Formulario de búsqueda

Cuando la tecnología sofistica lo más básico

Compartir en:

Cuando la tecnología sofistica lo más básico

  • La tecnología vino para hacernos la vida más fácil y, sin darnos cuenta, nos ha creado dependencia
  • Un dato curioso es que el 20% de las apps que poseen los consumidores son de salud

_alt_Comentaba Iñigo de Luis en el artículo Pensar menos, sentir menos. Pensar más, sentir más cómo la tecnología ya no es incorporada en nuestra vida, sino que es parte de ella, siendo responsable en muchas ocasiones de lo que sentimos o necesitamos.

La tecnología vino para satisfacer nuestras necesidades, para hacernos la vida más fácil, más rápida, pero sin darnos cuenta nos ha creado una dependencia de la que no estoy segura de que podamos (ni queramos) salir.

La tecnología es muchas veces responsable de lo que sentimos y necesitamos

Si pensamos en las necesidades más básicas del individuo como comer, dormir, en definitiva, gozar de salud para sobrevivir, hemos llegado a un punto en el que se ha sofisticado la manera de satisfacer esas necesidades.  Es decir, no sólo es importante alimentarme para vivir, sino que la comida esté buena, les guste a mis comensales, sea saludable y quede bien en las fotos de Instagram. Así que para ello no sólo necesitaremos infinidad de aparatos y utensilios en la cocina, un vídeo tutorial de la receta, que la experiencia de compra de los alimentos sea buena, chequear en la app Yuka si los ingredientes que voy a usar son suficientemente saludables y usar alguna aplicación especial para fotografiar comida.

 _alt_Es muy probable que este comportamiento no aplique a todo el mundo, pero si seguimos observando el resto de las necesidades biológicas nos encontramos con una gran tendencia este año y es todo lo que tiene que ver con la salud,  el paciente digital y Health Tech. Los médicos se encuentran en sus consultas con pacientes empoderados, pacientes que se auto diagnostican con la información que encuentran en Internet y pacientes automedicados. La reciente compra de Amazon a la farmacéutica online Pill&Packs tiene al sector más alertado todavía.

El 20% de las apps que poseen los consumidores son de salud: apps de meditación, apps para correr, médicos online, ciclos menstruales, hábitos saludables, control de diabetes, etc. Y no solo apps, es muy común que en los hogares haya presencia de medidores de tensión, test de azúcar y relojes inteligentes entre otros. Pero el futuro es muy prometedor en el sentido de la prevención, diagnóstico y seguimiento de los pacientes, con una evolución que llega hasta espejos con reconocimiento facial para saber el estado de salud general de la persona, analítica de sangre a través del móvil o estudios genéticos en profundidad.

 _alt_

Esto está suponiendo una gran revolución en la vida de las personas y en el ámbito de la medicina y la sanidad. Se habla de reducción del gasto sanitario, de accesibilidad de zonas rurales a servicios con los que antes no contaban y de un nuevo negocio de desarrollo para infinitas startups.

¿Cómo afectará este nuevo contexto a la sanidad, al papel de los médicos o nutricionistas? ¿Estamos corriendo algún riesgo confiando a la gestión digital una cuestión tan importante como la salud?

El próximo 26 de noviembre en la  VI Edición de Arena Tech&Trends hablaremos de estas y otras cosas, nos preguntaremos si la tecnología nos facilita la vida o por el contrario nos hace dependientes y esclavos de la misma, sobre si nos crea nuevas necesidades o sobre el poder que, como consumidores, nos proporciona en ámbitos tan respetados como el de la salud.