ReasonWhy Actualidad e Investigación sobre Marketing y Economía Digital


Dropbox blinda la seguridad de los archivos compartidos con la compra de DocSend

  • DocSend suministra enlaces seguros para que las empresas compartan documentos sensibles
  • Dropbox quiere dominar el mercado del almacenamiento y difusión de archivos de extremo a extremo
Dropbox-compra-docsend

Dropbox quiere dominar el mercado de almacenamiento y difusión de archivos de extremo a extremo y quiere hacerlo a través de la seguridad. Un conjunto de servicios cuyo valor y uso se han multiplicado durante la pandemia debido al teletrabajo. En este contexto, la compañía de alojamiento en la nube ha comprado DocSend, un servicio con el que las empresas comparten documentos sensibles a través de enlaces seguros.

La operación estaría valorada en 165 millones de dólares

“Hemos adquirido DocSend para conseguir un conjunto más amplio de herramientas pensadas enfocadas al teletrabajo. DocSend ayuda a los clientes a administrar y compartir de forma segura los documentos más importantes de sus empresas”, ha dicho a TechCrunch Drew Houston, CEO y fundador de Dropbox, que habría invertido 165 millones de dólares en esta operación, pendiente del "ok" de reguladores anticompetencia.

Se espera que la compra de este nuevo servicio genere una sinergia con otros sistemas de Dropbox como HelloSign, una plataforma que permite a los usuarios registrar firmas electrónicas para varios documentos. Combinadas estas aplicaciones, la tecnológica tendrá un sistema completo de extremo a extremo para el almacenamiento, gestión y distribución de archivos seguros. “Nuestros clientes podrán gestionar y controlar todos sus archivos clave a través del flujo que ofreceremos combinando Dropbox, DocSend y HelloSign”, ha añadido Houston.

DocSend tiene la seguridad como uno de los principales argumentos, que a su vez se ha convertido en una de las preocupaciones de Dropbox. Según el Índice de Inteligencia de Amenazas X-Force 2021, las herramientas de trabajo colaborativo fueron las más afectadas por los ciberataques. Además de Dropbox, en la lista de objetivos preferentes estuvieron los sistemas de archivos compartidos de Google y Microsoft. Empresas del sector sanitario, manufacturero y energético sufrieron hasta el doble de ataques en 2020. Industrias que no podían frenar su actividad y a las que compañías como Dropbox intentan servir ahora un entorno de trabajo digital seguro.

Según informa TechCrunch, el CEO de Dropbox y Russ Heddleston, máximo responsable de DocSend, se conocen desde hace años y tienen buena relación. Heddleston inició su formación en Dropbox en 2010 y pidió consejo a la tecnológica antes del lanzamiento en 2013 de DocSend. Esta operación culmina un proceso en el que también se han producido alianzas estratégicas entre ambas compañías.

DocSend, una solución para todos los departamentos

“Nos hemos especializado en los envíos externos de documentos, que han evolucionado y ya están presentes en todos los flujos de trabajo. Es realmente interesante ver cómo enfocándonos solo en eso, hemos podido crear un producto diferente que le encanta a los usuarios”, ha dicho Heddleston, CEO de DocSend, una solución utilizada por todos los departamentos de las empresas: desde creativos a servicio al cliente, pasando por responsables de ventas.

Uno de los valores añadidos que aporta DocSend es el control y seguimiento de los enlaces que se envían, para que no queden en el limbo sin respuesta. El carácter sensible de los documentos que se intercambian obliga a esta reciprocidad por parte del destinatario.

Noticias Relacionadas

PayPal compra Curv, una start-up especializada en la seguridad de criptomonedas

Microsoft firma un acuerdo para potenciar la digitalización de las aulas madrileñas

Ahora, los 50 empleados de DocSend pasarán a formar parte del equipo de Dropbox. Lo mismo sucederá con los 17.000 clientes que utilizan la aplicación para compartir archivos seguros por medio de enlaces. Aunque la operación ha sido anunciada por las dos partes, todavía falta que las autoridades anticompetencia de Estados Unidos den luz verde a la misma. Según fuentes de la negociación, esto debería ocurrir en un corto espacio de tiempo.