Baby Dove Filipinas crea un espacio virtual para brindar experiencias sociales a las madres

  • La marca ha creado un espacio en su universo digital enfocado a madres, especialmente aquellas primerizas
  • Las usuarias podrán obtener recompensas y descuentos reales al jugar, participar y realizar acciones en el espacio
Baby Dove Filipinas

Cada vez más marcas, independientemente de su sector o categoría, se aventuran a experimentar con los universos digitales para ofrecer nuevas experiencias a los consumidores. Incluso aquellas con profundas raíces analógicas. Un ejemplo de ello es la nueva iniciativa de Dove Filipinas, que ha puesto en marcha una comunidad para madres con el objetivo de ayudarlas en el cuidado y crianza de sus hijos. 

“Real Moms Village” se podrá en marcha el 23 de mayo en U-Coinville, el universo digital de Unilever Filipinas

Las madres de recién nacidos no suelen disponer de mucho tiempo, pues tienen que compaginar sus funciones profesionales, con su vida personal y con tareas como la alimentación o la higiene de los bebés. Por ello, Unilever Filipinas ha creado un espacio donde las madres puedan “descansar, socializar y ser productivas, todo al mismo tiempo”, según recoge Campaign Asia. Así, “Real Moms Village” de Baby Dove Filipinas se lanza hoy 23 de mayo en U-Coinville, el universo digital de Unilever en el país. 

La marca describe este espacio en el metaverso como una centro virtual donde los progenitores podrán reunirse y prosperar en la maternidad y, de esta forma, se presenta como una experiencia innovadora para madres que desean profundizar en el cuidado de los niños y en la aventura al mismo tiempo. En este sentido, “Real Moms Village”, les permitirá entrar en contacto con otras madres que comparten las mismas metas y aspiraciones de disfrutar del entretenimiento y el descanso, al tiempo que tratan de brindar lo mejor para sus hijos. 

La iniciativa se apoya en la idea de que se necesita todo un pueblo para criar a un hijo y, por ello, este universo está enfocado a ofrecer un espacio para que las madres interactúen en una comunidad que comparte las mismas experiencias y desafíos. Así, los usuarios podrán acudir al Care Café para conversar con otras madres y compartir consejos y recomendaciones sobre el cuidado y bienestar de los hijos, o acercarse al Baby Dove Real Care Center para descubrir los mejores productos para ello. 

Para incentivar las visitas a este espacio virtual y realmente conseguir que el tiempo en este metaverso sea productivo, la marca ha articulado un programa de recompensas que tienen impacto en la vida real de las madres. Como parte del U-Coinville de Unilever Filipinas, las usuarias podrán obtener recompensas y descuentos por participar en actividades, llevar a cabo acciones e intercambiar la moneda virtual del espacio (U-Coin) en su exploración del terreno. 

Siempre ha sido nuestra misión vivir nuestro propósito y ofrecer oportunidades para conexiones más significativas a través de nuestros productos", ha comentado Ariadne Umali, Business Performance Executive en Baby Dove Filipinas. "Hemos visto una oportunidad real de brindar experiencia funcional y conexiones emocionales a la vez”. El objetivo de la marca es ir más allá de ayudar al cuidado de la piel de los bebés, sino contribuir también a que las madres se desarrollen de todas las formas posibles