aunque en condiciones cada vez peores; los esenciales que mantienen mejores condiciones arriesgándose al contagio; y los nuevos excluidos del mercado de trabajo y cuyo regreso es cada vez más difícil.

  • Oportunidades: se multiplican las aplicaciones, productos, servicios y sistemas de todo tipo que aseguran proteger a las personas del contagio. Todas las categorías se reintentan hacia la vida en el hogar, pensando en la durabilidad y largos periodos en casa.
  • Desafíos: sectores como el turismo o la hostelería continuarían en apuros ante la falta de presencialidad y crecerían las voces críticas en torno a la hiperconexión tecnológica.

A juzgar por lo que reclaman los ciudadanos, será raro que en un futuro próximo las compañías resulten huidizas o indiferentes ante el beneficio colectivo. Por ello, desde Prodigioso Volcán y Picnic proponen imaginar los distintos escenarios desde el propósito. Las marcas saben que tienen más oportunidades de ganarse la preferencia y confianza del consumidor, el talento y las inversiones si poseen un propósito. Tal y como explica Isabel de Salas, este “ayuda a fijar rumbo a largo plazo y permite mirar por encima de incertidumbres. Si las empresas quieren sobrevivir deben ser capaces de aportar valor, relevancia y ser útiles”.

Más info.: Exploratorium 2021