Formulario de búsqueda

La editorial Rubio abre las puertas de su primera tienda insignia

Compartir en:

La editorial Rubio abre las puertas de su primera tienda insignia

  • La agencia y consultora de interiorismo Masquespacio ha sido la encargada del proyecto
  • La tienda permite a los visitantes disfrutar de espacios lúdicos e interactivos

Con más de 60 años de historia, Rubio, la editorial creadora del afamado método que lleva su nombre y de los cuadernos didácticos de caligrafía y operaciones matemáticas, abre las puertas de su primera tienda ubicada en el centro Valencia, ciudad donde tiene sede la firma.

Rubio ha inaugurado su primera tienda en el centro de Valencia, ciudad originaria de la firma

La agencia y consultora de diseño de interiores Masquespacio ha sido la encarga de trasladar la personalidad lúdica y creativa de la marca a la impronta de la tienda, de una manera innovadora.

“Cuando nos contactaron nos trasladaron que querían que su tienda fusionara el pasado y el futuro de la editorial. Y así lo hemos hecho, porque hemos creado un enclave envolvente, diseñado como un cuaderno. De hecho, incluso hemos revestido toda la tienda con un material que asemeja una hoja en blanco de los cuadernos Rubio”, explica Ana Milena Hernández, directora creativa de Masquespacio.

En un espacio de más de 200 m2, cada colección de la editorial protagoniza su propio rincón, destinado a lograr la interacción con el público. De esta manera, en la zona de Matemáticas se ha hecho una estantería giratoria con una parte trasera tratada como una pizarra para hacer ejercicios, mientras que en otro sector cercano existe un rincón de metacrilato en el que se puede aprender a mejorar la caligrafía.

A su vez, la tienda dispone distintos espacios para que niños y adultos realicen actividades, tanto analógicas como digitales, entre las que se encuentran una mirilla curiosa, una máquina del tiempo con gafas de realidad aumentada, una ruleta con la historia de la editorial, una caja altavoz que te cuenta cuentos, un túnel del color o una sala de lucigrafía.

“Hemos querido que nuestro público, el público de nuestros cuadernos y libros, ya sean niños o mayores que hayan crecido con Rubio, puedan disfrutar con nosotros. Hemos querido trasladar que somos una editorial dinámica, abierta al futuro, pero poniendo en valor nuestro pasado”, explica Enrique Rubio, director general de la editorial, quien añade: “en definitiva, nuestra tienda cuenta nuestra historia, la vivida y la que está por vivir. Es como saltar del pasado al futuro.”