Formulario de búsqueda

La mitad de los internautas españoles aprovechan mejor las posibilidades que ofrece Internet a raíz de la pandemia

  • Los datos se extraen de la 23ª edición de la Encuesta "Navegantes en la Red" de AIMC
  • El 47,7% de los internautas españoles han participado en videollamadas en el mes anterior a la encuesta

La Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) ha presentado los resultados de la 23ª edición de la Encuesta AIMC a Usuarios de Internet: "Navegantes en la Red". En esta edición, el estudio anual pone de manifiesto cómo la pandemia del Covid-19 ha acelerado con fuerza muchos cambios en nuestro comportamiento digital.

Entre las conclusiones a las que ha llegado el estudio destaca que más de un tercio de la población (36,7%) utilizan más programas o aplicaciones que antes del confinamiento y la nueva normalidad. Asimismo, el estudio también revela el aumento de las videollamadas, el asentamiento de las compras online y el crecimiento de las suscripciones digitales.

El coronavirus y nuestra relación con Internet

Una de las consecuencias de la pandemia ha sido la casi obligación de los internautas españoles de reforzar sus conocimiento digitales, ya sea por cuestiones de trabajo, por seguir manteniendo relaciones personales o, como muchos estudiantes, para no perderse las clases y actividades online.

Se realizan más videollamadas por motivos personales que laborales

A la vista de este hecho, casi la mitad de la población (48%) creen que ahora aprovechan más las posibilidades que les ofrece Internet, y un 36,7% afirman que utilizan más programas o aplicaciones que antes de la pandemia.

Como ahora pasamos mucho más tiempo en casa, otra de los efectos de la crisis sanitaria ha sido trasladar actividades presenciales al territorio digital. Por ejemplo, un 25,3% de los encuestados afirman haber utilizado la firma electrónica durante la semana anterior de la encuesta (un 15,3% en 2019). Aunque sí hay algo que se ha convertido en rutina dentro de la nueva normalidad ha sido nuestra forma de relacionarnos.

Casi la mitad de los internautas españoles (47,7%) han participado en videollamadas en el mes anterior a la encuesta- el doble respecto al año anterior. Entre los principales motivos para efectuar videollamadas se encuentran los personales (74,8%), seguidos de los laborales (60,2%) y los académicos (27.5%). En cuanto a las aplicaciones más empleadas destacan WhatsApp en primera posición (67,6%), seguida de Zoom (42,5%), Microsoft Teams (30,7%), Skype (29,7%), Google Meet (25,3%) y Facetime (14%).

 

La encuesta de AIMC también pone de manifiesto la modalidad del home office o teletrabajo. A raíz de la suspensión de las actividades laborales (no esenciales) de manera presencial, la población española experimentó lo que era trabajar desde casa. Aunque algunos ya han vuelto a sus oficinas, un 82,8% de los entrevistados afirman que, si pudieran elegir, escogerían trabajar desde casa la mitad del tiempo. Por otro lado, un 23,5% de los españoles preferirían teletrabajar todo o casi todo el tiempo; y solamente el 4,5% se decantarían por un trabajo completamente (o casi) presencial.

 

Dentro de las tendencias que ha traído la pandemia, el estudio señala que un 41,5% de los internautas tienen instalada algún tipo de aplicación relacionada con el coronavirus. Aunque sí hay una que destaca es Radar COVID, la app oficinal de rastreo de contactos del Gobierno, instalada en los móviles del 36,6% de los españoles.

El auge de las compras online

La nueva normalidad ha asentado las compras online de manera generalizada. Prueba de ello es el cambio de que se está produciendo en la experiencia de usuario de muchas marcas, con una clara orientación hacia el medio digital.

La última edición de Navegantes señala que uno de cada cuatro encuestados (24,8%) han realizado alguna compra online en el día anterior a la entrevista; dos de cada tres (65,7%) en la última semana; un 89,7% en el último mes y un 96,3% en el último año.

 

Asimismo, casi un 40% de los españoles encuestados afirman realizar la mayoría de sus compras a través de Internet. La ropa y complementos (57,1%) y la electrónica o aparatos electrónicos (56,3%) figuran entre los artículos más comprados en el último año. También merece una especial atención la alimentación/droguería que ha experimentado un fuerte ascenso de 12,8 puntos en el último año.

Las compras online en alimentación han crecido 12,8 puntos respecto al año pasado

Este cambio en el comportamiento del consumidor no solo se ha dado por las restricciones de la pandemia, también por un crecimiento en la confianza de los usuarios a la hora de comprar online.
El estudio de AIMC también revela las formas de pago preferidas, donde prevalece la tarjeta de crédito (82,8%) frente al dinero en efectivo, así como las plataformas tipo Paypal (48%), Bizum o equivalentes (20,5%).

Otra de las tendencias al alza que refleja el estudio es el uso de códigos QR, una tecnología que parecía “muerta” hace unos años, pero que ahora está siendo utilizada por al menos un 42% de los encuestados- dato de la semana anterior a la encuesta.

Suscripción digital en información y entretenimiento

La crisis sanitaria y el confinamiento también han provocado que hayamos cambiado la forma de consumir información y entretenimiento. En prensa, ya más de la mitad de encuestados (59,3%) afirman leer únicamente la versión electrónica, mientras que solo un 4,1% leen exclusivamente la versión en papel. No obstante, siguen siendo muchos los que leen ambas versiones (23,1%) y muy pocos (13,2%) los que no leen ninguna.

