Formulario de búsqueda

Amazon deja de vender artículos de plástico de un solo uso

  • La nueva política de Amazon entra en vigor para la Unión Europea, Reino Unido y Turquía
  • Tampoco estarán disponibles recipientes de alimentos fabricados con poliestireno expandido

Desde este lunes, 21 de diciembre, Amazon deja de vender en sus tiendas online de la Unión Europea, Reino Unido y Turquía, artículos de plástico de un solo uso, como bastoncillos de algodón, pajitas, platos, cubiertos o vasos.

Amazon permitirá la venta de productos sanitarios de plástico desechable

De esta manera, el gigante del comercio electrónico se adelanta a la fecha marcada por la directiva europea (2019/904) que fijaba en julio 2021 el día para que los Estados miembros adoptasen políticas que limiten la venta de productos de este material.

La nueva política de Amazon prohibirá la venta de determinados productos de plástico desechables y aquellos fabricados a partir de plástico oxodegradable, exceptuando los productos sanitarios o médicos.

Adiós a los tuppers de poliestireno expandido

La nueva política de Amazon tampoco permite la venta de recipientes de alimentos fabricados con poliestireno expandido- tuppers-, además de recipientes para bebidas, incluidos tapones y tapas de este material.

Los vendedores tienen hasta el domingo para vender el inventario

El marketplace ha indicado a sus vendedores que aquellos que tuvieran almacenado algún tipo de estos productos en alguno de sus centros logísticos podrán vender el inventario hasta este domingo.

Asimismo, los vendedores también podrán solicitar a Amazon que se envíen los productos, sin ningún coste, ya que la compañía no cobrará ninguna tarifa por la retirada de inventario.

España ya tiene prevista la normativa

Desde este junio, España ya tiene aprobado el anteproyecto de Ley de residuos que planea, entre otras cuestiones, establecer un impuesto para los envases de plástico de un solo uso.

El impuesto tendrá carácter indirecto y lo deberán abonar los fabricantes o importadores con una tasa de 0,45€ por kilo de plástico. Con esta medida, el Ministerio de Transición Ecológica calcula recaudar aproximadamente 724 millones de euros al año.