Formulario de búsqueda

Christchurch Call: un acuerdo de las plataformas digitales contra el odio

Compartir en:

Christchurch Call: un acuerdo de las plataformas digitales contra el odio

  • Representantes de Twitter, Google y Facebook se han reunido para frenar la distribución del extremismo violento en redes sociales
  • Estados Unidos no ha tomado una parte activa debido a las restricciones a la libertad de expresión, pero sí ha manifestado estar de acuerdo, en un principio

Este miércoles, representantes de Twitter (Jack Dorsey), Google (Kent Walker) y Facebook (Nick Clegg) se han reunido en una cumbre en París para comprometerse a usar y desarrollar reglas, algoritmos e intervenciones directas que permitan frenar la distribución del extremismo violento en las redes sociales.

Con esta iniciativa la erradicación del discurso del odio en Internet se coloca en el centro de todas las iniciativas. Los players digitales han acordado marcar una hoja de ruta común que les permita actuar de manera colaborativa.

El Presidente de Francia y la Primera Ministra de Nueva Zelanda se han reunido con las plataformas digitales

Así lo manifestaron en un encuentro con el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la Primera Ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, además de líderes de Reino Unido, Canadá o Indonesia. La “Christchurch Call” es como se ha bautizado esta iniciativa en la que Estados Unidos no ha tomado una parte activa debido a las restricciones a la libertad de expresión, pero sí ha manifestado estar de acuerdo, en un principio.

¿Por qué Christchurch Call?

El nombre que se le ha dado a esta iniciativa viene del atentado que tuvo lugar el pasado 15 de marzo en una mezquita de Christchurch, Nueva Zelanda, en el que perdieron la vida 51 personas.

El extremista de derechas al que se le atribuye el crimen publicó algunos manifiestos racistas en Internet, por lo que Facebook y Alphabet recibieron duras críticas al no eliminar estos vídeos de sus plataformas.

Macron ha admitido que no es la primera vez que los gobiernos piden acción por parte de los gigantes de Internet, o que estos prometen medidas para contener la violencia online. Pero ha asegurado que esta vez se han comprometido líderes de todos los continentes para trabajar de la mano con las empresas digitales.

¿Qué supone esta iniciativa?

Empresas y gobiernos se han comprometido a respaldar la “Christchurch Call” que incluye medidas como:

  • Reporte de incidencias con transparencia
  • Investigación de soluciones técnicas para prevenir la publicación y difusión de discursos de odio
  • Uso de algoritmos para alejar a los usuarios del contenido terrorista, extremista y violento
  • Promover alternativas de contenido creíbles y positivas

En definitiva, el objetivo está en trabajar las calificadas por Macron como “zonas grises” en torno al discurso del odio en Internet.