Las suscripciones a periódicos o revistas también muestran un crecimiento al 17% en 2020, fundamentalmente debido al incremento de la suscripción a la versión electrónica, que asciende del 10,4% en 2019 al 13,2% en 2020. Asimismo, la escucha de radio a través de internet también ha experimentado un continuo crecimiento en los últimos años. Un 30,6% de los encuestados escuchan las ondas de manera virtual a diario.

 

En lo que se refiere a nuestra forma de ver la televisión, igualmente se aprecian cambios y son el 44,2% los navegantes los que ven la televisión a través de internet a diario (frente al 36,3% de 2019 y al 28,7% en 2017). Por su parte, el aumento del consumo por portales de contenidos (Netflix, Amazon Prime Video o DAZN) ha sido extraordinario en 2020: si en 2016 solo un 9,5% había contratado un servicio de este tipo, en la última edición se ha incrementado la cifra hasta el 75,1%.

Un 75,1% de los encuestados se han suscrito a una plataforma de contenidos

También se ha incrementado, aunque en menor medida, los encuestados suscritos a una plataforma de televisión de pago tradicional (del tipo Movistar+, Vodafone TV, Orange TV) que asciende al 47,3% en 2020, así como los servicios de pago de cadenas de televisión (Atresplayer Premium o Mitele Plus) que pasan del 2,2% en 2019 al 6,1%.

De la misma forma, el consumo de servicios de música a la carta también se ha potenciado en el último año. El 60,8% de los entrevistados los utilizan y un 33,6% los usan frecuentemente, mientras que el favorito es Spotify, seguido de Amazon Music  Youtube Music y Apple Music.

Por otro lado, Facebook mantiene su hegemonía y ha sido utilizada por el 74,3% de los usuarios de redes sociales en el último mes, aunque este 2020 ha bajado 12 puntos respecto a la cifra obtenida en 2020. Le sigue Instagram (62,1%), Twitter (49,2%), LinkedIn (30,3%), Pinterest (15,3%) y TikTok, que irrumpe en esta clasificación con un 13,3%.

Cambios en el uso de las tecnologías

Durante esta edición, el teléfono móvil se ha mantenido como el dispositivo de acceso a internet más importante con el 93,1% de los encuestados. Le siguen el ordenador portátil (con un 71,4%) y el ordenador de sobremesa. A continuación, se sitúan la tablet y la televisión.

También el uso para navegar por internet con el móvil es muy intensivo: un 36% de los que utilizan el móvil para acceder a internet declaran hacerlo casi constantemente, y solo un 13% de los que se conectan a través de este dispositivo lo hace con una frecuencia inferior a “varias veces al día”.

 

Uno de los mayores cambios en los consumos de los encuestados ha sido el altavoz inteligente, que en esta edición casi ha doblado su uso al aumentar en 5 puntos desde 2019. Además, también se ha destacado un aumento por parte de aquellos que los usan varias veces a la semana o con una frecuencia mayor y se ha afirmado que el favorito  sigue siendo el Asistente de Google (47,7%), seguido por Alexa (42,0%) y Siri,(33,8%).

El 97% de los encuestados utilizan el móvil para acceder a Internet

Por su parte, casi la mitad de los internautas afirman estar “casi constantemente conectados”. Sumando estos a los que acceden al menos varias veces al día, la cifra alcanza casi el total de los entrevistados (92,3%).  Además, respecto al año anterior, se ha producido un aumento del tiempo diario que pasamos conectados a internet, concretamente de 235 a 252 minutos.

Asimismo, el estudio de AIMC añade que actualmente existen altas expectativas respecto a la tecnología 5G, porque aunque más de un tercio de los entrevistados (37,8%) no tienen una opinión clara al respecto, la mitad (49,5%) creen que el 5G va a revolucionar el mundo de la tecnología y solo un 12,4% tiene bajas expectativas. Además, cabe mencionar que el hecho de estar permanentemente conectados se está extendiendo, pues el 43,5% de los que tienen internet en el móvil tienen contratada una tarifa sin límites.

La publicidad, entre los principales problemas de Internet

A pesar de que algo más de la mitad de los internautas (53,5%) creen que la publicidad es necesaria para que internet se desarrolle, más del 62% de los encuestados afirman que “demasiada publicidad” es el mayor problema de Internet. En segundo lugar, le siguen la seguridad (43,8%),  la velocidad (38,5%) y la inquietud por la privacidad (34,9%).

 

La nueva edicón de “Navegantes en la Red” también muestra que los consumidores cada vez tenemos una mayor percepción de estar vigilados mientras nos conectamos a internet. 

Y es que respecto a los datos de 2019, los que se sienten “muy” o “bastante vigilados” han aumentado del 58,7% al 66,6% en 2020. Según el informe, es posible que a esto haya contribuido, en parte, el aumento de la sensación acerca de que el móvil escucha las conversaciones, porque más de la mitad de los internautas (54,7%, +4 puntos en un año) así lo piensan.

Más info.: 23ª Edición Navegantes en la Red